Archives: Las reseñas

ARTHUR CONAN DOYLE “A Study in Scarlet”, “Estudio en escarlata”

ARTHUR CONAN DOYLE “A Study in Scarlet”, “Estudio en escarlata”

Sherlock Holmes

“A Study in Scarlet”, “Estudio en escarlata” (1887)

“I might not have gone but for you, and so have missed the finest study I ever came across: a study in scarlet, eh? Why shouldn’t we use a little art jargon. There’s the scarlet thread of murder running through the colourless skein of life and our duty is to unravel it, and isolate it, and expose every inch of it. And now for lunch, and then for Norman Neruda. Her attack and her bowing are splendid. What’s that little thing of Chopin’s she plays so magnificently: Tra-la-la-lira-lira-lay.”[1]

 [2] “Si no es por usted, me hubiera perdido el mejor estudio que jamás hubiera encontrado: un estudio en escarlata ¿eh?[3]¿Por qué no utilizar un poco el arte de la lengua?[4] Ahí está el hilo escarlata del asesinato corriendo a través de la madeja incolora de la vida y nuestro deber es desenmarañarlo, aislarlo y exponer cada pulgada de él[5]. Vamos ahora a almorzar y después con Norman Neruda. Su ímpetu y su ejecución son espléndidos. Qué es esa pequeña tonada de Chopin que interpreta tan espléndidamente: Tra-la-la-lira-lira-lay.[6]

 
La primera aventura de Sherlock Holmes publicada en 1887 y narrada por el doctor John H. Watson está formada por dos partes. La primera lleva como subtítulo: “Being a reprint from the reminiscences of John H. Watson, M.D., late of the Army Medical Department”. Watson se presenta a sí mismo y a Holmes, describe el inicio de su relación en el famoso departamento de 221B, Baker Street en Londres y el primer caso que le toca presenciar. La segunda parte “The Country of the Saints”, es la precuela de los asesinatos de la primera parte  durante los orígenes de la iglesia mormona en las praderas de Utah, en Estados Unidos de América.

La primera vez que Watson vio a Holmes, éste lo miró y le dijo “You have been in Afghanistan, I perceive.”  Más adelante Holmes le explicará los indicios que vio en él y a través de los cuales supuso que:  era médico, había estado en el extranjero, en el ejército,  herido y enfermo y  deducir que había estado en Afganistán. Así Holmes inicia a Watson, y a nosotros los lectores, en “The Science of Deduction”, “La ciencia de la deducción”. Y en el inmenso placer de su lectura. Y de sus relecturas.

¨In height he was rather over six feet, and so excessively lean that he seemed to be considerably taller. His eyes were sharp and piercing, save during those intervals of torpor to which I have alluded; and his thin, hawklike nose gave his whole expression an air of alertness and decision. His chin, too, had the prominence and squareness which mark the man of determination. His hands were invariably blotted with ink and stained with chemicals…

Mr. Sherlock Holmes” irrita y sorprende al mismo tiempo a Watson. “I’m a consulting detective” pero a Watson le parece que es ignorante en todo, menos en literatura sensacionalista, que dice que trata de olvidar lo vano para no ocupar su cerebro, que todo lo que sabe es gracias a sus observaciones y que la ciencia de la deducción y del análisis es en un arte.

La primera parte de A Study in Scarlet , “The Lauriston Garden Mystery”, “El misterio del Jardín Lauriston”, narra la investigación del asesinato de un hombre en una casa desocupada en Brixton Road; el muerto traía en sus bolsillos una tarjeta de presentación con el nombre de “Enoch J. Drebber, Cleveland, Ohio, U. S. A” y dos cartas, una dirigida a E.J. Drebber y otra a Joseph Strangerson.  En el lugar había manchas de sangre, el muerto no presentaba ninguna herida pero en una de las paredes habían escrito con sangre la palabra “Rache”.  Ante el asombro de Watson y de los detectives de Scotland Yard, Tobias Gregson y Mr. Lestrade, Holmes, dedujo: envenenado y venganza. Holmes busca un anillo, pone anuncios en el periódico y convoca a la pandilla de jóvenes sinvergüenzas que lo ayudan. El hombre con el nombre Joseph Stangerson aparece asesinado. Esta primera parte A Study in Scarlet termina con Holmes descubriendo al asesino de  Enoch Drebber y Joseph Strangerson y explicándo a Watson y a los hombres de Scotland Yard:

And now, gentlemen,” he continued, with a pleasant smile, “we have reached the end of our little mystery. You are very welcome to put any questions that you like to me now, and there is no danger that I will refuse to answer them.”

El contexto de la segunda parte de A Study in Scarlet , “The Country of the Saints”, “La tierra de los santos” es la Gran Planicia de Alkali, en el centro del norte del Continente Americano, donde un 4 de mayo de 1847 John Ferrier encontró a una niña de cinco años, sobreviviente de una caravana de pioneros, a quien llamaría Lucy Ferrier.  John y la pequeña Lucy son rescatados por un grupo de la Iglesia de los últimos santos y son recibidos en la comunidad de los mormones en lo que se llamaría Salt Lake City en el estado de Utah.

“You shall remain here,” he said. “In a few days you will have recovered from your fatigues. In the meantime, remember that now and forever you are of our religion. Brigham Young has said it, and he has spoken with the voice of Joseph Smith, which is the voice of God.”

John Ferrier se dedicó a criar a Lucy y a trabajar. Con los años su granja era en una de las más ricas de la región y Lucy  una bella joven. Entonces los mayores se le acercaron para recordarle que Lucy  debía contraer matrimonio, según las reglas mormonas.

We Elders have many heifers, but our children must also be provided. Stangerson has a son, and Drebber has a son, and either of them would gladly welcome your daughter to his house. Let her choose between them. They are young and rich, and of the true faith. What say you to that?”

Lucy y Jefferson Hopes se habían enamorado y él no era mormón, era hijo de un viejo amigo de John Ferrier de St. Louis. John, Lucy y Jefferson desobedecen a los mayores, tratan de fugarse, John Ferrier es asesinado y Lucy es casada con el joven Drebber.  Al mes Lucy muere y Jefferson Hopes logra escabullirse mientras la velan, la besa,  toma el anillo de su mano y jura vengarse.

Arthur Conan Doyle. Escocia. 1859-1930

FichaArthur Conan Doyle. Sherlock Holmes: The Complete Novels and Stories: Volumes I and II: New York: Bantam Books. Random House Publishing Group. 2003. Kindle Edition. Introduction: “ON THE SIGNIFICANCE OF BOSWELLS” by Loren D. Estleman.

Notas:

[1] Primera parte. Capitulo 4. “WHAT JOHN RANCE HAD TO TELL”. Penúltimo párrafo

[2] Traducción de Ana Petrook

[3] Holmes agradece a Watson sus preguntas que le ayudaron a resolver el enigma.

[4] La metáfora u otros tropos de la lengua.

[5]desenmarañarlo, aislarlo y exponer cada pulgada de él”: investigar

[6] Después se van a almorzar; Holmes va a escuchar el concierto de la violinista Wilma Norman-Neruda (1838-1911).  No está identificada de Chopin.

Arthur Conan Doyle “The Sign of the Four”, “El signo de los cuatro”

Arthur Conan Doyle “The Sign of the Four”, “El signo de los cuatro”

Sherlock Holmes

The Sign of  the Four, “El signo de los cuatro” (1890)

En The Sign of the Four, Watson narra la segunda investigación de Sherlock Holmes.  Y como en las buenas novelas policíacas, hay que releer lo leído; para no perder alguna pista y para regocijarse con los diálogos entre Doyle y Holmes sobre The Science of Deduction, “La ciencia de la deducción”.

En las pláticas que promueven la convivencia diaria, Watson va contándonos más de Sherlock Holmes: The only unofficial consulting detective que escribe monografías. En una de ellas, Upon the Distinction between the Ashes of the Various Tobaccos, “La distinción entre las cenizas de diferentes tabacos”, enumera e ilustra 140 diferentes clases de cenizas de cigarros, puros y tabaco para pipa, porque para Holmes, conocer que el asesino fumaba “Indian lunkah”, reducía considerablemente la búsqueda.  Para el ojo entrenado, le dice a Watson, hay tanta diferencia entre la ceniza del Tabaco de Trichinopoly  y la de los puros “Bird´s eye”, como puede haber entre una col y una papa.  Ver todos los detalles e ir eliminando factores hace que al final solo quede lo verdadero.

May I ask whether you have any professional inquiry on foot at present?” “None. Hence the cocaine. I cannot live without brainwork.

El año es 1888 y Holmes estaba aburrido. En eso una joven de nombre Mary Morstan llega al 221B de Baker St. en Londres y expone el caso que será narrado por Watson en The Sign of  the Four:

La madre de Mary Morstam había muerto en su parto y su padre, el captán Morstam era capitán de un regimiento en la India, por lo que ella creció en un internado y ya adulta se empleó como institutriz. En el año de 1878 su padre le avisó que iba a ir a Londres y acuerdan encontrarse en el hotel Langham; cuando ella llega al hotel le informan que su padre se había hospedado la noche anterior pero que había salido y no había regresado. Y no regresaría, había desaparecido. El equipaje del capitán Morstan constaba de ropa, algunos libros y curiosidades de las Islas Andaman.  Sólo tenía un amigo en la ciudad, el Mayor Sholto de su mismo regimiento, ya retirado pero que no había estado en Londres en esa fecha. Su padre y el Major Sholto habían comandado las tropas inglesas en las Islas Andaman y cuando el Major Sholto regresó a Londres mantuvieron contacto por correspondencia.  Entre las pertenencias de su padre, Mary también había encontrado un curioso papel escrito con lo siguiente: ‘The sign of the four— Jonathan Small, Mahomet Singh, Abdullah Khan, Dost Akbar.’  El Mayor Sholto falleció en 1882 y cuatro meses después había aparecido un anuncio en el Times preguntando la dirección de Miss Mary Morstan, al cual ella había respondido; ante su sorpresa, ese mismo día recibió una caja que contenía una perla grande, sin ninguna nota ni remitente. Desde entonces cada año en la misma fecha había recibido una caja igual con una perla similar hasta esa mañana que en vez de la caja había recibido una nota:

“Be at the third pillar from the left outside the Lyceum Theatre to-night at seven o’clock. If you are distrustful bring two friends. You are a wronged woman and shall have justice. Do not bring police. If you do, all will be in vain. Your unknown friend”.

Holmes y Watson acompañaron a Mary a la cita. La nota había sido enviada por Thaddeus Sholto uno de los hijos del difunto Major Sholto quien insistió en que tenían que ir a ver a su hermano Bartholomew en Norwood.  A partir de esta visita y con un ritmo muy rápido, Holmes y Watson correrán divertidas e interesantes aventuras. Las narraciones de Watson van intercalando otras historias y otras no menos divertidas aventuras: la de la muerte del Captain Sholto y luego la de uno de sus hijos; la historia sobre un tesoro de la India y del curioso plan de cómo fue sustraído y llevado a Inglaterra; la “extraña historia de Jonathan Small”, primero en Agra y luego en las Islas Andamans donde este personaje conoció a Morstan y a Sholto,

I wish to have your advice, Major Sholto’ said I.‘Well, Small, what is it?’ he asked, taking his cheroot from his lips. ‘ I wanted to ask you, sir,’ said I, ‘who is the proper person

to whom hidden treasure should be handed over.

Años después Small, un hombre con una pierna de palo y Tonga, un pigmeo aborigen, llegaron a Londres para recuperar su tesoro…

“Well, and there is the end of our little drama,” I remarked, after we had sat some time smoking in silence. “I fear that it may be the last investigation in which I shall have the chance of studying your methods. Miss Morstan has done me the honour to accept me as a husband in prospective.”

 Arthur Conan Doyle. Escocia. 1859-1930

FichaArthur Conan Doyle. Sherlock Holmes: The Complete Novels and Stories: Volumes I and II: New York: Bantam Books. Random House Publishing Group. 2003. Kindle Edition. Introduction: “ON THE SIGNIFICANCE OF BOSWELLS” by Loren D. Estleman.

 

ARTHUR CONAN DOYLE “A Scandal in Bohemia” “Escándalo en Bohemia”

ARTHUR CONAN DOYLE “A Scandal in Bohemia” “Escándalo en Bohemia”

Sherlock Holmes

A Scandal in Bohemia. “Escándalo en Bohemia” (1891)

La noche del 28 de Marzo de 1888 el Rey de Bohemia, con un disfraz inútil porque Holmes inmediatamente lo reconoce, llega a Baker Strett.  Watson que se había casado con Mary Morstam y regresado a practicar la medicina, había ido a saludarlo y ofrece retirarse.

 “I think that I had better go, Holmes.” “Not a bit, Doctor. Stay where you are. I am lost without my Boswell. And this promises to be interesting. It would be a pity to miss it.”[i]

El rey platica que cinco años atrás en Varsovia había tenido una relación con una cantante de ópera,  que irresponsablemente se habían tomado una fotografía juntos  que de hacerse pública podría en peligro su próximo matrimonio y su reino.

We were both in the photograph.” “Oh, dear! That is very bad! Your Majesty has indeed committed an indiscretion.” “I was mad— insane.” “You have compromised yourself seriously.” “I was only Crown Prince then. I was young. I am but thirty now.” “It must be recovered.” “We have tried and failed.”

Cuando el rey le da el nombre de Irene Adler, la mujer de quien le solicita recupere la fotografía, Holmes le pide a Watson que buque en su archivo:

In this case I found her biography sandwiched in between that of a Hebrew rabbi and that of a staff-commander who had written a monograph upon the deep-sea fishes. “Let me see!” said Holmes. “Hum! Born in New Jersey in the year 1858. Contralto— hum! La Scala, hum! Prima donna Imperial Opera of Warsaw— yes! Retired from operatic stage— ha! Living in London— quite so! …”

Holmes urde un plan para robar la fotografía. Se disfraza de borracho desempleado y acaba siendo testigo del matrimonio de Irene Adler con Godfrey Norton. Luego monta un número afuera de la casa de Irene Adler  y disfrazado de clérigo, entra a la casa de Irene Adler; con la ayuda de Watson simulan un incendio para que previsiblemente Irene busque proteger la fotografía y revelar el escondite.  Pero, en este caso, Irene fue más lista que él; desapareció de Londres y en el escondite Holmes encontró una fotografía de ella y una carta dirigida a él. Por eso según Watson, para Holmes, “ella siempre fue la mujer”.

TO SHERLOCK Holmes she is always the woman. I have seldom heard him mention her under any other name. In his eyes she eclipses and predominates the whole of her sex. It was not that he felt any emotion akin to love for Irene Adler. All emotions, and that one particularly, were abhorrent to his cold, precise but admirably balanced mind.

Es un placer leer las conversaciones entre Watson y Holmes como frustrante no poder  comentarlas o reproducirlas todas aquí. Una muestra: después de escuchar sus explicaciones sobre el proceso de deducción, todo le parece a Watson ridículamente simple: hay que observar en vez de ver, no teorizar antes de tener datos para no caer en la trampa de que los hechos se ajusten a las teorías, en vez de que las teorías se ajusten a los hechos.

¿Entendería Watson cuando Holmes le dijo que sin él, sentía que había perdido a  su Boswell?

[i] Wikipedia: James Boswell (Irlanda 1740 -1795) escribió la biografía del “ensayista, crítico, lexicógrafo, poeta, novelista” inglés Samuel Johnson. En “La vida de Samuel Johnson (1791), en la que, a partir de las notas que él mismo tomaba de sus conversaciones con Johnson, y de la correspondencia y anécdotas que otros le proporcionaron, realiza un soberbio retrato del doctor Johnson, de su tiempo, obra y opiniones, amén de reclamar el valor de la amistad. Esta obra está considerada como la mejor biografía en lengua inglesa, y ha sido tomada como un referente biográfico moderno -el mundo anglosajón incluso afirma que Boswell creó la biografía moderna”.

Arthur Conan Doyle. Escocia. 1859-1930

Arthur Conan Doyle. Sherlock Holmes: The Complete Novels and Stories: Volumes I and II: New York: Bantam Books. Random House Publishing Group. 2003. Kindle Edition.

Arthur Conan Doyle. “The Red-Headed league”, “La liga de los pelirrojos”

Arthur Conan Doyle. “The Red-Headed league”, “La liga de los pelirrojos”

Sherlock Holmes

The Red-Headed league, La liga de los pelirrojos (1891) de Arthur Conan Doyle, narra la extraordinaria historia de un pelirrojo,  dueño de una pequeña casa de empeños en la plaza Saxe-Coburg cerca de la City de Londres, que había sido contratado para copiar la Enciclopedia Británica en una habitación con tan solo una mesa y una silla.

Una tarde de otoño John H. Watson llega al 221B de Baker Street y encuentra a su amigo Sherlock Holmes con un hombre con una llamativa cabellera roja. Holmes le dice a Watson que el hombre se llamaba Jabez Wilson, que tiene algo muy interesante que contar y que,

Beyond the obvious facts that he has at some time done manual labour, that he takes snuff, that he is a Freemason, that he has been in China, and that he had done a considerable amount of writing lately, I can deduce nothing else.

Holmes explica su cadena de razonamientos al asombrado Jabez Wilson, quien les muestra un recorte del periódico “The Morning Chronicle” del 27 de abril de 1890, con un anuncio para los pelirrojos sobre la existencia de una vacante en la Liga de los pelirrojos con un sueldo es de £ 4 a la semana.

“TO THE RED-HEADED LEAGUE: On account of the bequest of the late Ezekiah Hopkins, of Lebanon, Pennsylvania, U. S. A., there is now another vacancy open which entitles a member of the League to a salary of £ 4 a week for purely nominal services. All redheaded men who are sound in body and mind, and above the age of twenty-one years, are eligible. Apply in person on Monday, at eleven o’clock, to Duncan Ross, at the offices of the League, 7 Pope’s Court, Fleet Street”.

Wilson les dice que es dueño de una pequeña casa de empeño en Coburg Square, cerca de la “City” (el sector financiero de Londres); que el negocio apenas le da para sobrevivir; que tiene un único ayudante, Vincent Spaulding, quien unos meses atarás aceptó trabajar con él por la mitad del salario para aprender el oficio. Ante la pregunta de Holmes, Wilson responde que fue Spaulding quien le mostró el anuncio y lo motivó a presentar su solicitud, que no sólo lo acompañó, sino que gracias a él evitaron la larga cola de aspirantes pelirrojos y que ante su sorpresa, fue el aceptado. Su trabajó consisitió en ir todos los días a esa oficina, durante cuatro horas diarias y copiar páginas de la Enciclopedia Británica. Cuando llegó a la octava semana,  se encontró con un anuncio que decía que la Liga de los pelirrojos se había disuelto. El conserje del edificio no pudo darle más datos.

Al quedarse solos, Holmes le dice a Watson que ese era un caso de “tres pipas” y que conocía bien Saxe-Coburg Square, porque como sabía uno de sus hobbies era conocer exactamente Londres….

“I should like just to remember the order of the houses here. It is a hobby of mine to have an exact knowledge of London. There is Mortimer’s, the tobacconist, the little newspaper shop, the Coburg branch of the City and Suburban Bank, the Vegetarian Restaurant, and McFarlane’s carriage-building depot”.

Con la cita “L’homme c’est rien— l’ æuvre c’est tout,’ as Gustave Flaubert wrote to George Sand” termina esta muy divertida narración.

Arthur Conan Doyle. Escocia. 1859-1930

Arthur Conan Doyle. Sherlock Holmes: The Complete Novels and Stories: Volumes I and II: New York: Bantam Books. Random House Publishing Group. 2003. Kindle Edition.

Back to top