Avery Keene

El contexto de While Justice Sleeps (2021) de la escritora Stacey Abrams (Estados Unidos de Norteamérica, 1973), es complicado e intrigante: el mundo de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos de Norteamérica.  La trama de este thriller político- judicial, es intrincada porque involucra también los intereses implicados en la investigación en biotecnología, entre ellos el uso de los virus y la alteración del genoma humano.

Stacey Abrams (Estados Unidos de Norteamérica, 1973) es una prominente política demócrata y abogada. Como escritora ha publicado dos libros de no ficción y ocho novelas románticas con el seudónimo de Selena Montgomery.

“Science is the greatest trick the Devil ever played on man!” dijo el juez de la Suprema Corte, Howard Wynn, en el discurso que pronunció ante la generación de graduados, uno de ellos la hija del presidente de los Estados Unidos. Al terminar su intervención, el juez caminó hacia él, lo saludó con la mano, y le dijo algo al oído.  Un comentarista opinó que parecía que el juez no apoyaría la reelección del presidente Brandon Stokes. Esa noche el juez sufrió un ataque cerebral y cayó en coma.

El juez Wynn tenía el voto decisivo en la Suprema Corte, ante el caso GenWorks vs US, por la fusión de las empresas de biogenética, la americana Gen Works y la india Advar, dueña de la patente de una práctica terapéutica basada en un nuevo gen que podría curar enfermedades mortales inmunes a los tratamientos conocidos. “If the Court chose to rule in favor of GenWorks, he would face another stunning loss heading into a dicey presidential contest. If the Court ruled against GenWorks, the White House had a major victory against genetic experimentation”.

Ante el asombro del presidente, políticos, jueces, la prensa y el público, se filtró la noticia de que el juez había dejado un poder notarial en el que nombraba a su asistente legal, Avery Keene, como su tutora legal, y no a su hijo, o a su esposa.

El juez Wynn sabía que su asistente Avery Keene de veintiséis años, era graduada de Yale. Huérfana de padre afroamericano muerto en un accidente automovilístico cuando era una niña, había sido criada por una madre blanca con problemas de adicción.  El juez sabía de su memoria eidética, capaz de recordar imágenes con niveles de detalle muy precisos; y que por la tragedia de su niñez, había desarrollado el talento para enfrentar las dificultades.  También sabía que era un genio del ajedrez, que entendería las pistas que él le dejaría para que ella pudiera enfrentar el encargo que le iba a heredar. Estaba seguro de que no obstante los peligros, ella no se rendiría.

“Do you know them? Lask or Bauer?” “I never had the pleasure,” President Stokes said. “Justice Wynn didn’t either. He’s referring to a chess strategy known as the Lasker-Bauer sacrifice. In 1889, Emanuel Lasker defeated Johann Bauer at a tournament in Amsterdam…Damn, that crafty bastard is still playing a game, even in a coma.”

Avery Keene es la heroína de Stacey Abrams, quien con otros tres jóvenes profesionistas se enfrentan al FBI, a la CIA, a la corrupción de políticos y firmas farmacéuticas. Y al presidente Stokes. Los jóvenes son el hijo del juez, Jared, ex militar y genio de la informática; la doctora Ling Yin, su amiga de la secundaria con la quien comparte el departamento donde viven, genio de la medicina y la biotecnología; y Noah Fox el abogado del juez.

SPOILER!!!!!!

Y un perfecto “red herring”: “In a flash, the strange moment with Howard Wynn at the graduation replayed in Stokes’s mind. Wynn had shaken his hand awkwardly and grinned, then leaned toward him and whispered, “Checkmate, Stokes.” Goddamn it”.

Stacey Abrams. Madison, Wisconsin, Estados Unidos de Norteamérica, 1973.

c