Kinsey Millhone

Portada de V de venganza   

“La gran sorpresa del día que cumplí 38 años, el 5 de mayo de 1988, fue un puñetazo en la cara que me dejó dos ojos negros y una nariz destrozada…. Para quién quiera conocerme, mi nombre es Kinsey Millhone.  Tengo licencia de detective privado en Santa Teresa y mi negocio se llama Millhone Investigations”.

Así se presenta la detective Kinsey Millhone en el último libro de Sue Grafton, el número 22 de su serie “alfabeto del crimen”, todos publicados en español por Tusquets. Los libros de Sue Grafton son “bestsellers”, han sido traducidos a más de veinte idiomas, sus tramas son muy bien estructuradas y entretenidas por el cierto tono burlón e irónico de sus muy extensas descripciones, siempre desde la perspectiva femenina.

V de venganza, empieza con el suicidio de un joven y cuando Kinsey necesita ropa interior y va a una tienda de departamentos. Nos divertimos leyendo lo que se le ocurre a una mujer mientras la escoge, hasta que Kinsey se da cuenta que un par de mujeres están robando prendas femeninas.  Una de ellas, días más tarde, aparentemente se suicida; su prometido se niega a aceptar esta versión y contrata a Kinsey.  La investigación la lleva a ir descubriendo una organización de ladrones  y gánsters, unos más brutales que otros y el involucramiento del policía corrupto. Una historia paralela va presentando un retrato de los matrimonios californianos.  En este contexto, es inevitable que vivamos parte de la lectura en el automóvil para recorrer con Kinsey los freeways y avenidas de California desde su barrio en Santa Teresa el  barrio ficticio donde Ross Macdonald situó sus historias, basado en el real Santa Bárbara, tributo que rinde Grafton a este otro autor de novelas policíacas,

 Sue Grafton, Louisville, Kentucky. 1940

 Grafton, Sue. V is for Vengeance. USA: Penguin Putnam. 2011. 438 Pages