Detective CHICA Mikael Blomkvist, Lisbeth Salander

El fenómeno Millennium   la chica que soñaba con una cerilla y un bidon de gasolina-stieg larsson-9788423341009 la reina en el palacio de las corrientes de aire (millennium 3)-stieg larsson-9788423343294

Lisbeth Salander debe vivir

He leído ‘Millennium’ con la felicidad y excitación febril con que de niño leía a Dumas o Dickens. Fantástica. Esta trilogía nos conforta secretamente. Tal vez todo no esté perdido en este mundo imperfecto. Mario Vargas Llosa.

http://elpais.com/diario/2009/09/06/opinion/1252188011_850215.html

El 6 de septiembre de 2009, El País, publicó una reseña de Mario Vargas Llosa sobre estas novelas. Poco -y nunca tan bien- se podría agregar a lo que escribió Vargas LLosa con su gran lucidez y maestría. En 2008 cuando leí “Los hombres que no amaban a las mujeres”  ante el asombro de la lectura, escribí en una breve reseña comentando que el escritor y periodista sueco Stieg Larsson había creado un personaje entrañable en el ese momento recién traducido y publicado primer libro de la trilogía “Millennium”.  Lisbeth Salander es una joven que nos va sorprendiendo conforme la lectura avanza,  nunca nos defrauda, tampoco su autor.

Larsson a través de Lisbeth, expone el abuso sobre las mujeres y la posibilidad de enfrentarlo a pesar de las más terribles circunstancias: padre desalmado, madre débil, sádicos tutores y médicos pederastas en complicidad con autoridades corruptas.  El autor nos introduce a la historia de Lisbeth,  de la mano de la de un periodista cabal, Mikael Blomkvist, periodista como el autor, recién suspendido por enfrentarse al sistema. La historia de Lisbeth es la más despiadada descripción que pueda escribirse sobre la vulnerabilidad infantil y femenina.  Al mismo tiempo que conocemos los antecedentes que permitieron que una niña, lamentablemente muchas niñas, vivieran lo abominable, Lisbeth despliega su talento como la más hábil hacker y  el sufrimiento la enseña a tratar de estar siempre una o dos jugadas adelante.

La trilogía es un apasionante thriller de más de dos mil páginas,  con complots, asesinatos, investigaciones y el juicio. Es muy interesante ver cómo actúan diferentes tipos de investigadores según sus recursos y objetivos: el policíaco, el de los medios de investigación, el de la seguridad privada y el judicial, y por supuesto, el de Lisbeth y su red de hackers. También es una denuncia de cómo las complicidades y lealtades tienden a ocultar o minimizar los delitos.

No sorprende su éxito:  según Wikipedia, para fines de 2013 que es cuando publico este post, ha vendido  más de 70 millones de copias en todo el mundo y se han hecho dos películas, una sueca y otra americana. Transcribo la reseña a propósito de la publicación de Los hombres que no amaban a las mujeres   en 2008 :

Los hombres que no amaban a las mujeres:  La joven detrás de Stieg Larsson

En Estocolmo, Suecia, en 2002, Carle Mikael Blomkvist,  periodista y accionista de la revista Millenium, en sus cuarenta,  es condenado por haber publicado un artículo contra el  influyente millonario Hans-Erik Wenneström.

Dragan Armansky es director de Milton Security, empresa de seguridad, que cuenta con lo último en tecnología.  Aquí trabaja, la joven Lisbeth Salander.

Los antepasados de la familia Vanger se remontan varios siglos y son propietarios de Hedeby Island. El octogenario Henrik Vanger es la cabeza de la familia. Obsesionado por la desaparición de la nieta de su hermano, Harriet Vanger, en 1966 cuando ella tenía 16 años, contrata a Blomkvist, desacreditado y con una condena pendiente, para que escriba la historia de la familia Vanger y al mismo tiempo revise el material que ha juntado por casi cuarenta años, y averiguar la desaparición o muerte de su querida sobrina-nieta.

Stieg Larsson  estructura Los hombres que no amaban a las mujeres sobre una base de ágiles, ordenadas y muy puntales descripciones:  psicológicas y físicas de los personajes; de las relaciones familiares, de amor, de amistad y de negocios; del ambiente y de  la Isla que habita  la familia Vanger; de las medidas de seguridad y de los últimos conocimientos cibernéticos.  La trama se desarrolla a partir de cadenas de hechos que son al mismo tiempo causa y efecto de hechos anteriores y posteriores, de tal manera, que al final, como lectores, exclamemos ¡por supuesto!  Pero, sobre las descripciones de la realidad que se recrea, recurso indispensable del género policiaco,  y de la impecable estructura detectivesca, Larsson crea a un personaje entrañable, Lisbeth, que nos va sorprendiendo conforme la lectura avanza, exponiendo y denunciando el abuso femenino.

  La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Lisbeth regresa a Estocolmo después de haber viajado más de dos años por todo el mundo. Se ha operado los senos y es dueña de una fortuna. Además de su talento para las computadoras, ha desarrollado el interés por las matemáticas y por resolver el Teorema de Fermat. Con mucho cuidado, usando varias personalidades, compra un departamento y lo amuebla. Solo se presenta con su amiga Miriam Wu a quien le presta el suyo, viejo.

En Millenium, Blomksvit y Berger, y su equipo, trabajan junto con un joven reportero Dag Svensson. Él y su novia, Mia Johansson, abogada, han trabajado investigando una serie de asesinatos de jóvenes prostitutas que, plantean, tienen la complicidad de cuerpos policiacos y políticos. Gracias a las artes de hacker de Lisbeth, logra enterarse del trabajo de ellos y los visita. Esa misma noche son asesinados ambos y el abogado Bjurman, el tutor responsable de Lisbeth que la violó y tenía amenazada con internarla como psicópata.

La policía encuentra la pistola de Bjurman con las huellas de Lizbeth y la policía la culpa por los homicidios. Una campaña de desprestigio en la prensa la hacen aparecer como una sádica y muy patológica joven. Pero ni Blomksvit ni Armansky, su exjefe en Milton Security, están de acuerdo e inician, cada uno, su propia investigación. Así vemos tres equipos, el policíaco, el de periodistas y el de la compañía de seguridad,  cómo investigan cada uno, con sus propios recursos y técnicas. Larsson cuenta la historia  de Lisbeth: hija natural de  Alexander Zalachenko, Zala, un ex militar y de la policía rusa que el gobierno sueco recibió en secreto y al que Larsson presenta con toda la maldad que un ser humano puede tener.

 La reina en el palacio de las corrientes de aire.

Lisbeth convalece en el hospital de las graves heridas sufridas cuando se enfrentó a su padre y a su esbirro Ronald Niedermann, un abominable personaje insensible a cualquier sentimiento, entre ellos el dolor. Está detenida por un triple asesinato, la prensa la juzga sin concesiones, parece que todo está en su contra. Mikael le pide a su hermana la abogada Anikka Giannini, que se encargue de su defensa.

Como en una olla de presión, en 854 páginas, Larsson va haciendo que las coyunturas muestren más intrigas para magnificar la culpabilidad de Lisbeth y disculpar las acciones de la policía secreta sueca, SAPO y de los funcionarios responsables de la atención a menores, entre ellos el Dr. Peter Teleborian, además de que siempre está presente la amenaza de Niedermann.  El autor pone a trabajar a diferentes equipos, el periodístico, el policíaco, el de la seguridad privada y el judicial, tanto el de la fiscalía como el de la defensa, y por supuesto el de Lisbeth y su red de hackers. Sin prisas va narrando el curso de las investigaciones de cada uno de ellos, hasta llegar al punto climático con el juicio.

 

AutorStieg Larsson. 1954-2004, Suecia.  Se ha escrito que el personaje Mikael Blomkvist está basado en el personaje “Kalle Blomkvist” y Lisbeth Salander en el de  “Eva-Lotta Lisander”, de  la escritora sueca Astrid Lingren, famosa por sus novelas infantiles Pippi Longstocking.

Ficha

Larsson, Stieg.  Los hombres que no amaban a las mujeres. Barcelona: Ediciones Destino, S.A, 2008. En inglés:  “The Girl With The Dragon Tattoo”

Larsson, Stieg. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. Barcelona: Ediciones Destino, S.A, 2008. 752 págs. En inglés:  “The Girl Who Played With Fire”

Larsson, Stieg. La reina en el palacio de las corrientes de aire. Barcelona: Ediciones Destino, S.A, 2009. 864 págs. En inglés:  “The Girl Who Kicked the Hornets’ Nest”