Archives: Reseñas

Haruki Murakami. “1Q84”

Toshiharu Ushikawa

1Q84 2   1q84Podría ser  un thriller porque hay una asesina, asesinatos y un detective. O una novela de ciencia ficción con personajes y situaciones imposibles. Tal vez, al final, es la historia de amor entre Aomame y Tengo.

En el primer libro, el mundo de la instructora de gimnasio, Aomame, se desdobla en uno con dos lunas cuando va a realizar un crimen. Y Tengo, profesor de matemáticas y novelista, recibe el encargo de reescribir el libro “La crisálida del aire” dictado por una adolescente relacionada con una secta religiosa. En el segundo capítulo del segundo libro “Sólo tengo mi alma” aparece Toshiharu Ushikawa “toro de río”; en el tercer libro Ushikawa se convierte en un tercer protagonista y sus capítulos se van alternando con los de Tengo y de Aomame.

Es difícil, sino imposible, hacer una síntesis de 1Q84.  Además de la historia de Tengo y de Aomame, es la historia de otros personajes con vidas fascinantes que por la magia de la literatura se van conectando. Y es también una reflexión con matices orwellianos (en japonés, la letra “Q” y el número “9” se pronuncian igual “kew”) del Tokio de 1984, de la religión, de la creación literaria y la fantasía y del abuso a las mujeres.

Pero como este es un espacio de detectives, me detengo en Ushikawa.  Este personaje es realmente “fantástico” en el sentido de excelencia y de irrealidad, como la misma novela.  Murakami es despiadado con él: tiene una apariencia repulsiva, una vida patética y sus diálogos irritan al lector.  Pero posee las destrezas del gran detective: curiosidad obsesiva, habilidades de inferencia y deducción, perseverancia y paciencia, imaginación y mañas (como su formidable creación de “Presidente titular de la fundación Nueva Asociación para el Fomento de las Ciencias y las Artes de Japón” para dar legitimidad a sus pesquisas) y nunca pierde de vista su objetivo. Es el recurso del gran escritor a través del cual el narrador presenta tanto la realidad objetiva como las perspectivas subjetivas de cada uno de los personajes y que permiten que el lector sea también detective y que más que leer, participe en la vida de dos jóvenes japoneses excepcionales de Tokio en el año 1984.¿Qué más podemos pedir?

Haruki Murakami, Kyoto, Japón. 1949.

Murakami, Haruki. 1Q84. New York: Knopf, 2011 944 pags.

Toni Hill “El verano de los juguetes muertos”

Héctor Salgado

 Héctor Salgado es un detective argentino en Barcelona. Acaba de regresar de Argentina después de un mes de vacaciones forzadas, apartado del servicio por haber golpeado salvajemente a un tal doctor Omar, emigrante africano y pronto sabremos, tratante de blancas. Suspendido mientras continúa la investigación, el Comisario jefe Savall le solicita investigue algo aparentemente sencillo, el suicidio del joven Marc Castells Vidal cuando estaba de fiesta con sus inseparables amigos Gina Marti y Aleix Roviera, miembros de conspicuas familias barcelonesas.
Toni Hill va intercalando las averiguaciones de la muerte de Marc con los antecedentes familiares de los padres de los tres jóvenes, amigos todos. En este contexto el doctor Omar aparecerá asesinado en el mismo edificio de Héctor, lo que hace aparecer al investigador como el presunto asesino.
Es interesante como Hill remonta los orígenes de la muerte de Marc con la historia de las familias de los jóvenes cuando siendo niños pasaban los veranos en el campamento del tio cura Felix, hasta que sucede un accidente en el que se ahogó una niña llamada Iris, una de las hijas de la cocinera del campamento. Hill hace que el encuentro años después de Marc y la hermana de la niña ahogada en Dublin sea el detonador de los sucesos.
Hay secretos familiares, trato de blancas, droga, mujeres maltratadas, abuso de menores, adopción de niños orientales. En fin, los temas actuales. El autor trata de dar a la novela el ambiente de Barcelona, tal vez un poco a lo Vázquez Montalbán. La historia queda abierta para saber qué pasa con su compañera y madre de su hijo Ruth, quien lo dejó por la moda de “explorar su sexualidad” con una pareja del mismo sexo.
Toni Hill, Barcelona, España. 1966.
 Hill, Toni. El verano de los  juguetes muertos. Barcelona: Random House Mondadori. 2011. 370 págs.

Colin Cotterill, “Love Songs from a Shallow Grave”

COLIN COTTERILL, “LOVE SONGS FROM A SHALLOW GRAVE
Dr. Siri Paiboun
Colin Cotterill, nacido en Inglaterra, ha pasado parte de su vida en el sudeste asíatico y Love Songs from a Shallow Grave es su séptima novela con el Dr. Siri Paiboun, el único médico forense de Vientiane, la capital de Laos, esto es, la República Democrática Popular Lao.  Como el setenta por ciento de la población de Laos, el Dr. Siri pertenece a la etnia “lao”, término que se usa para referirse a la lengua oficial aunque también se habla francés por haber sido colonia francesa hasta su independencia en 1949.
“Me estoy haciendo viejo y todavía tengo tanto que leer”, exclama el entrañable Dr. Siri, ya con setenta y cuatro años. De personalidad afectuosa, sosegada, y sabia, comparte con su esposa Madame Saeng y con sus colegas y amigos, la enfermera Dtui y el Sr. Geung, alimentos y reflexiones.  En una Vientiane siempre lluviosa, húmeda, enlodada y muy pobre, diferenciada sólo en los vestigios del barrio francés y del americano,  se han sucedido tres crímenes similares de mujeres con alguna relación con el mundo occidental, asesinadas con una espada de esgrima poco común en Laos y heridas en el muslo en forma de “Z”.
Durante las investigaciones de estos crímenes y ante el horror de su esposa y amigos, acepta una invitación aparentemente diplomática al vecino país de Camboya.  La descripción del viaje es una denuncia de la terrible realidad del gobierno del Khmer Rouge Cadre donde la única ley es la de la muerte.  Después de una serie de vicisitudes en la que es acusado de espía, es torturado y encarcelado en una celda,  baja, poco profunda, superficial, y casi sólo por milagro, puede escapar y regresar a Vientiane. De aquí el título de Canciones de amor desde una sepultura poco profundapues sus reflexiones basadas en la observación y en análisis desde esta celda, se van intercalando introduciéndonos a una cultura tan lejana a la nuestra.
   Colin Cotterill, Inglaterra 1952.
Cotterill, Colin. Love Songs from a Shallow Grave. New York: Soho Press Inc. 2010. 326 págs.
Back to top