Gabriel Allon

Para entender al mundo, hay que leer novelas de espías. Y para entender el siglo XXI no hay como la ficción de Daniel Silva (E.U., 1960). A través de su espía Gabriel Allon, Daniel Silva ha recreado en sus hasta hoy 19 novelas, algunos de los escenarios políticos internacionales del siglo XXI.

Las novelas de Daniel Silva  narran historias de espías, de los servicios secretos y de inteligencia, de “The Office”, que en la ficción de Silva es el servicio de inteligencia israelí (el Mossad).  Las tramas se inspiran en acontecimientos reales de los muy complicados escenarios políticos del siglo XXI.  Los personajes principales son los espías, los dirigentes de esas agencias y las fuerzas que amenazan la estabilidad y la paz desde la perspectiva israelí.  Los escenarios son todo el mundo. El personaje principal es Gabriel Allon, espía y asesino. Y el más prestigioso restaurador de arte, “…he was struck by the similarities between the craft of restoration and the craft of killing. The methodology was precisely the same: study the target, become like him, do the job, slip away without a trace”[1].

Gabriel Allon es un “sabra”, un judío ya nacido en Israel, hijo de judíos alemanes sobrevivientes del holocausto, con una inteligencia superior y una personalidad muy disciplinada. Empezó su carrera como espía en “The Office”  desde que en el año de 1972 fue reclutado por Ari Shamron para participar en la operación “Wrath of God”, el acto de venganza para eliminar a los palestinos de “Septiembre negro”, responsables de la masacre de los atletas israelíes durante las Olimpiadas en Munich.

Gabriel Allon y “The Office”, se enfrentan a cualquiera de las fuerzas desestabilizadoras de estas dos décadas, ya sean políticas, económicas, mafiosas, drogas, radicalismos como el Islam y/o el terrorismo.  Y de venganza. Según las circunstancias  “The Office”, trabaja, con cierto antagonismo o compitiendo abiertamente, con otros servicios secretos y de inteligencia: el FBI y la CIA de Estados Unidos; las inglesas MI5 y MI6; la DGSE, la Dirección para la seguridad interna de Francia; el VEVAK, el servicio de inteligencia iraní; los diferentes Mukhabarat, la palabra árabe que se utiliza para designar a los servicios secretos en los países árabes; y con el cada vez más conspicuo SVR, el Servicio de Inteligencia Extranjero Ruso.

Daniel Silva suele referirse a esos servicios secretos según su ubicación: Boulevard King Saul en Tel Aviv, “The Office”; Thames House, el MI5;  Vauxhall Cross, el Secret Service Intelligence Service o MI6; Langley, Virginia, la CIA; FSB en la Plaza Lubyanka y SVR en Yasenevo.

Es relevante destacar que este autor consigna sus siempre abundantes e importantes fuentes, así como las asesorías de diferentes especialistas, que lo apoyaron a fundamentar cada una de sus historias. Los libros aquí reseñados son:

1.The Kill Artist. 2000

2.The English Assassin. 2002.

15. The English Spy 2015

16. The Black Widow. 2016

17. The House of Spies 2017

18. The Other Woman. 2018.

19. The New Girl. 2019

[1] The Kill Artist. 2000

Daniel Silva. Estados Unidos 1960.

 

The Kill Artist. 2000

“Do you know the motto of the Israeli secret service?” “I’m afraid I don’t.” “By way of deception, thou shalt do war.”

En una reunión en la Casa Blanca, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina Yasir Arafat le preguntó al presidente de Estados Unidos: “¿Conoces el lema del servicio secreto israelí?” “Me temo que no.” “A modo de engaño, harás la guerra”.

En el primer libro de la serie, The Kill Artist (2000), Gabriel Allon se enfrenta al terrorista palestino Tariq al-Hourani obsesionado en vengar a su hermano Mahmoud.  Tariq había sido miembro de la Organización para la Liberación de Palestina, OLP[2], en Líbano, fue escolta personal de Yasir Arafat y trabajó en Jihaz el-Razd, el servicio de inteligencia y seguridad de la OLP.

1991. Viena. Tariq al-Hourani colocó una bomba en el carro de Gabriel quien vio cómo su pequeño hijo murió instantáneamente y su esposa Leah sufrió terribles quemaduras. El hermano mayor de Tariq, Mahmoud, era uno de los integrantes de “Black September” que participó en la tragedia de Munich. Posteriormente Ari Shamron localizó a Mahmoud en la ciudad alemana de Colonia y envió a Gabriel a matarlo. “I shot him in both eyes. Seventeen years later Tariq took his revenge by blowing up my wife and son right before my eyes.”

1992. Port Navas, Cornwall, costa sur de Inglaterra. Gabriel había dejado “The Office” y está restaurando un cuadro del de Francesco Vecellio[3] por encargo de Julian Isherwood.

Ari Shamron, el legendario maestro de espías y director de “The Office”, lo visita para decirle que había que liquidar a Tariq al-Hourani. Desde las oficinas en King Saul Boulevard en Tel Aviv se organiza la operación. Participa Uzi Navot, jefe de la estación en París y una hermosa modelo de nombre Jacqueline Delacroix que había participado como “Bat leveyha”, el término que se usa para las agentes femeninas.  Desde la galería de arte de Julian Isherwood en St. James, Londres se organiza parte de la operación cuyas acciones se suceden en Viena, Inglaterra, Francia, Israel, Grecia, Suecia, Líbano, Portugal, Canadá y Estados Unidos.

Tariq parece siempre ir un paso adelante de Gabriel Allon y sus compañeros de “The Office”. La meta de Tariq es doble, matar a Gabriel Allon y a Yasir Arafat en ocasión del acuerdo que se firmaría en las Naciones Unidas en Nueva York.

“The agreement was yet another incremental step toward the fulfillment of his life’s work: the establishment of a Palestinian There were some within the movement who wished him failure, some who even wished him death. The rejectionists, the dreamers”.

Al final de libro, en los “Agradecimientos”, el autor reconoce la asesoría de David Bull, uno de los más importantes restauradores de arte y de Wolf Blitzer, el muy popular comentarista de CNN.  Acerca de sus personajes dice: “… I have drawn from real episodes in the secret war between Israeli intelligence and the Palestinian guerrillas. For example, the 1988 assassination of PLO commando leader Abu Jihad happened much as it is portrayed, with minor modifications”.

Daniel Silva. The Kill Artist (Gabriel Allon Series Book 1). New York: Penguin Publishing Group. 2000. Edición de Kindle.

 

[2] La Organización para la Liberación de Palestina (OLP, en inglés PLO) es una coalición de movimientos políticos y paramilitares creada por el Consejo Nacional Palestino en Jerusalén del Este en 1964. Desde 1974 bajo los auspicios de la Liga Árabe es la “única representante legítima del pueblo palestino”. En 1974 la Asamblea General de la ONU reconoció a la OLP como representante del pueblo palestino, otorgándole la condición de observadora.

[3] Francesco Vecellio (c. 1475 – 1560) fue un pintor renacentista italiano.

The English Assassin. 2002.

 

Switzerland is not a real country. It’s a business, and it’s run like a business… It’s been that way for seven hundred years.”

En The English Assassin, la segunda novela con Gabriel Allon, los hechos reales son: el oro, el dinero y las obras de arte depositadas en las bóvedas de seguridad de los bancos suizos que durante el periodo nazi fueron sustraídas a sus dueños mayoritariamente judíos; la política-bancaria suiza; el “dinero sucio” o lavado de dinero; la avaricia de los bancarios; y los crímenes que se cometen para mantenerlas, porque para ellos: “Imagine the destructive consequences if the profits of the drug trade were not recirculated back into the world economy. The bankers of Switzerland are performing a valuable service.”

La novela empieza cuando el “art dealer” Julian Isherwood invita a comer a Gabriel Allon en Londres. Le dice que gracias a su extraordinaria restauración del Vecellio, había podido venderlo con una buena ganancia y le ofrece un nuevo trabajo, en Zurich, pero no sabe qué cuadro es ni quién lo está contratando, y urge que se presente inmediatamente.  Horas después Gabriel llega a Zurich, a una mansión en uno de los más exclusivos barrios de la ciudad; con una clave abre las puertas de entrada; el cuadro es un Raphael, “Retrato de un joven” y su dueño, yace asesinado.

Gabriel Allon sale huyendo de la mansión pero poco después es arrestado e interrogado por Gerhardt Peterson, de la División de Análisis y Protección del servicio secreto de Suiza.  ¿Quién o quiénes trataron de responsabilizarlo por el asesinato del banquero suizo Augustus Rolfe? Cuando es liberado, Shamron lo estaba esperando.Le explica que Rolfe había mandado un mensaje al gobierno Israelí a través de la embajada en Suiza: quería encontrarse con alguien de “The Office”. Rolfe era un conocido coleccionista de arte y por lo tanto Gabriel era el perfecto hombre. 

“Listen to me, Gabriel!” Shamron slammed his fist onto the console. “Augustus Rolfe, a Swiss banker, wanted to speak to us and for that he was murdered. I want to know what Rolfe was going to tell us… He was killed because someone knew you were coming to Zurich—someone who didn’t want you to hear what Augustus Rolfe had to say. Someone who was willing to make it appear as though you were the killer.”

The English Assassin es Christopher Keller, que al igual que Gabriel Allon “have the emotional coldness of a killer”.  Keller es el “taddaunaghiu”, de Don Orsati, así como “…Gabriel was Shamron’s kidon.”[4] Anton Orsati era el exportador más importante de aceite de oliva de Córcega y el intermediario más confiable y profesional de Europa entre los clientes y los asesinos a sueldo. “They roamed the continent, killing on behalf of wealthy men, criminals, insurance cheats, and sometimes even governments”.

Cada vez que Gabriel Allon, junto con la hija del banquero asesinado Anna Rolfe, con Uzi Navot, el jefe de la estación de París, y con los “sayan”[5], se acercan a una posible pista, se sucede algún asesinato, pierden las pistas sin saber que ellos también están en la lista.

En este contexto de nazis-banqueros suizos, se suma la lista larguísima de las obras de arte guardadas en bóvedas y el mundo de la música. Porque Auguste Rolfe era el padre de Anna Rolfe, una de las más famosas violinistas del mundo principalmente por sus ejecuciones de la sonata del veneciano Giuseppe Tartini[6]. https://www.youtube.com/watch?v=z7rxl5KsPjs

En este segundo libro, se va completando el perfil de Gabriel Allon:

He was unexpectedly average in height,… Gabriel’s eyes flickered about the room like searchlights. They were almond-shaped, unnaturally green, and very quick. The cheekbones were broad and square, the lips dark, and the sharp-edged nose looked as though it had been carved from wood. It was a timeless face, thought Isherwood… He reminded Isherwood of an Orthodox hermit who subsisted on rancid feta and concrete flatbread, only Gabriel lived in a pleasant cottage on a remote tidal creek in Cornwall instead of a monastery. Isherwood had never seen him eat a rich meal, had never seen him smile or admire an attractive pair of hips. He never lusted after material objects. He had only two toys, an old MG motorcar and a wooden ketch, both of which he had restored himself. He listened to his opera on a dreadful little portable CD player stained with paint and varnish. He spent money only on his supplies. He had more high-tech toys in his little Cornish studio than there were in the conservation department of the Tate. How little Gabriel had changed in the twenty-five years since they had first met”.

Daniel Silva The English Assassin (Gabriel Allon Series Book 2). New York: Penguin Publishing Group. 2002. Edición de Kindle

[4] Wikipedia: “Kidon (en hebreo: “bayoneta”) es el nombre del departamento que dentro del Mossad se encarga de la ejecución de terroristas”.

[5] En el léxico de “The Office”, hay miles de “sayans” en el mundo, judíos que con dinero o servicios apoyan sus operaciones fuera de Israel.

[6] Wikipedia: La Sonata para violín en sol menor, más conocida como El trino del diablo, es una sonata para violín (acompañada por un bajo continuo) compuesta por Giuseppe Tartini (1692–1770), famosa por el virtuosismo que exige del intérprete.

 

 

The English Spy. 2015.

 

Si bien la novela de Daniel Silva (E.U., 1960) The English Spy (2015) empieza en el Caribe cuando una bomba explota en el yate donde estaba vacacionando la ex esposa del príncipe de Inglaterra, la verdadera trama de esta novela es la venganza: la de Allon, la de Keller, y la del presidente de Rusia.

Graham Seymour, jefe del MI5, reúne al israelí Gabriel Allon y al inglés Christopher Keller con el fin de atrapar al temible terrorista Eamon Quinn: ex IRA; experto en bombas e instructor en Libia; el cerebro del acto terrorista del IRA en Omagh (Irlanda); mercenario a las órdenes del VEVAK, el servicio de inteligencia iraní; del Hezbollah (Líbano), del Hamas (Palestina), de Al-Qaeda (Arabia), y en esta novela al servicio del SVR, el Servicio de Inteligencia Extranjero Ruso.

Gabriel Allon, restaurador de arte, espía y asesino israelí, trabaja para el Mossad “the Office“, la oficina de inteligencia israelí.  Christopher Keller fue miembro del SAS “Special Air Service” y estuvo en Irlanda durante “The Troubles”, cuando esa región era la más peligrosa del mundo. Ambos tienen motivos personales para ver muerto a Eamon Quinn y aceptan la misión de encontrar a la amante del Primer Ministro del Reino Unido.  Gracias a las fuentes y a los recursos de los sistemas de inteligencia inglés, el MI5 y el MI6, con sus complicidades y antagonismos, descubren  que la mujer había sido  secuestrada por Quinn, por encargo del SVR y del mismo presidente ruso. Una cadena de violentos sucesos llevan a Allon y a Keller a perseguirlo por Italia, Portugal, Alemania, Londres e Irlanda.

 The English Spy es la decimoquinta novela de la serie de Gabriel Allon. Como todas las novelas de esta serie son de fácil lectura, con un ritmo rápido porque suceden muchas cosas, y divertidas.  Varias tramas y personajes, muchos y diferentes lugares, pero sobretodo nos permiten acercarnos, desde la ficción de una novela de espías, a los complicados escenarios de esta década.

Daniel Silva. The English Spy. Estados Unidos: HarperCollins. 2015.  Kindle Edition

The Black Widow. 2016

 

El tema de la novela The Black Widow  (2016) de Daniel Silva (E.U., 1960) es ISIS. Es la décimo sexta de la serie de Gabriel Allon, restaurador de arte, “la leyenda”, el gran espía israelí, al que todos creen muerto, reclutado por Ari Shamron para colaborar con “Mossad“,“the Office“, la oficina de inteligencia israelí.

“What did Qassam do before he got into the moving business?” “IT.” “Why are so many of them in IT?” “Because they don’t have to study un-Islamic subjects like English literature or Italian Renaissance painting.” “All the things that make life interesting.” “They aren’t interested in life, Eli. Only death.”

Después del brutal ataque terrorista al Centro Isaac Weinberg para el estudio del antisemitismo en Francia, ubicado en la calle de Rosiers, en París, en la Dirección para la seguridad interna de Francia y en el centro de inteligencia israelí “The Office”, en Tel Aviv, estaban seguros de que habría otro ataque terrorista, más brutal, tal vez en América y tal vez en la ciudad de Washington en ocasión de la visita del presidente francés.  Descubren que uno de los terroristas del atentado en París era una mujer francesa de veintinueve años, de nombre Safia Bourihane, convertida en una “viuda negra” por ISIS.  Más de quinientas mujeres occidentales se habían unido a ISIS, una de cada cuatro de esas mujeres se casaban con musulmanes destinados a perpetrar actos suicidas y eran adoctrinadas y envenenadas para convertirse en vengativas “viudas negras”, a las órdenes incondicionales de “Saladino”, en este momento, el jefe máximo de ISIS.

Gabriel Allon, convence a los servicios de inteligencia francés, jordano e inglés, para adelantarse a los acontecimientos y preparar una “viuda negra” e infiltrarla en la red de Saladino, y con ello, tal vez, evitar otra masacre.  La estrategia de infiltrar a una “viuda negra”, significó que había que reeducarla en los fundamentos del Islam, que abarcan absolutamente todos los aspectos de la vida de una persona, con un sinfín de “haram”, lo prohibido por la ley islámica.  Y ya infiltrada, significó que la “viuda negra”, tuviera que educarse como terrorista, en un campo terrorista de ISIS.

La mujer que los israelíes reeducaron e infiltraron y que ISIS entrenaba para convertirse en “viuda negra”, era una médico judía de origen francés de nombre Nathalie Mizrahi.  Después de pasar un tiempo en el campamento de entrenamiento de ISIS en la ciudad de Palmira, la trasladan a donde encontraría a un hombre gravemente herido.  Era el hombre al que conocían por Saladino, el jefe máximo de ISIS, el “Islamic State of Iraq and al-Sham” o”Islamic State of Iraq and Syria”, el movimiento islámico terrorista que había declarado la creación de un nuevo califato y que para 2016 incluía partes de Iraq y Siria, con Raqqa como su capital en el noreste de Siria.  La misión de ISIS era redibujar el mapa de todo el Cercano Oriente, el dominio de un estado sunita y, como Saladino en el siglo doce, liberar a la ciudad de Jerusalén.

En su misión de detener a los yihadistas, Gabriel Allon logra que converjan los altos mandos de las agencias de inteligencia de Jordania (“Mukhabarat”, la palabra árabe que se utiliza para designar los servicios secretos en los países árabes), la DGSI francesa, el MI5 y MI6 ingleses, la CIA junto con la NSA, The National Security Agency y “The Office” (“Mossad”).

La historia de los yihadistas parece ser la misma: historias de desilusión y de insatisfacción, perdedores convertidos en radicales, para los cuales el Islam es su salvación y su paraíso, e ISIS su propósito,

“…It was a powerful message for which the West had no antidote…

 ISIS has no need to insert terrorists into Western Europe because the potential terrorists are already there…”

 Daniel Silva. The Black Widow (Gabriel Allon Series Book 16) USA: HarperCollins. 2016. 517 págs. Kindle Edition.

 

House of Spies 2017

 

“Maimonides . . . So good to see you again…”

En la nota final del autor a su novela  The House of Spies (2017), Daniel Silva escribe que después de consultar cientos de fuentes, se puede afirmar que hay evidencias que sugieren que ISIS está involucrada en el muy lucrativo negocio del hachís en el norte de África, y que Marruecos exporta no solo drogas sino también terroristas. Que más de mil trescientos marroquíes se han unido al ISIS, junto con marroquíes de otras partes de Europa, principalmente de Francia, Bélgica y los Países Bajos.  En su opinión el califato con una sede física, está siendo reemplazada por un califato digital, con conspiradores y reclutadores virtuales que trabajan desde el anonimato del ciberespacio.

Es en este contexto que Daniel Silva desarrolla la trama de  The House of Spies.  Después de los brutales ataques terroristas contra el Centro Isaac Weinberg en París y poco después contra los lugares icónicos de la ciudad de Washington (The Black Widow, 2016), organizados por el personaje conocido como “Saladin”, a las 8:20 de un día de mediados de febrero, tres comandos de “guerreros suicidas” perpetraron simultáneamente el ataque terrorista con más víctimas en la historia de Inglaterra. “Saladin had struck terror into the heart of London. And London would never be the same”.

En uno de los buques que transportaba de contrabando el hachís desde Marruecos (que en la actualidad es el país líder en su exportación)  es encontrado un cilindro conteniendo una especie de talco. Los análisis determinaron que era una sustancia altamente radioactiva, el “cesio-137” o “cesium chloride”, una sustancia química con las que se fabrican las “bombas sucias”, artefactos explosivos para diseminar elementos radiactivos en la atmósfera.  En los servicios de inteligencia se prende la alarma, algo muy grave se está organizando. 

“Something that would eclipse the attacks on Washington and London. It only added to the pressure inside King Saul Boulevard, and at Langley and Vauxhall Cross. Saladin needed to be removed from circulation, sooner rather than later”.

“Gabriel Allon, the prince of fire, the angel of vengeance, the chosen son of Ari Shamron” es ya la cabeza del Servicio de Inteligencia Israelí. En Londres se reúne con las cabezas de los servicios secretos inglés, francés y americano.  Y acuerdan un plan que Gabriel Allon y “The Office” organizarán y llevarán a cabo.

The Americans would handle the skies and cyber, the Israelis would run the show on the ground and, if presented the opportunity, send Saladin quietly into the night. Next morning the whole of King Saul Boulevard charged into battle…”

Para Gabriel Allon los recursos no son problema, tiene el mejor personal y sabe cómo conseguir mucho dinero.  Se unen al equipo Christopher Keller y Nathalie Mizrahi y se lleva a cabo el plan para llegar a Saladín.  Saben que Saladín tiene tratos con el mayor contrabandista de hachís de Marruecos, un personaje muy poderoso llamado Mohammad Bakkar “a man who liked to call himself the king of the Rif Mountains, the region of the country where hashish is grown and processed for export to Europe and beyond”.  Que su socio encargado de la transportación del hachís, el dueño de los barcos, es un magnate del jet set francés “Jean-Luc Martel, hotelier, restaurateur, clothier, jeweler, and international dealer of illicit narcotics…” Y que el más importante socio de Bakkar es un iraquí, que se hacía llamar Khalil, y cojeaba al caminar.

“The marriage between hashish and terrorism,” he said, “is as old as time itself. As you know, the word assassin is derived from the Arabic hashashin, the Shia killers who acted under the influence of hashish. Hezbollah, their descendants in Lebanon, finance their operations in part through the sale of hashish…”

Saladín está buscando armamento. Los israelíes inventan y crean a un personaje, Mikhail Abramov, un ruso millonario vendedor de armamento casado con una bella francesa, y llegan a vivir en una lujosa mansión en Saint-Tropez, justo del otro lado de la bahía donde está la mansión de Jean-Luc Martel. Hacen contacto, los israelíes los obligan a seguir la farsa, Jean-Luc tiene que contactar al ruso millonario vendedor de armas con Bakkar, viajan a Casablanca en Marruecos, Mohammad Bakkar los convoca a una cita a su campamento en el Sahara, a siete horas de Fez “Very traditional Moroccan. Very nice.”.

Desde una casa en la vieja parte colonial de Casablanca, Gabriel Allon y otros de sus colaboradores, siguen todos los movimientos, ven las escenas, oyen las conversaciones, gracias a los satélites americanos.  Los marroquíes cuidadores de la casa estaban convencidos que la casa estaba habitada por los “jinn”, espíritus a los que no había que molestar. Lavon sugiere llamarla “The Dar al-Jinns”; “Something else.” “How about the Dar al-Jawasis?” asked Yaakov. Yes, that was better, thought Gabriel. The Dar al-Jawasis. The House of Spies”.

La misión parecía imposible: planear y ejecutar la misión en Marruecos para encontrar a Saladin, matarlo y escapar de un país veinte veces más grande que Israel, con una gran diversidad conformada por llanuras agrícolas, montañas escarpadas, desiertos de arena sahariana y varias ciudades grandes, como Casablanca, Rabat, Tánger, Fez y Marrakech.

 “What is your associate’s name?” “You may call him Khalil.” “And before the upheaval?” asked Mikhail quickly, as though the name meant nothing to him. “Where was he from?” “As a child he lived along the banks of one of the rivers that flowed from the Garden of Eden.” “There were four,” said Mikhail. “That’s correct. The Pishon, the Gihon, the Euphrates, and the Tigris. My associate lived along the banks of the Tigris.” “So your associate is an Iraqi.”

Daniel Silva. House of Spies. USA: Harper. 2017. 531 pages. Edición de Kindle.

 

The Other Woman. 2018

 

The Other Woman, “La otra mujer”,  es una novela de espías dobles, de deserciones y de traiciones, que tiene como fondo un hecho real, la historia del más famoso espía doble, traidor y desertor inglés: Kim Philby.

Gabriel Allon, jefe de “The Office” y su equipo, habían organizado en Viena la deserción del espía ruso que había estado cooperando con ellos.  “His real name was Konstantin Kirov, and he was one of the Office’s most valuable sources”.  Pero el espía ruso desertor fue asesinado al llegar al punto de encuentro donde se encontraría con Gabriel Allon.  ¿Quién sabía que Konstantin Kirov iba a desertar?

Para responder esa pregunta, y después de que a Gabriel Allon se le responsabiliza del asesinato, “The Office” empieza a mover las piezas: Uzi Navot, “a true spy , a recruiter and runner of agents , a collector of other other men’s secrets”, y ex jefe the “The Office”, viaja a Viena y se reúne con Werner Schwarz, miembro de la BVT, la Oficina para la Protección de la Constitución y de Contraterrorismo austriaco.  Gabriel Allon viaja a Londres a ver a Graham Seymour, la cabeza del MI6.  Graham Seymour viaja a Nueva York para entrevistarse con Rebecca Manning, la jefa de estación del M16 en Washington. “As MI6’s Head of Station in Washington, Rebecca Manning knew far more about the secret workings of the American intelligence community than most members of the Senate”.

Otro agente ruso Vladimir Vladimirovich Gribkov, el jefe de la “rezidentura” en Nueva York, es un agente doble que trabaja para los americanos, también quiere desertar y les ha confiado el mayor secreto del espionaje ruso: “a Russian mole working at the pinnacle of the Anglo-American intelligence establishment”.

“If … were to become the director-general of the Secret Intelligence Service, … would be able to single-handedly undermine the Atlantic Alliance, leaving Russia free to pursue its ambitions in the Baltics, Eastern Europe, and the Middle East. It would be the greatest intelligence coup in history. Greater, even, than Kim Philby’s”.

Gabriel Allon investiga, busca y encuentra a una extraña y mujer de edad, francesa, en un pueblo de Andalucía.  Y en este punto la novela de Daniel Silva se vuelve fascinante porque nos mete de lleno en los entresijos de los servicios de inteligencia rusos de la FSB y el SVR.  Hay un importante y siniestro personaje que se hace llamar Sasha, ex KGB, que ha dedicado su vida a crear al más perfecto espía, y lo ha infiltrado en el mundo de los servicios secretos inglés-americano, un hijo del legendario espía y traidor inglés Kim Philby. **

Silva, Daniel. The Other Woman: A Novel. United States: Harper.Collins Publishers. 2018. 468 págs. Edición de Kindle.

Notas:

*En la era post-soviética la KGB “Comité para la Seguridad del Esado”, se desmembró y reorganizó en el Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa, “FSB”, su oficina central está en la Plaza Lubyanka; el “GRU”, Departamento Central de Inteligencia;  y el Servicio de Inteligencia Exterior, “SVR” con sede en el distrito de Yasenevo. Todos en Moscú.

** Kim Philby es uno de los estudiantes de Cambridge que en la década de los sesenta formaron el grupo conocido como “Los cinco de Cambridge”. “Moscow Center referred to them as the Magnificent Five”

Wikipedia: “Harold Adrian Russell Philby (H.A.R.P.) o “Kim” Philby  (Ambala, Raj británico 1912 – Moscú 1988) fue un miembro de alto rango de la inteligencia británica, quien no obstante era un marxista convencido que servía como agente del NKVD soviético y de su sucesor, el KGB. En 1963 fue finalmente expuesto como un miembro de la red de espionaje conocida como “Los cinco de Cambridge”, junto con Donald Maclean, Guy Burgess, Anthony Blunt y John Cairncross. De los cinco, se cree que Philby fue el más exitoso, teniendo en cuenta la calidad de la información clasificada que le brindó a la Unión Soviética”.

 

The New Girl. 2019

 

“In August 2018, I commenced work on a novel about a crusading young Arab prince who wanted to modernize his religiously intolerant country and bring sweeping change to the Middle East and the broader Islamic world”.

Daniel Silva en el prefacio a esta novela.

“Abduction, Abdication, Absolution, Assassination, Vengance”, “Secuestro, Abdicación, Absolución, Asesinato, Venganza”, son los títulos de las diferentes partes de la novela número 19 con Gabriel Allon. Y con este orden se presenta la historia inspirada en los personajes Mohammed bin Salman, el príncipe heredero del Reino de Arabia Saudita, y el periodista Jamal Khashoggi asesinado en la embajada de Arabia Saudita en Estambul.  Y aunque el autor declare que el resto de esta historia ocurre sólo en el mundo imaginario donde vive Gabriel Allon, esta novela presenta desde la ficción un panorama de cómo un hecho como este asesinato, repercutió en las relaciones entre el Medio Oriente, Rusia, Francia, el Reino Unido y Estados Unidos.

El secuestro. Una niña desaparece después de haber sido recogida de la prestigiosa Escuela Internacional de Ginebra. Lucien Villard, era el jefe de seguridad de la escuela.

En Nueva York Sara Bancroft es la encargada de una de las más importantes colecciones del Museo de Arte Moderno. Siendo agente de la CIA había colaborado en algunas operaciones con Gabriel Allon. Y mantenía alguna relación con Khalid bin Mohammed bin Abdulaziz Al Saud, el futuro rey de Arabia Saudita. Khalid bin Mohammed le pide a Sarah que lo contacte con Gabriel Allon, el jefe de la ineligencia israelí. Su hija había sido secuestrada. Los secuestadores no pedían rescate, le daban diez días para abdicar y renunciar a su derecho al trono. Exigían que el negociador para liberar a la Princesa Reema fuera Gabriel Allon.

El prominente periodista saudita Omar Nawwaf había sido brutalmente asesinado en el consulado saudita en Estambul y se culpaba a Khalid bin Mohammed.

La abdicación. “The Royal Highness Prince Khalid bin Mohammed Abdulaziz Al Saud had abdicated, thus relinquishing his claim to the throne”. Gabriel Allon y su grupo de “The Office” organizan y llevan a cabo las acciones para liberar a la hija de Khalid bin Mohammed. Colaboran Sara Bancroft, Christopher Keller,  convertido en un respetable agente al del Servicio Secreto de Inteligencia de su Majestad, y Paul Rousseau y el Grupo Alfa, el grupo de élite de contraterrorismo de la DGSI, “The direction générale de la sécurité”.

La absolución. Khalid’s abdication had thrown Saudi Arabia—and by extension the entire region—into political turmoil”. El príncipe Abdullah, el medio hermano menor del rey, es nombrado el sucesor. “He was anti-Israel, anti-West, and harbored an abiding resentment of America, which he blamed for much of the Middle East’s violence and political chaos. He had two wives in Riyadh whom he rarely saw and a stable of high-priced prostitutes, boys and girls, who tended to his sexual needs at his mansion in Belgravia. A devout Wahhabi Muslim, he was a heavy drinker”.

Graham Seymour, jefe del MI6, sabía desde hacía tiempo que Charles Bennett su controlador de las estaciones del Medio Oriente, había sido reclutado por Rusia.  En ocasión de la próxima visita a Inglatera del príncipe Abdullah, el recientemente nombrado sucesor al trono de Arabia Saudita, Seymour manda llamar a Bennet y le confía un muy importante secreto.  “Prince Abdullah, the next king of Saudi Arabia, was a long-term asset of MI6, Bennett had struck a pose of righteous indignation. Graham, how could you possibly keep me in the dark about a vital program for so long? It’s unconscionable”.

Esa noche, de regreso a su casa, Charles Bennett compró un ramo de flores, salió de la tienda llevándolo en la mano derecha.  Sabía que alguien lo estaría vigilando.  Pero no podía saber que además había a un equipo siguiéndolo. Las flores en la mano derecha era la forma de comunicarse con su controlador ruso.  Bennet estaba confiado, él era el único poseedor de el secreto más importante de la inteligencia inglesa.

El asesinato y la venganza. Rebecca Manning, la espía rusa que había estado infiltrada en el MI6 desde su posición como jefa de la estación inglesa en Washington, había nacido y educada para ser una espía. Rusia no había estimado esfuerzos por hacer que su espía fuera escalando posiciones en el MI6 hasta ser la jefe de la estación del MI6 de Washington.  Al ser descubierta regresó a su tierra. “At Moscow Center, where she reported for work each day, they derisively referred to her as novaya devushka: the new girl… Inside Moscow Center, however, she was called by her father’s name, which was Philby”.

Un asesinato con un poderoso y radioactivo veneno. La venganza final completamente inesperada pero lógica. La delicia de ver cómo “supestamente” trabajan los equipos los equipos de inteligencia ingles e israelí y sus increibles formas de detección, seguimiento, y espionaje. Y asesinatos.

“Maybe we should come up with our own peace plan, you and I.”

“Shwaya, shwaya, my friend.”

Daniel Silva. The New Girl. Estados Unidos: HarperCollins. 2019. 496 págs. Kindle Edition