Wilkie Collins (Inglaterra, 1824 –1889).  The Moonstone, La piedra lunar, publicada en 1868, ha sido considerada como la primera novela de detectives.  La obra de Collins presenta la preocupación por el papel de la mujer en la Inglaterra del siglo XIX. T. S. Eliot la calificó  como “the first, the longest, and the best of modern English detective novels…in a genre invented by Collins and not by Poe”. Dorothy Sayers también se refirió a ella como “probably the very finest detective story ever written”.