Detective CHICA Cayetano Brulé

Cita en el Azul Profundo es la cuarta novela de la serie (de siete) del detective Cayetano Brulé del escritor Roberto Ampuero (Chile, 1953) y en la que se relata un complot para desestabilizar a Chile. La investigación lleva a Cayetano Brulé de Chile, “Azul Pacífico”, a Estocolmo, “Azul Báltico”, a Cuba y a Playa del Carmen, México, “Azul Caribe” y nuevamente a Chile “Azul Profundo”

Cayetano Brulé nació en La Habana a mediados de los años cuarenta, vivió con sus padres en La Florida y en la década de los setenta se estableció en Valparaíso donde gracias a un curso por correspondencia se hizo detective.  Vive solo, le gusta comer y beber,  nos lo imaginamos pasado de peso, “bigotudo”, con una incipiente calva, anteojos gruesos y para las ocasiones importantes usa una corbata lila con guanaquitos (especie de llama) y una chaqueta brillosa de solapa ancha. Tiene una pequeña oficina en el edificio Turri en Valparaíso y un muy fiel asistente de origen japonés llamado Bernardo Suzuki.

¿Qué significa Delenda est Australopitecus? Es el único dato que le dio un posible cliente cuando lo llamó por telefono a su oficina de Valparaíso para citarlo en el restaurante “Azul Profundo” de Santiago. Brulé viaja a la capital y mientras lo espera bebiendo un mojito en la barra del restaurante, ve entrar a un hombre que parece ser ese posible cliente quien se sienta en una mesa al lado de la ventana y antes de que Brulé tenga tiempo de acercarse, ve cómo a través de la ventana un par de hombres en motocicleta le disparan y toman su portafolio. El hombre asesinado en efecto era su posible cliente, Agustín Lecuona.

Nunca se había enfrentado a un caso en el cual el cliente le hubiese encargado investigar su propia muerte” se dice cuando días más tarde le llega a su oficina un sobre con un cheque que Agustín Lecuona había enviado antes de la cita en pago de la investigación. Lourdes Cisneros, prima de Lecuona, viaja desde Miami para recoger el cadáver y  contrata a Brulé para que investigue el asesinato. Le cuenta que su primo la había llamado para decirle que su vida estaba en peligro y que pensaba viajar a Chile y contactarlo a él.  Le da una tarjeta postal de San Petesburgo que le había enviado desde el Gran Hotel de Estocolmo, Suecia.   Antes de empezar su investigación Brulé recurre a su contacto Arsenio Marín, alias “El Escorpión”, comisario de la Policía de Investigaciones, quien le informa que le habían quitado el caso y que  la investigación del homicidio la realizaría “La Casa”, dependencia gubernamental que realiza labores de inteligencia para prever ataques terroristas y acciones desestabilización y que es dirigida por Ignacio Alcántara, “El Conde Rojo”, un personaje un tanto siniestro y muy poderoso, con antecedentes militares y paramilitares en varias partes del mundo.

Con la postal y el interés del gobierno, Cayetano se apasiona por el caso: ¿qué significaba Delenda est Australopitecus? ¿Cuál era la verdadera relación entre Agustín y su prima Lourdes?  ¿Cuál es el papel del gobierno, de “La Casa” y de “El Conde”? ¿A qué se dedica realmente la Consultora Transworld Inversiones cuyo propietario es un alemán de nombre Helmut Frosch? ¿Por qué le plantaron un muerto en su casa, razón por la que tiene que huir de Chile para evitar ir a prisión? ¿Por qué personas, de lo que queda de los grupos revolucionarios que se opusieron al régimen militar de Augusto Pinochet y la izquierda clandestina, lo buscan y quieren apoyarlo en su investigación?  Brulé piensa que siguiendo la pista de la postal, podrá reconstruir el itinerario de Lecuona antes de encontrar la muerte en Chile, pero casi encuentra la suya.  Con identidad falsa sale de Chile y en el vuelo a Estocolmo lee un libro que la prima Lourdes le había dado sobre el posmodernismo, libro que le suscita una interesante reflexión: “si el posmodernismo como teoría, propone una literatura del no conocimiento  y si la razón es arbitraria y el mundo una construcción artificial entonces -reflexiona- el esclarecimiento de crímenes es en verdad imposible y todo crimen perfecto”.

De manera vertiginosa, como en una película de acción, suceden muchas cosas. En Estocolmo Brulé conoce a una joven sueca-cubana Kim Ruz, obsesionada por encontrar a su padre cubano. Viaja por el Báltico congelado  en un isjakt buscando a otro exiliado chileno llamado Patricio Sariñas quien vive en una cabaña, stuga, aislada en una pequeña, quien le ayuda a  descubrir las razones de Lecuona. Le habla de la WPA, World Production Association, y del programa Delenda est Australopitecus que Lecuona había interceptado y pretendía dar a conocer.  Le explica que en los ochenta, durante la  dictadura de Ausgusto Pinochet, él y otro chileno que conoce sólo como “Ferlocio”, habían asistido en Santiago a una sesión clandestina en la que se había acordado la lucha armada contra el régimen. Después estuvo detenido en Berlín, huyó y se refugió en la isla. Va a Cuba y Brulé y sigue otra pista que lo lleva a Playa del Carmen en México. Regresa de incógnito a Chile y desde su escondite descubre qué es Delenda est Australopitecus, cree haber descifrado los datos de fechas, nombres de autores, pinturas y películas de cine, logra llegar con el Subsecretario del Interior y convencerlo, en un momento en que el gobierno está agobiado por situaciones internas como la rebelión de los mapuches, (o araucanos), para que el gobierno malogre un atentado y, finalmente con ello, reivindicar su  su nombre.

Los casos del detective Cayetano Brulé se narran en las novelas: ¿Quién mató a Cristián Kustermann?,1993. Boleros en La Habana, 1994. El alemán de Atacama, 1996. Cita en el Azul Profundo, 2001. Halcones de la noche, 2005.  El caso Neruda, 2008 y Bahía de los misterios, 2013.

AutorRoberto Ampuero. Valparaíso, Chile. 1953

Ficha Roberto Ampuero. Cita en el Azul Profundo. España: Debolsillo. 384 págs. 2013.