Paco Ignacio Taibo II, “Días de combate”, “Adiós, Madrid”, “Muertos incómodos (falta lo que falta)”

Paco Ignacio Taibo II, “Días de combate”, “Adiós, Madrid”, “Muertos incómodos (falta lo que falta)”

 Héctor Belascoarán Shayne

Queridísimos, Héctor Belascoarán Shayne y ciudad de México, los dos protagonistas de Paco Ignacio Taibo II (España, 1949).

La ciudad de México tiene muy pocos detectives. Uno de ellos es Héctor Belascoarán Shayne (junto con Filiberto García, Edgar, el zurdo, Mendieta, Sunny Pascal y Andrea Mijangos). Entre 1976 y 1993 trabajó en nueve casos; en 2005 vuelve a aparecer junto con el detective indígena, Elías Contreras.  A excepción del penúltimo que se desarrolla en Madrid, los crímenes que relatan se suceden principalmente en la ciudad de México.

De ser el entorno, el autor convierte a la ciudad de México en su otro protagonista.  Las investigaciones del detective se realizan entre el tráfico y la contaminación atmosférica. Y también la auditiva que con el fondo de cláxones y escapes, escuchamos esa parte del lenguaje coloquialmente muy mexicano, el del muy profuso comercio ambulante y el del  los puestos de comida en la calle. No importa que luego nos eche un balde de agua fría para enfrentarnos con el crimen y la ubicua corrupción, en todas partes y en todos los niveles.  Belascoarán lo mismo “se mete” con el rico empresario y el arrogante funcionario que con los cuates del barrio y con cualquier criminal que luego,  a veces, ya no  nos parecen tan malos.

El detective  Belascoarán es tuerto, cojo, picantemente irónico, muy ocurrente y con mucho humor.  Investiga deduce, induce y saca conclusiones al mismo tiempo que come, oye música, aprende a bailar merengue y cita a clásicos.

Los casos de Belascoarán son:  Días de combate, 1976.  Cosa fácil, 1977.  Algunas nubes, 1985.  No habra final feliz1989.  Regreso a la misma ciudad y bajo la lluvia1989.  Amorosos fantasmas, 1989.  Sueños de frontera, 1990.  Desvanecidos difuntos, 1991.  Adiós Madrid, 1993.  Muertos incómodos (falta lo que falta), 2005 – Escrito con el Subcomandante Marcos.

Como Héctor Belascoarán Shayne, Paco Ignacio Taibo II,  tiene ascendencia española, pero es muy mexicano y así como el detective puede entrarle a todo, su autor es  prolífico en varios géneros, impulsor del género negro y activista social.

Días de combate

  Días de combate

Héctor Belascoarán Shayne, de padre catalán y madre escocesa, tiene un hermano y una hermana. Recién se ha separado de su esposa y decide abandonar su trabajo para dedicarse a su vocación: detective. Tiene treinta y un años y ha concursado en el concurso del Gran Premio de los $64,000 con el tema de grandes estranguladores o asesinos seriales. Comparte una oficina con el plomero Gómez Letras, viaja en metro, come en la calle y oye a Pablo Milanés. En este primer libro aparece un asesino serial de mujeres, “el cerebro” quien se comunica con él mientras sigue estrangulando mujeres.

Adiós, Madrid

Héctor Belascoarán Shayne tiene ya cerca de 40 años. Justo Vasco, subdirector técnico del Museo de Antroplogía de la ciudad de México lo contrata para viajar a Madrid, buscar a la “viuda negra”, ex amante de un ex presidente que supuestamente le regaló el pectoral de Moctezuma dejando una copia en el museo. Esta novela no se desarrolla en la ciudad de México, pero cuando Belascoarán busca el Madrid que le contaron sus padres en el exilio, hace maravillosas comparaciones con la ciudad de México.

muertos incomodos

 Muertos incómodos (falta lo que falta)

 Escrita a “cuatro manos” con el Subcomandante Marcos. Dos detectives, uno indígena, Elías Contreras (Comisión de investigación) y Hector Belascoarán, uno en la ciudad de México, “el monstruo” y el otro en Chiapas, en la zona zapatista, buscan a un “tal Morales” que resulta ser tres Morales: el que trabaja para las transnacionales y el PRI corrupto para beneficiarse de los recursos naturales de Chiapas; el soplón del gobierno en Lecumberri después de los disturbios del 68 y 71 y Juancho, el tortero y doble de Bin Laden. Historias cruzadas, mezcladas y enredadas hasta el desenlace.

 Paco Ignacio Taibo II, España, 1949

 Paco Ignacio Taibo II, Todo Belascoarán. México: Ed. Planeta, 2010. 822 págs.

Paco Ignacio Taibo II,Serie Belascoarán Shayne (tres tomos). México: Ed. Planeta.

Subcomandate Marcos y Paco Ignacio Taibo II, Muertos incomodos (Falta lo que Falta). Ed. Joaquín Mortiz. 2006. 235 págs.

 

M.J. McGrath, “White Heat” “Calor helado”

Edie Kiglatud

                Picture

Si Edie Kiglatud se asombra de las diferencias entre el Ártico Canadiense y Alaska  ¿cómo nos sorprenderíamos nosotros que vivimos en otras latitudes? Edie es una cazadora de osos del Ártico Canadiense que en la segunda novela de M.J. McGrath viaja a Alaska, poblada también por inuits como ella. Las espléndidas descripciones de la autora nos enseñan a notar las diferencias entre Alaska con sus exuberantes bosques nevados y las inmensas superficies heladas con musgos, líquenes y pantanos características de la tundra del Ártico Canadiense, biomas que aunque condicionen diferentes ambientes, formas de vida y comportamientos, son parte del mismo planeta en el que todos habitamos.

White Heat, “Calor helado”

 Edie Kiglatud sabía que era la  mejor guía y cazadora de osos polares del Ártico Canadiense, por eso no dejaba de pensar por qué la expedición para la que había sido contratada, había fracasado. Era evidente que a sus clientes, Felix Wagner, y su compañero Andy Taylor no les importaba la caza, pero nunca esperó que Felix Wagner fuera asesinado durante la expedición.

Así empieza este fantástico thriller que nos lleva a un mundo al que difícilmente podríamos ir y ciertamente no vivir: la helada tundra del Ártico Canadiense y a convivir con sus habitantes, los inuit “el pueblo” en la lengua Inuktitut.

En el noreste del continente americano, entre Groenlandia y Canadá, el Ártico Canadiense es un archipiélago de más de treinta mil islas, la mayoría deshabitadas. Durante cientos de años los inuit, también llamados esquimales, han ido adaptándose al paisaje siempre helado de menos cincuenta grados centígrados, viviendo meses sin noches y meses sin sol, consumiendo lo que la tundra ofrece: las hojas y frutos de pequeños arbustos, osos, caribúes, bueyes almizcleros, lobos, liebres, focas, morsas, aves y mucha pesca.

Y fantástico también es el personaje de Edie Kiglatud que con los sentidos desarrollados por la caza, la pesca y los trayectos en uno de los lugares más inhóspitos del planeta, como buena cazadora, reflexiona, observa, se mueve en círculos, hasta encontrar los indicios con los que reconstruir una serie de asesinatos.

En el ficticio poblado de Autisaq, en una de las muchas islas del Ártico Canadiense, vive Edie, mitad inuit mitad blanca, de treinta y tres años, cazadora de osos polares, guía de expediciones de qalunaat, “los que no son inuit”y maestra de escuela, divorciada de Sammy Inukpuk y madrastra de sus  hijos Joe y Willa, alcohólica y amante de viejas películas.

Sin haberse resuelto el crimen de la malograda expedición, Andy Taylor regresa para una segunda expedición en la cual se pierde y Joe, que había sido el guía asignado por el comité de ancianos, se suicida. Edie, trastornada, recorre la tundra ártica buscando algún indicio que le ayude a comprender la muerte de su joven hijastro, mismo que encuentra cuando ve en el cuello del viejo cazador Saomik Kperkuj una extraña, brillante e inusualmente pesada piedra y que descubrirá proviene de un astroblem, que son los cráteres producidos por el choque de un meteorito y que cubren importantes depósitos de gas. Edie irá recogiendo y acumulando muchos pequeños indicios que analiza, relaciona, hace conjeturas, vuelve a investigar y que la harán enfrentar los intereses de científicos y extranjeros en las riquezas del subsuelo.

La novela nos sumerge en la vida de los inuit. Son extraordinarias las imágenes del paisaje de glaciares, fiordos, de sus intensos fenómenos metereológicos y espejismos, así como las descripciones de formas de vida, alimentación y vestido de estos grupos que se transportan tanto en trineos jalados por perros como en rápidos snowbies y lanchas. Sólo una muy experimentada guía, cazadora y destazadora de cuerpos de animales, pues hay que conservar absolutamente todo para sobrevivir,  además de rápida constructora de iglués, pudo haber encontrado en este para nosotros hostil ambiente, los indicios para la resolución de los asesinatos, con la valiosa ayuda de Derek Palliser, un peculiar policía-naturalista apasionado por los lemínidos, del la Policía Montada de Canadá.

 Melanie McGrath, Inglaterra.  http://www.melaniemcgrath.com/

 Melanie McGrath. White Heat. Viking Adult. 2011. 400pags.

Kindle edition. Mantle/Amazon Digital Services      Inc. 2011
M.J. McGrath, Calor helado.Barcelona: Ediciones B, S.A. 2012. 384 págs
 
Maj Sjöwall y Per Whalöö, “Roseanna”, “Los terroristas”

Maj Sjöwall y Per Whalöö, “Roseanna”, “Los terroristas”

 Martin Beck

La pareja formada por los periodistas y escritores suecos Maj Sjöwall y Per Whalöö escribieron diez novelas policiacas: la primera, Roseanna, fue publicada en 1965 y la última Los terroristas en 1975.  Su éxito en Suecia y su traducción del sueco al inglés y al español, iniciarían la popularidad que actualmente goza la novela policiaca sueca .

Roseanna

Roseanna es una novela pertenece a la tradición de las series con un detective como protagonista, en este caso Martin Beck. En ella se advierten las características de la novela negra sueca y por extensión de la novela negra escandinava.

.  Parecería que este éxito se debe en parte a que el escritor escandinavo procura integrar todas las circunstancias posibles que se presentarían en el crimen y en su resolución, detalle en el trabajo del detective según las coyunturas históricas, políticas, laborales y personales del momento; las descripciones de los contextos se irán haciendo cada vez más apegadas a la realidad con verosímiles retratos psicológicos que profundizan en los antecedentes familiares y sociales. Además los escritores se esfuerzan por mostrar las técnicas de la investigación policiaca, los interrogatorios y las discusiones de los investigadores.

Martin Beck en Roseanna, es inspector jefe de la Policía Nacional de Estocolmo y un detective que fácilmente nos cautiva. Lo imaginamos alto, con una personalidad atractiva, más analítico que desorganizado, aunque descuide su apariencia y salud: “recuerda” –se dice a sí mismo- “que posees tres de las más importantes virtudes de un policía: eres terco, lógico y muy sereno”.

La novela empieza cuando se descubre el cuerpo desnudo de una joven en el Lago Vättern, luego sabremos era una turista americana de nombre Roseanna viajando en un barco por los canales suecos. Martin Beck aplicará sus principios de probabilidad, suposición y algo de psicología para saber cómo, cuando y donde se cometió el crimen hasta descubrir a un asesino tan brutal como inteligente.

Los terroristas 

En la última novela de la serie, Martin Beck ha llegado a ser el Comisionado Nacional de la Policía de Estocolomo. Divorciado de su esposa y madre de sus dos hijos, tiene una relación con Reha Nielsen.  Arranca la novela con una junta con el superintendente Stig Malm, de la Administración Nacional de Policía y con Eric Möller, jefe de la Policía de Seguridad, quienes ante la próxima visita a Estocolmo de un senador americano muy controvertido, deciden enviar a Gunvald Larsson a un país latinoamericano para conocer cómo funcionan los equipos de seguridad durante la visita de personajes importantes.

La novela narra varias historias paralelas: las medidas de seguridad relacionadas con la vista del senador americano, los antecedentes del posible asesino a sueldo de políticos importantes contratado por un grupo terrorista llamado ULAG, el juicio de una joven de dieciocho años, Rebecka Lind por robo armado a un banco y el asesinato de un director de películas pornográficas llamado Walter Petrus en casa de su amante.

Los autores irán narrando minuto tras minuto los  sucesos del día del arribo del senador americano, las tareas de Beck y de sus colaboradores Gunvald Larsson,  Einar Rönn,  Benny Skacke y Fredrik Melander y, para más emoción del lector, su vinculación con las otras historias.

La serie de Martin Beck comprende los siguientes títulos:

  1. Roseanne, Roseanne, Roseanne. 1965
  2. El hombre que se esfumó, Mannen som gick upp i rök, The Man Who Went Up in Smoke.1966
  3. El hombre del balcón, Mannen på balkongen, The Man on the Balcony. 1967
  4. El policía que ríe, Den skrattande polisen, The Laughing Policeman. 1968
  5. El coche de bomberos que desapareció, Brandbilen som försvann, The Fire Engine That Disappeared. 1969
  6. Asesinato en el Savoy, Polis, Polis, potatismos!, Murder at the Savoy. 1970
  7. El abominable hombre de Säffle, Den vedervärdige mannen från Säffle, Abominable Man. 1971
  8. La habitación cerrada, Det slutna rummet, The Locked Room. 1972
  9. El asesino de policías, Polismördaren, Cop Killer. 1974
  10.  Los terroristas, Terroristema, The Terrorists. 1975

Todos los títulos en español están publicados por RBA LIBROS

Maj Sjöwall (1935) y Per Whalöö (1926-1975). Suecia.

Sjöwall, Maj and Per Whalöö. Roseanna. Vintage Crime: New York. 1993. 212 págs.

Sjowall Maj and Per Wahloo The Terrorists. USA: Vintage Crime/Black Lizard, 305 págs. Kindel Edition.

Craig Johnson, “The Cold Dish”

Walt Longmire

 

The Cold Dish (Walt Longmire, #1)Nos imaginamos el condado de Absaroka, en el estado de Wyoming, con grandes llanuras, lagos, ríos y busques abundantes en caza y pesca de gran atracción para turistas y jubilados. Cuando llegaron los colonos americanos encontraron pobladores Shoshone y Arapaho, conocidos como cheyennes, los que actualmente mantienen en ese estado la séptima reserva más poblada de americanos nativos. En la novela, un puente separa el condado y la reserva, un país extranjero, una noción soberana con sus propias autoridades y cultura, aunque la topografía sea la misma.

 Walt Longmire, es rubio, con ojos azules, viste sombrero de fieltro de ala grande, escudo de sheriff, gruesa chamarra con piel y botas especiales, siempre con pistola, escopeta o rifle y manejando su pickup. Sabemos que es viudo, es veterano de guerra, está en sus cincuenta pues ya tiene una hija, Cady, que es abogada y que su casa está sin terminar. Su mejor amigo es Henry Standing Bear, de origen cheyenne, dueño del Red Pony.

 La primera novela de la serie de Longmire como sheriff del pueblo de Durant en el condado de Absaroka, (hasta la fecha se han publicado nueve), lleva el título The Cold Dish, “El plato frío”, y alude a la frase “la venganza es un plato que se sirve frío”.  Un joven, Cody Pritchard es encontrado asesinado. Un par de años atrás, Cody y otros tres jóvenes blancos, violaron y torturaron a una jovencita Cheyenne,  Melissa Little Bird, quien padece el síndrome de alcoholismo fetal. Los jóvenes fueron juzgados y condenados a una sentencia leve. Longmire descubre que Cody fue asesinado con una muy antigua y aparentemente valiosa escopeta de cañón corto que utiliza pólvora negra y que estas escopetas son portadoras de un simbolismo especial para los cheyennes marcado en sus adornos tejidos con pluma de águila.

 Craig Johnson, E.U. 1961.

 Johnson, Creig. The Cold Wish (Walt Longmire #1). E.U.: Penguin Books, 2006. 400 págs. Amazon Kindle Store.

 

Anders Roslund y Börge Hellström, “Three Seconds”

Anders Roslund y Börge Hellström, “Three Seconds”

Ewert Grens

 

El único requisito de la novela policiaca es crear suspenso y en este sentido Three Seconds, la novela de Anders Roslund (Suecia, 1961) y Börge Hellström (Suecia. 1957–2017), es un muy buen thriller estructurado con “hechos reales” y ambientado con “hechos inventados”.

Piet Hoffmann es un criminal al servicio de la policia sueca infiltrado en el mundo del tráfico de la droga. Ewert Grens, es un detective que se pasa la mayor parte del día y de la noche, en su despacho en las oficinas de la policía de la ciudad de Estocolmo, durmiendo en un sofá o en el suelo, en lo que parece un largo luto por su pareja. Wotjeck Security International es una empresa de la mafia polaca, que como emprendedores, planean y organizan la introducción de anfetaminas en el mercado sueco, iniciando su negocio en las cárceles.

Los autores describen mucho: retratos psicológicos del delincuente, del detective y de los mafiosos; cómo se van relacionando las partes implicadas, según la cadena de mando que va desde el policía y sus jefes hasta los superiores de la Secretaría de Estado para el Ministerio de Justicia; el papel de los forenses, del fiscal y del sistema penitenciario sueco. Nos ilustra las formas de inversión para que el negocio empiece en las cárceles, es aquí donde convierten a los que luego traficarán en las calles.

Sobresale el cuidado con la que esta novela está escrita -no aparece nada que pueda parecerse a la nota roja-, la minuciosa descripción de los actores y sus actividades narradas en una sucesión de causas-efectos  sin perder de vista el contexto de la ley. Sin duda, con diferentes nombres y paisajes, la trama es una realidad de nuestros tiempos y con similitudes que se podría aplicar en casi todos los países y sociedades. Y aquí es donde llega el crítico de la novela policíaca porque decir más sería estropear la lectura de un libro que no podemos dejar, nos hace conscientes de una realidad con la que tenemos que vivir y en cierta forma nos deja satisfechos pero con la duda de quién es la víctima y quién es el criminal.

Anders Roslund. Suecia. 1961.
                      Börge Hellström. Suecia. 1957.

Roslund Anders and Börge Hellström. Three Seconds. New York: Silver Oak. 2010. 489 págs.

Back to top