Klara Walldéen

El nadador (2013) es la primera de tres novelas de la serie de Klara Walldéen, escritas por el jurista de origen sueco Joakim Zander.  Los títulos de las otras dos novelas son The Believer (2015) y The Friend (2017). 

La abogada sueca Klara Walldéen es una activista de derechos humanos que trabaja en las oficinas del Parlamento Europeo en Bruselas, centro de lobistas, conspiraciones y espías, que se ve involucrada,  junto con otros dos jóvenes abogados suecos, Mahmoud Shammosh y Gabriella Seichelman, con  mercenarios contratados por la CIA que intentan recuperar videos con testimonios de sus operaciones en Irak, Afganistán y Kurdistán.

Digital Solutions es una compañía de mercenarios que hace lo que ya no puede o debe o quiere hacer la CIA en su  lucha contra el terrorismo.  Sus métodos son tan brutales que tienen que utilizar todos los recursos para evitar que los videos mostrando sus prácticas de interrogación, tortura y asesinato sean dados a conocer.  Y la CIA los tiene que ayudar.  Se consideran “soldados”, no asesinan porque están en guerra, creen que son los que mantienen el mundo a flote equilibrando el terror en un mundo en que la amenaza de destrucción es mutua. Para ello cuentan con inagotables recursos y apoyos de los gobiernos.

Cuando un ex-colaborador de Digital Solutions que grabó sus tácticas,  amenaza con mostrarlas al mundo, la empresa contrata a la mejor firma de relaciones públicas del mundo, Merchant & Taylor, con sede en la ciudad de Bruselas, una empresa también de mercenarios que venden territorio, información e influencia al mejor postor. George Lööw es un sueco que trabaja en Merchant & Taylor. Su jefe Richard Appleby sabe que su empleado es ambicioso, un poco pillo y muy frívolo y le encarga atender de forma exclusiva y con absoluta confidencialidad, a los señores Reiper y Brown de Digital Solutions.  Por su conocimiento del sueco las primeras tareas de George son traducciones de documentos de la policía secreta sueca, el informe personal de un joven de ascendencia árabe de Estocolmo que sospechan mantiene relaciones con elementos subversivos en Irak y Afganistán.  Además George conoce a su compatriota Klara Walldéen,  quien trabaja en las oficinas del Parlamento Europeo en Bruselas.  Como por su trabajo de lobista George tiene credencial con acceso a dichas oficinas, su segunda encomienda es que se introduzca en el despacho de Klara y coloque unos dispositivos de búsqueda en su computadora y un micrófono debajo del escritorio.  El amigo muy querido de Klara, al que no ha visto desde que ella salió de Suecia, es ese joven de ascendencia árabe de nombre Mahmoud Shammosh con el que se encuentra en Bruselas, porque la mala suerte había hecho que cayera en  manos de Mahmoud cierta información que él no tenía la capacidad de controlar.

Pero esta historia había empezado treinta y tantos años antes en Damasco, Siria, cuando un agente de la CIA, “el nadador”  se salva de un atentado en el que muere la madre sueca de su hija de unos cuantos meses. Es la historia que nos cuenta Joakim Zandar en pequeños capítulos alternados entre los sucesos que ocurren en 1980, 1985, 1988, 1991, 1994, 2002, 2003, 2010 y 2013, en Damasco, Bruselas, Estocolmo, París, Virginia del Norte, Afganistán, Kurdistán, Washington, Amsterdam,  Karlsborg, Arkösund, el Archipiélago de Sankt Anna y Norra Rimnö en Suecia y narrados en tercera persona.  Los capítulos en primera persona son  narrados por “el nadador”.

 “El nadador”, agente él mismo de la CIA se cuestiona: “Han pasado quince años desde que estuve sentado con los estudiantes, los talibanes, en unas montañas que no quedan lejos de aquí. Quince años desde que los armé, desde que compartí con ellos las imágenes de satélite, los conocimientos sobre beligerancia asimétrica, las promesas de amistad. Hace dieciocho años que le prometí destrucción total a un hombre en un ferry en un gélido Estocolmo…Sembramos caos y cosechamos statu quo”.

§En Wikipedia se lee que la Central Intelligence Agency, CIA, en español “Agencia Central de Inteligencia”, “es una de las mayores agencias de inteligencia del gobierno de Estados Unidos. La CIA tiene sus cuarteles generales en Langley, Virginia, a pocos kilómetros de la capital estadounidense, Washington DC.  Sus empleados por lo general operan en las embajadas de Estados Unidos… Por el poder del que goza la agencia, ha llegado a ser considerada como un Estado dentro del Estado”.

 AutorJoakim Zander, Suecia. 1975.

Ficha Joakim Zander, El nadador.  España: Penguin Random House. Grupo Editorial España. Kindle Edition. 2013. 440 págs.