Las novelas de Frederick Forsyth, como buenas novelas de espías y thrillers políticos, ayudan a comprender al mundo.  A partir de hechos reales, se convierten en novelas informativas que con el elemento “suspenso” son de gran esparcimiento.

Frederick Forsyth ha dicho que desde niño deseaba conocer el mundo.  Por eso fue piloto en la Royal Air Force y luego periodista de guerra por doce años. Escribió en París The Day of the Jackal (1971) para pagar sus deudas y poder regresar a su vida de trotamundos. Se casó a los 35 años y se quedó en casa contando historias.  Lo califican de cascarrabias por no frecuentar seminarios ni festivales y porque cuando lo entrevistan no sabe qué decir. Sólo que él es un “storyteller”, que por cierto, explica, es probable que haya sido el primer trabajo pagado de la historia; los cazadores recolectores se juntaban junto a la hoguera para escuchar historias y cuando alguna les gustaba le regalaban al narrador un “rock rabbit” [especie de roedor].  “We are still basically exchanging stories for rock rabbits”.  Pero, agrega, que él siempre ha buscado lo interesante, lo correcto y lo factible. “If my stories are these three, I have done my best and hope you will like them.  Oh, and thank you for the fricassee of rabbit” (Ideas tomadas de la Nota del Autor “A RATHER UNDESERVING SCRIBE” a la edición de 2012 de Dogs fo War).

The Day of the Jackal, publicada en 1971 es su primera novela; la última de diecisiete, The Fox, se publicó en 2021.  Cinco de sus novelas han sido llevadas al cine.

The Day of the  Jackal (1971)

Claude Lebel

The Day of the Jackal es un gran thrller y una espléndida novela de espionaje.  Forsyth creó dos personajes ya emblemáticos, el asesino a sueldo y el policía detective. Dos años después de su publicación, en 1973 se filmó la película.  Ni la novela ni la película han envejecido, siguen igual de apasionantes, se han convertido en uno de esos “clásicos” que uno puede releer y ver una y otra vez.

“In June 1958 General de Gaulle returned to power as Prime Minister of France. Efficiently disposing of the corrupt and tottering Fourth Republic, he founded the Fifth…”  

En The Day of the Jackal, los hechos reales fueron los intentos fallidos para asesinar al presidente francés Charles de Gaulle, los ataques terroristas, los bombazos, robos a bancos y asesinatos perpetrados por el grupo terrorista OAS (“Organization armée secrète”), una organización paramilitar de disidentes de extrema derecha muy activa durante la Guerra de Algeria, entre 1954 y 1962. “…the Secret Army Organisations, which had sworn to kill de Gaulle and bring down his government.” La OAS estaba dirigida por fanáticos opuestos a la política de Gaulle sobre la independencia de Argelia donde vivían tres millones de franceses.  “Many of the OAS men who were pieds-noirs (Algerian-born Frenchmen)…”

En la ficcion del The Day of the Jackal, Forsyth va relatando el complot para asesinar a de Gaulle, la caza del asesino y la anatomía del asesinato:

I.“Anatomía del complot”. El año es 1962. Después de varios intentos fallidos para asesinar a de Gaulle y tras la captura y ejecución del jefe de la OAS, tres altos dirigentes del OAS se refugiaron clandestinamente en la Pension Kleist, en las afueras de la ciudad de Viena. Habían llegado a la conclusión de que la única forma de acabar con de Gaulle era contratando un asesino profesional. A ese hotelito llegó el mercenario, un inglés, en sus treinta, alto, rubio, atlético, bien vestido, enigmático.

I had better introduce myself. I am Colonel Marc Rodin—” “I know,” said the Englishman, “you are chief of operations of the OAS. You are Major René Montclair, treasurer, and you are Monsieur André Casson, head of the underground in the Métropole.”

“… Oh . . . there is one last point. Your name…”

The Englishman thought for a moment. “Since we have been speaking of hunting, what about the Jackal?

En los meses de junio y julio se desató un ola de robos a bancos y otros lugares por todo el territorio francés. Las enormes sumas robadas y otros indicios levantaron las sospechas de la Brigada Criminal de la Policía Judicial, de la Seguridad Nacional, del Servicio Secreto y de la Gendarmería.  Alertado, el Ministro del Interior convocó a los jefes y a partir de entonces, diariamente se revisaban y analizaban todos los aspectos de la situación que los llevó a lanzar lo que sería la más importante operación policiaca de Francia para atrapar a quien suponían había sido contratado para matar a de Gaulle, un asesino a sueldo, “..whose story remains unknown but who is still listed in the files by his code name , the Jackal.”

Para “cazarlo”, primero había que encontrar su nombre.. “But to find the name, and do it in secret, is a job for pure detective work.” Y el mejor detective en Francia, era el comisario Claude Lebel.

II. Anatomía de la “cacería”. Las acciones del discreto, metódico y preciso Claude Lebel involucraron a los servicios secretos de varios países, entre ellos y principalmente Scotland Yard y SIS, the Secret Intelligence Service, el MI-6 del Reino Unido.  Trabajando con todos los organismos policiacos franceses bajo su coordinación, se empezó a buscar a alguien que todavía no había cometido ningún crimen, sin ninguna pista, ni testigo, sólo un nombre en clave “chacal”. Un agente inglés recordó que en 1961 había sido asesinado al dictador de la República Dominica, Rafael Trujillo, y que entre los servicios secretos había corrido el rumor de que su asesino podía haber sido un asesino a sueldo, un inglés.  Con este casi absurdo dato, un gran número de agentes ingleses buscaron en todos los registros gubernamentales, a algún ciudadano inglés que hubiera viajado a ese país en esa época y  encontraron uno, Charles Calthrop, “Well, Jackal in French is Chacal : C – H – A – C – A – L . See ? It could just be a coincidence.”

El Chacal era igual de discreto, metódico y preciso que su perseguidor. Además de astuto, asumía personalidades distintas, cambiaba de fisonomía y pasaportes, siempre en movimiento.  Label se preguntaba ¿cómo es que cada vez que estamos a punto de atraparlo, se les escapaba?

III. Anatomía del asesinato.  Claude Lebel infiere que el Chacal va a asesinar a Charles de Gaulle el domingo 25 de agosto, el “Día de la liberación de 1944”.

“Precisely, ” said Lebel. “ He is a bit of a psychologist, Jackal. He knows there is one day of the year that General de Gaulle will never spend elsewhere than here. It is, so to speak, his great day. That is what the assassin has been waiting for. ”

But if Paris was on holiday to celebrate its own liberation from the Germans nineteen years earlier, there were 75,000 among them who sweated in blue-serge blouses and two-piece suits, trying to keep the rest in order.

La película se filmó en en 1973, el diretor fue director Fred Zinnemann, el actor inglés Edward Fox personificó a el chacal y el actor francés Michael Lonsdale a el detective Claude Lebel.

The Dogs fo War (1974)

Cat Shannon

En la ficción de esta novela, Cat Shanon, el protagonista, es un mercenario contratado para perpetrar un golpe de estado en una república africana.  La realidad histórica es que potencias occidentales se han beneficiado del retraso social de las regiones africanas para apoderarse de sus riquezas naturales.

La novela recoge las experiencias del autor durante los años como periodista, específicamente de la guerra entre Biafra y Nigeria 1(967 y 1970). El pequeño país de Guinea Ecuatorial le sirvió de inspiración.  Está dedicada a cinco mercenarios “Giorgio, Christian, Schlee, Big Marc and Black Johnny and “the others in the unmarked graves” concludes: “at least we tried”.

The Crystal Mountain”, la primera parte de Dogs of War, presenta un panorama general de Zangano, un país africano ficticio en la costa oeste de África. En la segunda parte, “The Hundred Days”, se describe con detalle la actividad de los mercenarios al servicio de la codicia de un industrial inglés millonario. La tercera parte “The Big Killing” relata el golpe de estado.

Un empleado de la compañía inglesa ManCon regresa a Londres con una carga de arena, tierra y rocas tomadas de las Crystal Mountail de la república de Zangano.  Sir James Manson, Caballero del Imperio Británico y cabeza de la Manson Colidated Mining Company, lee en el reporte que en esas muestras se encontró una importante cantidad de platino, en esos años considerado el tercer metal precioso del mundo.  Manson manda llamar por separado a dos de sus empleados.

A Martin Thorpe le encarga un informe completo de Zangaro: capital Clarence; Población Caja y Vindu, se odiaban mutuamente; veinte mil trabajadores llevados por el antiguo gobierno; en completa bancarrota, sin producción económica; sin carreteras. El presidente Jean Kimba, un dictador corrupto, vicioso y brutal. Martin Thorpe deberá encontrar un grupo de mercenarios capaces de perpetrar un golpe de estado y poner al Colonel Bobi, un perseguido político en el exilio, en el poder después de que éste hubiese firmado la concesión de la explotación de Crystal Mountain.

Simon Endean es el encargado constituir la empresa de a la cual el gobierno de Zangaro otorgará la concesión de explotación de minerales. En este punto, sorprende los servicios discretos que ofrecen banqueros, despachos de abogados, en Londres, Luxemburgo, Bélgica o Lichtenstein.

Martin Thorpe selecciona a Cat Shannon, el protagonista de esta novela.  Cat Shannon tiene 100 días para completar lo que se requiere y realizar el golpe de estado a la capital de Zangaro.  Recluta a cinco mercenarios conocidos, viaja por toda Europa comprando las armas y los equipos necesarios, consigue los permisos para comprar armas y embarcarlas en el barco en el que llevarán a cabo la empresa.

No voy a “spoilear” el final. Valió mucho la pena leer las 450 páginas previas al golpe de estado y el sorpresivo final. Aprendí bastante sobre el submundo de mercenarios y armas y los servicios “discretos” de profesionales aparentemente legales. Esto no es ficción.  Como tampoco lo es que, en 2004 Sir Mark Thatcher, el hijo de Margaret Thatcher, la ex primer ministra del Reino Unido, fue acusado de financiar y apoyar un fallido golpe de estado a la república de Guinea Ecuatorial, perpetrado por Simon Mann, un experto en seguridad, exoficial del ejército británico, y mercenario.

 

The Afghan (2006)

Mike Martin

The Afghan  (2006) del escritor inglés Frederick Forsyth (1938) es una novela de espías, aventuras y suspenso, que se desarrolla en el contexto de Afganistán, el pueblo pastún, Al Qaeda, los talibanes, y el terrorismo.  Es una de esas novelas que se lee y se relee, y es tanta su riqueza, que no deja de sorprender.

Algunas precisiones:

§Es pertinente recordar esta novela porque el pasado 30 de agosto de 2021, las tropas estadounidenses y de otros países de la OTAN, se retiraron de Afganistán, después de dos décadas de ocupación militar, cientos de miles de muertos y millones de dólares gastados. El presidente afgano en funciones se rindió y huyó ante la eminente entrada de los talibanes a la capital Kabul.  El motivo de la ocupación y guerra en Afganistán iniciada veinte años atrás, había sido consecuencia del ataque de Al Qaeda a las Torres Gemelas de Word Trade Center de Nueva York el 11 de septiembre de 2001.

§Por su ubicación en Asia Central, el territorio de lo que hoy es el Emirato Islámico de Afganistán, ha sido cruce de caravanas y objeto de invasiones y guerras, desde tiempos de Alejandro Magno.

§El afgano de esta novela pertenece al pueblo pastún, uno de los grupos etno-lingüísticos más numerosos de Asia central. Su lengua es el pasto (pashto, pashtum)la lengua oficial de Afganistán. Este pueblo tiene una devoción extrema al Islam ultra-tradicional y a un código de honor, el “Pashtunwali”.

§“Talibán” se refiere a un movimiento, creado en los años noventa del siglo pasado, cuando miles de afganos se unieron, adoptando el turbante negro de los mullah.  Se llamaban a sí mismos estudiantes;  “estudiante” en pasto es “talib” y su plural es “taliban”.  Los talibanes establecieron un gobierno alternativo en 1994, al capturar la ciudad de Kandahar en el sur de Afganistán.

§“Al Qaeda” es un grupo transnacional yihadista que para el mundo occidental, se ha convertido en sinónimo de “terrorismo”.

§“ISIS-Q”, el Estado Islámico de la Provincia de Kohrasan, fue fundado en 2015. Lograron controlar territorios del norte y noreste de Afganistán. Se ha convertido en uno de los cuatro grupos terroristas más peligrosos. Diferentes a los talibanes.

§Se distingue el árabe clásico del Corán y del académico, del “árabe” coloquial que  comprende al menos cincuenta dialectos y acentos diferentes que son hablados por cerca de 600 millones de personas, 280 como primera lengua y 250 como segunda lengua. Es el quinto idioma más hablado en el mundo, “… it is often a flowery language, using much imagery, flattery, exaggeration, simile and metaphor. Add to that, it can be very elliptical, with meanings inferred rather than openly said. It is quite different from one-meaning-only English”.

En la ficción de la novela The Afghan, las tropas norteamericanas que buscaban en Afganistán a los responsables de los ataques del 11 de septiembre de 2001, bombardearon la aldea del afgano Izmat Kahn, matando a su esposa e hijo.  Izmat Kahn, ex-talibán, se unió a Al Qaeda, fue capturado y enviado a la prisión de alta seguridad que los Estados Unidos de América construyó en 2002 en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo, Cuba, para presos detenidos por terrorismo.

En el mes de septiembre de 2006, los servicios del Centro de Contra-terrorismo inglés, detectaron la llamada que realizó un guardaespaldas en la multiétnica y multilingüe ciudad de Peshawar, en el noreste de Afganistán. La llamada se había realizado desde un teléfono celular marcado con bandera roja por los servicios de inteligencia. Lograron rastrear al dueño del teléfono móvil, un tal Tewfik al-Qur, quien murió antes de ser aprehendido, pero su computadora reveló cientos de documentos que lo señalaban como el encargado de las finanzas de Al Qaeda.  En tres documentos aparecía el término “Al-Isra” y que invocaban la bendición de Allah.

“Al-Isra is the journey itself. A magical journey. A divine journey, undertaken on the instructions of Allah Himself.”

Los servicios de inteligencia británicos y estadounidenses deducen que los talibanes estaban organizando el acto más terrible de terrorismo hasta entonces concebido.  Había que infiltrar a alguien en la organización de Al Qaeda. Y encuentran a la persona ideal, un ex militar inglés, el coronel Mike Martin, que sabía hablar pasto, había vivido entre ellos, por lo que podría adoptar la personalidad del afgano preso de Guantánamo.

“..Can your man Martin really pass for an Arab among Arabs? Is he really that good?”

Mike Martin había peleado en guerras anteriores en Afganistán y reconoció a la persona de la foto que le mostraron los “spymaster”, era la del prisionero de Guantánamo, Izmat Kahn.

“The face was five years older, lined by suffering, and ten years more than his calendar age. But it was still the boy from the mountains, the near corpse at Qala-i-Jangi. “I know this man,” he said quietly. “His name is Izmat Khan.” The American stared at him openmouthed. “How the hell can you know him? He’s been cooped up at Gitmo since he was captured five years ago.”

La historia de Izmat Khan es como un repaso a la compleja historia afgana. La historia de Mike Martin sirve al autor para hablar de la partición de la India entre Pakistán musulmán y India Hindu; la invasión y guerra rusa en Afganistán; la guerra contra Saddam Hussein, de Al Qaeda, y sus campos de entrenamiento, de Obama Bin Laden y del terrorismo.

El entrenamiento de Mike Martin para poder suplantar a Izmat Kahn, implicó su total inmersión en el mundo afgano.  Así, desde la ficción, se explica la diversidad de las lenguas habladas en esa región y la instrucción a la que es sometido muestra con gran detalle los valores que rigen el comportamiento social de esas sociedades.  Es fascinante el periplo que realiza, ya con la personalidad del afgano, desde Afganistán, pasando por la también compleja realidad de los barcos que navegan por el sureste asiático y las costas de los siete países de los Emiratos Árabes, hacia el lugar objetivo del ataque, recorriendo los lugares donde será sometido a una serie de pruebas, antes que la organización de Al Qaeda lo reconozca como uno de los suyos, y logre que le encomienden la misión de llevar a cabo el mayor acto de terrorismo hasta entonces perpetrado.

Mientras tanto, Estados Unidos y todos los países europeos con puertos, buscan un barco fantasma bajo el comando de terroristas.

Este para nosotros lejano y excitante mundo ha sido tema de la literatura y el cine. Algunos ejemplos:

-La novela del escritor inglés nacido en la India Rudyard Kipling, The Man Who Would Be King (1888).

-La magnífica película basada en esta novela, protagonizada por Sean Connery, Michael Caine y Christopher Plummer, dirigida por John Huston en 1975.

-Y no puedo dejar de mencionar a Arthur Conan Doyle y la parte de su A Study in Scarlet (1887) cuando Sherlock Holmes y el Dr. John Watson se conocen:

“Dr. Watson, Mr. Sherlock Holmes,” said Stamford, introducing us. “How are you?” he said cordially, gripping my hand with a strength for which I should hardly have given him credit. “You have been in Afghanistan, I perceive.” “How on earth did you know that?” I asked in astonishment…

..Observation with me is second nature. You appeared to be surprised when I told you, on our first meeting, that you had come from Afghanistan…”

“Nothing of the sort. I knew you came from Afghanistan. From long habit the train of thoughts ran so swiftly through my mind that I arrived at the conclusion without being conscious of intermediate steps. There were such steps, however. The train of reasoning ran, ‘Here is a gentleman of a medical type, but with the air of a military man. Clearly an army doctor, then. He has just come from the tropics, for his face is dark, and that is not the natural tint of his skin, for his wrists are fair. He has undergone hardship and sickness, as his haggard face says clearly. His left arm has been injured. He holds it in a stiff and unnatural manner. Where in the tropics could an English army doctor have seen much hardship and got his arm wounded? Clearly in Afghanistan.’

En la ficción de este relato, Watson había sido herido en la batalla de Maiwan, durante la llamada “Segunda Guerra Afgana”, el conflicto entre  el“British Raj”y el Emirato de Afganistán, sucedido entre 1878 y 1880.

 

The Fox (2018)

Adrian Weston

En 2018, a sus ochenta años, Frederick Forsyth publicó su décima séptima novela de espías: The Fox.  Y nuevamente, desde la ficción y envuelta en suspenso, hace un retrato de la realidad que nos está tocando vivir, en esta ocasión a partir de “las complejidades de esa misteriosa dimensión llamada ciberespacio”, y su influencia en las situaciones políticas globales más complicadas.

“…some hackers do not steal money; they steal secrets.”  Alguien ha entrado a la base de datos más secreta y aparentemente impenetrable, no sólo de los Estados Unidos, sino de todo el mundo, la de la National Security Agency (NSA), de la Secretaría de la Defensa, cuyo centro principal se ubica en Fort Meade, en el estado de Maryland.  Lo extraño era que el hacker, había entrado y salido, sin provocar ningún daño a los trillones de secretos vitales para la seguridad de los Estados Unidos. Y sin dejar ningún rastro.  El jefe de la oficina oval, dio una orden terminante: encuentrn al hacker, que por esquivo llamaron “el zorro” . El  especialista más experimentado contra los ciberataques, el doctor inglés Jeremy Hendricks, localizó un pequeño dato, la mitad de una dirección IP de alguien que había penetrado la base de datos de uno de los bancos más grandes del mundo; el hackeador pudo haber transferido millones, pero sólo entró y salió.

“But this time, unlike Fort Meade, they had left one tiny trace, which Hendricks had spotted. By this time the tracker team had given their quarry a nickname. He was elusive, so they called him “The Fox.” Still, a match was a match. Even foxes make mistakes.”

Los ingleses descubrieron y resguardaron al hackedor, Luke Jennings, un joven de dieciocho años con síndrome de Asperger que vivía en el pueblo de Luton, en el condado de Bedfordshire, al norte de Londres. La primera ministro de Inglaterra comisionó a su consejero de seguridad, Sir Adrian Weston, “a spymaster” retirado del Servicio Secreto de Inteligencia, el MI6, que se encargara de su protección y que junto con el doctor Jeremy Hendricks, se aprovechara la extraordinaria destreza del joven de dieciocho años, Luke Jennings.

“…“Luke?” said Sue Jennings. “But he’s harmless. He has Asperger’s syndrome. That’s a form of autism..”

El super espía Adrian Weston junto con el especialista en ciberataques Jeremy Hendricks, hacen que Luke entre a los sistemas del barco de guerra ruso Admiral Nakhimov; que obtenga los códigos de acceso a las bases de datos de la computadora maestra de FEDAT, el super secreto programa nuclear iraní para compartirlas con Israel. Luke busca y encuentra en la base de datos de teléfonos móviles de Corea del Norte, el número del General Li Song-Rhee, la mente maestra detrás del programa de misiles atómicos; Li era uno de los dos mil generales y burócratas que realmente gobernaban el país y acceder a la supercomputadora era controlar los misiles Hwasong que si bien se construían en una montaña llamada Paektu, dependía de motores rusos. En Rusia, alteró el comportamiento de la computadora maestra del Proyecto “TurkStream”, el más importante para el “Vozhd” (líder), “The biggest natural-gas pipeline the world has ever seen… When the Russian LPG is really on – stream, Europe will become gas-dependent on Russia and, effectively, her servant.”

Forsyth no deja casi nada de lado, las situaciones políticas, los antecedentes y posibles consecuencias, las vidas y personalidades de los personajes involucrados, históricos o ficticios, las técnicas de espionaje y las de captura de inteligencia “HUMNIT”, los diferentes servicios de inteligencia, y ciertas coyunturas como “el momento Ceauşescu” que podría suceder si las fuerzas que sostienen a un dictador se vuelven contra él.  Situación que esperan suceda en el caso de Kim Jong-il.

“For the dictator of North Korea, the Ceauşescu moment referred to by his late father in conversation with Condoleezza Rice, had arrived: the moment when the ranks of brainwashed serfs finally ceased cheering and began to boo.”

Frederick Forsyth. Ashford, Kent, Reino Unido. 1938.

Frederick Forsyth. The Day of the Jackal. New York: Penguin Publishing Group. 2006. 421 pages. Kindle Edition.

Frederick Forsyth. The Dogs fo War. USA: Penguin Group. 2012. 450 págs.

Frederick Forsyth. The Afghan. USA: Penguin Group. 2006. 464 p.  Kindle Edition.

Frederick Forsyth. The Fox. Penguin Publishing Group. 2018. 302 pages. Kindle Edition.