Fiona Griffiths

 

“I’m as happy now as I’ve ever been. Everything is going to be all right… I sleep holding April’s hand and with my face up against Janet’s enviable copper hair. We sleep the sleep of the dead.”

La joven Detective Constable Fiona Griffiths, de la policía de Cardiff, la capital de Gales, al suroeste de Inglaterra, es la protagonista y narradora de, hasta ahora, seis thrillers del escritor galés Harry Bingham (1967).  En ellos, el autor aborda detalladamente una enfermedad mental y los procesos policíacos involucrados con la investigación de crímenes que, en el caso de los dos primeros libros de la serie y reseñados aquí, son consecuencia de la trata de blancas y el tráfico de armas.

Lo que hace interesante y original la narración de Fiona, es que padece de “el síndrome de Cotard”, una extraña enfermedad mental, relacionada con la hipocondría; los afectados por este síndrome creen estar sufriendo la putrefacción de sus órganos, o piensan que están muertos, o que nunca morirán, y desarrollan una relación peculiar con la muerte.  “I’ve spent more of my life with death than almost anyone… for two years as a teenager I lived with death. It wasn’t something external for me… It was internal. I didn’t confront death, I was dead. I lived it.”

Desde que se le manifestó la enfermedad y pasó dos años en un sanatorio mental durante la adolescencia, Fiona, apoyada por su familia, está obsesionada por conocer cuáles son sus límites en lo que ella llama “su ciudadanía en el Planeta Normal”.  Y es con esta obsesión, como se involucra en los casos en los que participa, las explicaciones que ella misma se da, al ir estableciendo conexiones con las víctimas, porque le gusta estar con ellas, siente que le hablan. Su obsesión y el hecho de ver la muerte de diferente, la hacen una detective efectiva, “…I’m bored no longer… Different victims, different remedies. It’s good to act.  Aunque sus superiores tengan que tolerar sus métodos poco ortodoxos.

La primera novela de la serie de Fiona se titula Talking to the Dead, “Hablando con los muertos” (2012).  Está investigando el caso del ex policía Brian Penry, preso por haber estafado a la escuela que lo había contratado como tesorero, cuando se incorpora al equipo encargado de un doble asesinato. En una casa utilizada para actividades ilegales, habían encontrado asesinadas a Janet Mancini, una joven prostituta de veintiséis años y a su pequeña hija April de seis años. Fiona piensa que la joven madre debió estar muy asustada para llevar a su hija a esa casa.  En el lugar habían encontrado una tarjeta de débito Visa- Lloyds Bank-Platinum a nombre de Brendan Rattigan, un hombre que había muerto en un accidente aéreo. Fiona descubrirá que Brendan Rattigan había estado asociado con el ex policía estafador Brian Penry, que ella estaba investigando.

 “Somebody killed a young woman. Somebody dropped a heavy sink onto a little girl’s, head. And this card – belonging to a dead millionaire – was there as it happened. Routine is fine. Secrets are better.”

Todos los aspectos de la vida de Fiona dependen de las emociones que le producen su enfermedad; frecuentemente, “I let my awareness expand and go where it wants.”. Y cuando deja que su conciencia se expanda y vaya a donde quiera, Fiona se obsesiona.  Quiere saber todo sobre Janet Mancini y sobre otras prostitutas asesinadas; con quién trabajan, quienes las controlan. Violando todos los reglamentos pasa una noche en la morgue con los cuerpos sin vida de Janet y April, “I’m all alone in the mortuary. Alone with the dead… I don’t think I’ve ever been so excited – so happily excited – in my life . I let some more time pass, take things slow . No need to rush.”

Harry Bingham. Inglaterra, 1967.

Harry Bingham. Talking to the Dead (Fiona Griffiths Crime Thriller Series Book 1). UK: Sheep Street Books. 2016. 337 pages Kindle Edition.

 

“..an elderly widow , a dead husband , an Australian daughter . All that, and a murder victim who consists of only a leg and a Christine Aguilera taste in shoes. I’m smiling like an idiot . Weekends don’t come any better.

Love Story, with Murders (2013) es el segundo caso de la detective Fiona Griffiths de la policía de Cardiff, Gales.  El año es 2010. DI Rhiannon Watkins dirige la investigación que empezó con el hallazgo de la pierna de una mujer con un zapato de tacón alto, en un congelador situado en el garaje de un búngalo deshabitado en el suburbio de Cyncoed, al norte de la ciudad de Cardiff.  La policía fue encontrando otros restos de la mujer que Fiona identificó como Mary Jane Langton, 22 años, desaparecida cinco años antes, estudiante y bailarina de tubo en un club nocturno. Fiona se pregunta si bailaba en uno de los clubes nocturnos de su padre.  Luego encontraron una mano, de hombre, de tez oscura, árabe o mediterráneo, completamente “fresca”.  Cuando se recuperaron otras partes, se identificó el cuerpo de quien en vida se llamó Ali el Khalifi, profesor de la escuela Cardiff de Ingeniería.

Fiona Griffiths sabe que “su ciudadanía en el Planeta Normal”, puede ser temporal, se esfuerza por ser normal, sigue rutinas, tiene novio, no bebe alcohol y fuma marihuana.  Como el síndrome de Cotard está asociado con una trama infantil, cree que su pasado, es también el pasado de su padre, dueño de bares nocturnos. Piensa que tal vez en uno de ellos se conocieron Mary Langton y Ali El Khalifi, se dedica a conocerlos mejor, no busca indicios, lo que busca es reconstruir la atmósfera, el ambiente, porque “…desde que encontró su pierna, su hermosa pierna, su hermosa cabeza, siente a Mary Langton que llena de vida, le canta a ella…”  Alguien está construyendo una red de venta de armas, alguien que ordenó su muerte,  pero sólo una persona que ve la muerte de diferente manera pudo escapar a ella.

‘He loved her. Khalifi and Langton. He never stopped loving her. That’s what we’ve been investigating here. A love story.’ ‘A love story with two murders.’

 Bingham, Harry. Love Story, with Murders (Fiona Griffiths Crime Thriller Series Book 2) UK: Sheep Street Books. 2016. 385 pages Kindle Edition.