Roderick Alleyn

La serie de Roderick Alleyn comprende 32 casos que se desarrollan entre 1934 y 1982; 28 en Inglaterra y cuatro en Nueva Zelanda: Colour Scheme, Died in the Wool, Vintage Murder y Photo Finish.  Surfeit of Lampreys empieza en New Zealand y continua en Londres.

El detective de la Policía Metropolitana de Londres, Roderick Alleyn, había nacido entre 1892 y 1894 en una familia de la alta burguesía inglesa; se graduó en Oxford, sirvió tres años en el ejército durante la Primera Guerra y trabajó un año como diplomático.  Casado con la respetada pintora Agatha Troy Alleyn, con quien tiene un hijo, Ricky.

La creadora de Roderick Alleyn fue la escritora, pintora y directora de teatro Ngaio Marsh, 1895-1982, quien nació y murió en la ciudad de Christchurch, Nueva Zelanda.  Marsh estudió en Inglaterra y vivió entre Nueva Zelanda e Inglaterra.

Durante la década de los años veinte del siglo pasado, escritoras de novelas de detectives como Ngaio Marsh, Dorothy L. Sayers, Margery Allingham y la gran Agatha Christie, desarrollaron un estilo peculiar, el “whodunnit” “quién lo hizo”. Este estilo se caracteriza por ubicar las tramas en contextos idílicos y ambientes íntimos; pocos personajes, pero con personalidades complicadas e historias secretas. Aparentemente todos los personajes tienen motivo y oportunidad para cometer el crimen.  Al final, el crimen es aclarado por el detective (policía o no) quien va dirigiéndose a cada uno de los mismos personajes congregados en contextos cerrados como la sala o el comedor de una casa.

Colour Scheme. 1943

La región y ciudad de Rotorua están situados al norte de la Isla Norte de Nueva Zelanda, a orillas del lago del mismo nombre. Es una región de lagos, bahías y colinas con una intensa actividad geotérmica, con géiseres y aguas termales.  Por sus spas y por su población nativa maori, Rotorua es un importante destino turístico.

Colour Scheme (“Esquema de color”) es una novela muy interesante por muchos factores. Es la décimo segunda novela de la serie del detective de Sctoland Yard, Inspector Roderick Alley. Tanto la fecha de su publicación,1943, como la trama, se ubican durante la Segunda Guerra Mundial, en este caso, en un spa cercano a la ciudad de Rotorua en Nueva Zelanda.  En este spa se reúnen y conviven por unas semanas personajes “pakeha”, esto es neozelandeses de origen británico, británicos y maoris.  Las descripciones del paisaje neozeolandés y de la comunidad maori son extraordinarias.  Por la forma de la narración sabemos que va a haber un crimen que resulta ser terrible, en un pozo de lodo hirviente. Además parece que casi todos los personajes pueden ser la víctima o el asesino.  En relación al lenguaje, el lector puede distinguir el hablante de inglés de Inglaterra o de inglés neozeolandés,  dado que éste, por su condición colonial, conserva vocabularios y estructuras arcaicas. Igulamente interesante es la inclusión de palabras maories.  Es característico de la autora,  el recurso de llevar la narración en tercera persona, a través de las observaciones y reflexiones de uno de sus personajes.

“…White men move across the surface of New Zealand, but the Maori people are of its essence, tranquil or disturbed as the trees and lakes must be, and as much a member of the earth as they”.

Los dueños del spa Wai-ata-tapu Hot Springs, cerca de la ciudad de Harpoon, en la región de Rotorua, son el Coronel Edward Claire y su esposa Agnes, quienes lo manejan con la ayuda de sus hijos Debora y Simon.  Tienen como huéspedes permanentes a el Dr. James Ackrington, hermano de Claire; al empresario Maurice Questing; y a Herbert Smith un peón borrachín, un “remittance man”, (en el contexto de la cultura británica victoriana se llamaban “hombre de remesas”, a ciertos hombres de clase alta o media, que por su comportamiento disoluto, eran enviados a las colonias y se le pagaba para mantenerlos alejados). Los huéspedes del spa durante el desarrollo de la trama son el célebre actor británico Geoffrey Gaunt, su secretario Dikon Bell y su sirviente Alfrede Colly. El último huésped en llegar es Septimus Falls.

Los personajes maoris son: Huia, la joven sirvienta; Rua Te Kahu, el jefe de los “Te Rarwas”, la más importante comunidad maori; Eru Saul, un “media casta”; y Mrs.Te Papa.

“…old Rua Te Kahu sat on the crest of a hill that rose in an unbroken curve above his native village. The hill formed a natural barrier between the Maori reserve lands and the thermal resort of Wai-ata-tapu Springs where the Claires lived”.

Al comienzo de Colour Scheme, el Dr. Ackrington recibe una carta de un colega suyo avisándole que ha recomendado a uno de sus pacientes, el famoso Geoffrey Gauntal, para que pase una temporada en el spa de su cuñado y hermana y beneficiarse de las aguas termales.  Por su parte el Dr. Ackrington escribe una carta que empieza así:

“Roderick Alleyn, Esq., Chief-Inspector, C.I.D.,

c/o Central Police Station,

Auckland

Sir, The newspapers, with gross indiscretion, report you as having come to this country in connection with scandalous leakages of information to the enemy, notably those which led to the sinking of S.S. Hippolyte last November.

I consider it my duty to inform you of the activities of a person at present living at Wai-ata-tapu Hot Springs, Harpoon Inlet…

…You will note that Hippolyte was torpedoed at a spot some two miles out from Harpoon Inlet…”

Ngaio Marsh, 1895-1982. Christchurch, Nueva Zelanda.

Ngaio Marsh. Colour Scheme: Inspector Roderick Alleyn #12. NY: Felony & Mayhem Press. 2012.  320 pages. Edición de Kindle.

Tied Up in Tinsel. 1972.

Tied Up in Tinsel, “Atado con listón de navidad”*, publicado en 1972, es el libro # 27 de la serie de Roderick Alleyn. Se ubica en la campiña inglesa, durante las festividades de navidad.

El excéntrico millonario Hilary Bill-Tasman invita a un grupo de personas a festejar la navidad en “Halberds Manor”, su espléndida mansión, reconstruida con todos los adelantos modernos de la época, decorada con magníficas obras de arte, y atendida por un servicio doméstico formado por cinco ex-convictos: el mayordomo, el “head houseman” (algo así como “jefe de limpieza”), el “second houseman”, el cocinero y el jardinero-chofer. La celebrada pintora Agatha Troy Alleyn, había llegado días antes de los demás invitados para pintar el retrato que Hilary desea colgar en su biblioteca.  Además, a la fiesta de navidad, organizada bajo un riguroso programa, están invitados todos los niños del pueblo cercano, sus padres y algunas autoridades. El programa incluye un inmenso árbol adornado, la aparición del “druida” en trineo con los regalos que se les regalarán a los niños y la cena que se servirá para todos en la mansión.

Los invitados son sus tíos el Coronel F. Fleaton Forrester y su esposa, el tío Flea y la tía Bed, con su sirviente Moult; Bert Smith exsocio de su padre en el negocio de la compra y reventa de antigüedades y obras de arte y su prometida la bella Cressida Thottenham.

Los invitados reciben anónimos. La noche de navidad hay una tormenta. El invitado disfrazado de druida desaparece. Por supuesto, los principales sospechosos son los sirvientes exconvictos. Si bien Hilary asegura fimemente a Roderick Alleyn, quien llega a recoger a su esposa, que ellos son inocentes.

“If we exclude the servants, and I take it we do, we’ve got a limited field of possibilities, haven’t we, Mr. Alleyn?” “Six, if you also exclude thirty-odd guests and Troy.”

Como en las buenas novelas al estilo “whodunnit”, las descripciones son espléndidas, tanto del ambiente como de la personalidad de los personajes. La trama va sufriendo giros inesperados conforme se van conociendo las historias personales de todos los personajes.  Como es la característica de la autora, hay un narrador en tercera persona que utiliza lo que uno de los personajes ve, piensa, reflexiona y opina, en este caso, la pintora Agatha Troy.

“The group printed an indelible image across Troy’s field of observation: an old man with closed eyes, fetching his breath short; Hilary, elegant in plum-coloured velvet and looking perturbed; Cressida, lounging discontentedly and beautifully in a golden chair; Mrs. Forrester, with folded arms, a step or two removed from her husband and watchful of him. And coming round the Christmas tree, a little old cockney in a grand smoking jacket”.

 

Ngaio Marsh. Tied Up in Tinsel: Inspector Roderick Alleyn #27. U.S. Felony & Mayhem Press. 1972. 254 pages. Kindle Edition.

*Hay una edición en española con el título Atado con cintas, Javier Vergara editor. Buenos Aires, 1980.