Héctor Salgado

El verano de los  juguetes muertos (2011) del escritor Toni Hill (España, 1966) es la primera de tres novelas  con el detective de origen argentino Héctor Salgado.

Héctor Salgado regresa a Barcelona después de un mes de vacaciones forzadas en Argentina. Había sido suspendido por haber golpeado salvajemente a un doctor Omar, emigrante africano y pronto sabremos, tratante de blancas. Su jefe, el Comisario jefe Savall le solicita investigue algo aparentemente sencillo, el suicidio del joven Marc Castells Vidal cuando estaba de fiesta con sus inseparables amigos Gina Marti y Aleix Roviera, miembros de conspicuas familias barcelonesas.

En una Barcelona, tal vez un poco a lo Vázquez Montealbán, la muerte de Marc se liga con un episodio del pasado. Siendo niños solían pasar los veranos en el campamento del tio cura Felix, hasta que sucede un accidente en el que se ahogó una niña llamada Iris, una de las hijas de la cocinera del campamento. Hill hace que el encuentro años después de Marc y la hermana de la niña ahogada, sea el detonador de los sucesos.

Toni Hill va intercalando las averiguaciones de la muerte de Marc con los antecedentes familiares de los padres de los tres jóvenes, amigos todos. En este contexto el doctor Omar es asesinado en el mismo edificio de Héctor, lo que hace aparecer al investigador como el presunto asesino.  Hay secretos familiares, trato de blancas, droga, mujeres maltratadas, abuso de menores y adopción de niños orientales.

Toni Hill, Barcelona, España. 1966.
 Hill, Toni. El verano de los  juguetes muertos. Barcelona: Random House Mondadori. 2011. 370 págs.