Archives: Las reseñas

Stephen King. “Mr. Mercedes: A Novel”

Stephen King. “Mr. Mercedes: A Novel”

Bill Hodges

La madrugada del 10 de abril de 2009, un automóvil Mercedes color gris, se lanzó contra la fila de personas que esperaban a que se abrieran las puertas de la Primera feria anual del empleo en el City Center. Murieron ocho personas y muchas más fueron heridas.  El automóvil Mercedes había sido robado. Su propietaria, la Sra. Olivia Trelawney, se suicidó poco después.  La policía no había podido atrapado al asesino.

Kermit William Hodges fue uno de los detectives encargados del caso hasta su jubilación, meses más tarde. 40 años en la policía y 27 como detective. Ya retirado, se pasaba la mayor parte del tiempo frente a la televisión, en su casa de 63 Harper Road, acariciando el revólver que había sido de su padre. Un día recibió un sobre que en vez de remitente tenía el emoticon de Smiley con gafas oscuras y mostrando sus dientes. Adentro una larga carta escrita en computadora.

“…I imagine if there was ever a “perk” you wanted to catch, Detective Hodges, it was the man who deliberately drove into the Job Fair crowd at City Center last year, killing eight and wounding so many more. (I must say I exceeded my own wildest expectations.).”

La carta estaba firmada por “The Mercedes Killer” quien agregaba en la posdata que si deseaba responder, podía contactarlo a través del sitio “Debbie’s Blue Umbrella”, a través del nombre de usuario “kermitfrog19”. “I might not reply, but “hey, you never know.”

En la primera novela de la trilogía con el detective retirado Bill Hodges, Stephen King, indiscutiblemente un maestro del suspenso, va narrando, casi por horas, la desesperada, azarosa  y muy riesgosa persecución tras un asesino del que Hodges no sabe nada, o muy poco. Y la del asesino tratando de provocar que Hodges se suicide, como lo había hecho con Olivia Trelawney.  ¿Quién atrapará a quién? Y ¿a qué costo? Pero, el 3 de junio, un poco antes de las seis de la tarde, Hodges, con la ayuda de dos personajes secundarios fantásticos, el joven Jerome y la neurótica Holly Gibney, encontraron en una de las computadoras del asesino, un boleto para la función de un grupo musical al que asistirían miles de niñas y jovencitas: “ROUND HERE MINGO AUDITORIUM MIDWEST CULTURE AND ARTS COMPLEX JUNE 3, 2010 7 PM.”

Stephen King (Estados Unidos, 1947) es autor de más de cincuenta novelas y alrededor de 200 historias cortas.  Muchas de sus historias han sido llevadas al cine o a la televisión con gran éxito.  Historias de ciencia ficción, terror, fenómenos paranormales, psicopatologías y ahora, tres novelas policiacas, la trilogía del detective retirado Bill Hodges: Mr. Mercedes, Finders Keepers, End of Watch.

Stephen King. Estados Unidos, 1947.

Stephen King. Mr. Mercedes: A Novel (The Bill Hodges Trilogy Book 1). New York: Scribner. 2014. 449 pages. Kindle Edition

 

Jason Matthews. “The Kremlin’s Candidate”.

Jason Matthews. “The Kremlin’s Candidate”.

 Dominika Egorova

Jason Matthews (Estados Unidos, 1952) trabajó durante 33 años en la Dirección de Operaciones de la CIA.  Ya retirado, ha escrito tres novelas de espías: The Red Sparrow (2013), Palace of Treason (2015) y The Kremlin’s Candidate (2018).

Jason Matthews describe la actividad de los servicios de inteligencia norteamericano y ruso; específicamente de contrainteligencia y/o contraespionaje. Esto es, las actividades que realiza un país para defenderse del espionaje de países extranjeros.  En este contexto el espía se transforma en un “agente doble”, un “mole”, o “topo”, el agente infiltrado que pretende actuar como espía para un país cuando, en realidad trabaja para otro.  En la ficción de Matthews, una clase de estos “agentes dobles” rusos son los “sparrows”, con un entrenamiento especial en la seducción sexual, en el arte del sexo-espionaje, en la utilización del sexo con el fin de entrampar y chantajear.

“… a Sparrow, a State-trained courtesan sent to the gabled mansion on the Volga River that was the secret State School Four, sent to learn the art of sexpionage—sexual entrapment, carnal blackmail, moral compromise…”

En The Kremlin’s Candidate, “El candidato del Kremilin”, los “agentes dobles”, son estratégicamente capacitados y organizados por sus “handlers” desde Langley o el Kremlin.  Hay mucha acción en Rusia (Moscú, el Kremlin, la costa de Crimea, el suntuoso complejo de Putin en Cape Idokipas*), Grecia, Washington (Langley), Nueva York, Khartoum, Turquía y Hong Kong.  Y se describen las más increíbles (o no) armas, drones, satélites, sofisticadas formas de escuchas y vigilancias electrónicas y toda clase de tecnologías cibernéticas.

La heroína de la trilogía de Matthews es la bella e inteligente Dominika Egorova, espía del Servicio de Inteligencia Exterior ruso, el “SVR” (Sluzhba Vneshney Razvedki)**, entrenada como “sparrow” y quien además es sinestésica, percibe colores, sonidos, olores y tiene la capacidad, muy importante para su profesión de espía, de ver a las personas con un halo o aura de color según su personalidad.

She had lived with this ability—a blessing and a curse—picking out the reds and purples of constancy and affection, or the yellows and greens of ill will and sloth, or the blues of thoughtfulness and cunning and, only once, the black bat wings of pure evil”.

En 2005, en el hotel Metropol de Moscú, la teniente Dominika Egorova de 24 años, había recibido la orden de seducir a Audrey Rowland, una joven teniente de la armada de Estados Unidos que estaba de visita en Moscú. El Doctor Anton Gorelikov, un reclutador de los servicios secretos rusos, había identificado a la joven teniente americana como un posible candidato.  Después de mostrarle la grabación de su encuentro con Dominika, no le costó trabajo chantajearla y pudo reclutar a la joven Audrey Rowland bajo el nombre encriptado de “MAGNIT”.

Unos años más tarde, Dominika recibió la orden de seducir a un oficial de la CIA, Nathaniel Nash, pero “entonces sucedió lo imposible… Una noche lluviosa en Helsinky, Dominika aceptó espiar para la CIA, bajo el nombre encriptado de “DIVA””.

“…Then the impossible happened. Nate’s easy, honest nature; his mild—but accurate—criticism of the current mess in Russia; the earnest, flirty attention he paid to her made her question what she was doing, for whom she was doing it, and why…On a rainy Helsinki night, she accepted Nate’s recruitment pitch to spy for CIA, and she was encrypted DIVA”.

Las carreras de estas dos agentes dobles fueron ascendiendo en las jerarquías de las burocracias a las que pertenecían.  En la coyuntura de esta novela y en medio de otras intensas acciones de contraespionaje, MAGNIT es una de los tres candidatos a ocupar la dirección de la CIA. Y DIVA es nombrada por Putin directora de SVR.

Los rusos quieren que su espia MAGNIT sea elegida directora de la CIA. DIVA les había informado sobre la existencia de un espía estadounidense trabajando para los rusos infiltrado en los altos mandos del gobierno estadounidense, pero ni ella ni los americanos saben quién es y sospechan de cualquiera de los tres candidatos a ocupar la dirección de la CIA.  Pero, a diferencia de los americanos, los rusos no sospechan que hay un espía ruso trabajando para los americanos e infiltrado en su gobierno. Pero si MAGNIT es nombrada directora de la CIA, la personalidad de DIVA se conocerá inmediatamente.

Es interesante que el autor diluya las actividades de los mandos estadounidenses en varias altos funcionarios de la CIA, mientras que para el caso de Rusia, Putin aparece como el personaje principal ominipresente, poderosísimo, diabólicamente inteligente.

* Wikipedia: The Residence at Cape Idokopas,  (Russian: Резиденция на мысе Идокопас) also known as the “Palace on the Idokopas Cape”, often called in the media “Putin’s Palace”, “Dacha Putin”, “Putin’s country cottage”, etc., is a large Italianate palace complex located on the Black Sea coast near the village of Praskoveevka in Gelendzhik, Krasnodar Krai, Russia.

* *Wikipedia: El Servicio de Inteligencia Exterior o SVR (en ruso: Служба Внешней Разведки, CBP, transliterado como Služba Vnéšney Razvedki) es el servicio de inteligencia exterior ruso. Fue creado en 1991 como continuación del KGB. Su sede central se encuentra en Yásenevo, Moscú. Tiene oficinas en todo el mundo. En contraposición al FSB, el SVR se encarga de la inteligencia exterior.

Jason Matthews. Estados Unidos. 1952.

Jason Matthews. The Kremlin’s Candidate. Red Sparrow #3. New York: Scribner. 2018. 448 págs. Kindle Edition.

Patricia Highsmith. “The Tremor of Forgery”

Patricia Highsmith. “The Tremor of Forgery”

 “…Africa is strangely good for thinking.

It’s like standing naked in glaring sunlight against a white wall.

Somehow nothing is hidden in this bright light. . ..”

The Tremor of Forgery, El temblor de la falsificación (1969), es la gran novela de la escritora estadunidense Patricia Highsmith (1921-1995), famosa por su personaje, el “talentoso Mr. Ripley”.

Howard Ingham es un escritor, tiene 34 años, vive en Nueva York y ha publicado tres libros.  John Castlewood le había encargado escribir, con él, el guion de “Trío”, una película de amor de una pareja tunecina, en Túnez, para lo cual le sugiere que se adelante para ir absorbiendo el ambiente tunecino. Howard Ingham llega a Túnez a principios de junio de 1967, once años después de su independencia de Francia.  Se hospeda unos días en el Tunisia Palace, recorre la capital, cena en el Café de Pariz y camina por el Boulevard Bourguiba (nombrado así por el primer presidente de Túnez).  Alquila un coche y se traslada a su destino, Hammamet, una pequeña ciudad turística sobre la costa mediterránea. Renta un búngalo en el hotel La Reine de Hammamet y empieza su “inmersión” en el ambiente tunecino.  Va a nadar en el mar, pasea, duerme siestas, toma cocteles, sale a cenar, pregunta constantemente al personal del hotel si tiene correspondencia, espera cartas de Ina, su novia, y de John Catlewood, avisándole la fecha de su llegada. En la espera, empieza a escribir un libro sobre un hombre con una doble vida a quien nombra Dennison. Conoce en la playa a otro norteameriano Francis J. Adams  con quien inicia una relación de amistad, se invitan cocteles, cenan juntos en el restaurant Chez Melik la diversidad de platillos preparados con couscous y platican, platican mucho.  Pero no llegan las cartas ni de John Castlewood, ni de Ina. “Ina Pallant.—She lives with her family in a big house in Brooklyn Heights. She has a crippled brother she’s very fond of—Joey. He has multiple sclerosis.  Luego conoce a Anders Jensen un joven danés, pintor, con un perro que lo acompaña a todos lados, que vive en el barrio árabe y con quien empieza una relación sin la suspicacia que siente con Adams.

Aparentemente es una narración de turistas occidentales que ven el mundo árabe desde su perspectiva de los años sesenta (la Guerra de los seis días entre Israel y la colisión árabe, la guerra de Vietnam, la Guerra Fría), con descripciones espléndidas de este pequeño país entre el Sahara y el Mediterráneo, con tantos sitios históricos como fueron los diferentes pueblos que lo conquistaron desde la célebre Cartago fenicia.

También, parece que el ritmo de la narración es lento, pero es para no dejar nada fuera de escena y poder retratar hasta la médula a los personajes, tres americanos y un danés; tres hombres y una mujer.

Y que a veces la narración es un tanto jocosa; recurso de la gran Patricia Highsmith para reproducir diálogos que cuestionan, perturbadores, reflexivos, tan íntimos que hacen temblar, a sus personajes. Y a sus lectores.

Pero sobre todo, parece que no pasa nada, porque pasa muchísimo, espléndida forma de provocar suspenso. Y angustia.

No hay necesidad de hablar árabe, se habla en francés con los mozos del hotel y con los meseros de los restaurantes; no hay por qué molestarse en avisar a alguien que hay un árabe muerto tirado en la calle; y cuando se produce el incidente, no produce remordimientos, no atormenta, parece que no hay conciencia.

Hay una máquina de escribir, un perro y Abdullah, el viejo ladrón. Y Túnez. Y el oficio del escritor, y el amor. Y Túnez otra vez.

 “…Last night, oddly enough after his disturbing conversation with Adams, Ingham had thought of a title for his book, The Tremor of Forgery. It was much better than the two other ideas he had had. He had read somewhere, before he left America, that forgers’ hands usually trembled very slightly at the beginning and end of their false signatures, sometimes so slightly the tremor could be seen only under a microscope. The tremor also expressed the ultimate crumbling of Dennison, the dual-personality, as his downfall grew imminent. It would be a profound yet unrealized crumbling, like a mountain collapsing from within, undetectable from the outside for a long while—in fact until the complete crash—because Dennison had no pangs of conscience which he recognized as such, and hardly any apprehension of danger”.

 Patricia Highsmith. Estados Unidos. 1921-1995.

 Patricia Highsmith. The Tremor of Forgery. NY: Grove Atlantic. 2011. 292 pags. Kindle Edtion

Michael Connelly. “The Last Coyote”. “El último coyote”

Michael Connelly. “The Last Coyote”. “El último coyote”

Harry Bosch

The Last Coyote, El último coyote, (1997), es la cuarta de la serie de hasta ahora 20 novelas con  Hieronymus, “Harry” Bosch, escritas por Michael Connelly (Estados Unidos, 1956).

Hieronymus, “Harry”, Bosch (llamado así por el pintor del siglo XVI “El Bosco”, en español) es detective del Departamento de Homicidios de la Policía de Los Ángeles en California. Está en un mal momento de su carrera: ha sido suspendido por haber golpeado a su superior, Harvey Pounds, cuando éste había estropeado un interrogatorio; debido al terremoto que afectó Los Ángeles en 1994, su casa ha sido declarada inhabitable y está en proceso de demolición; además había terminado la relación con su pareja de varios años.  Tenía que acudir periódicamente a sesiones con la psicóloga Carmen Hinojos en una de cuyas sesiones cobra consciencia de qué tiene tiempo libre y decide investigar y descubrir la verdad sobre el asesinato de su madre.  Sueña con un coyote solitario que se le ha cruzado en su trayecto, piensa que ya no hay muchos policías como él y se siente tan amenazado como el coyote.

En esta cuarta novela de la serie de Harry Bosch conocemos su historia personal.  Su madre, Marjorie Phillips Lowe, era prostituta y hasta que fue adulto supo el nombre de su padre.  Quedó huérfano a los 12 años cuando su madre fue asesinada en un crimen que nunca se resolvió.  Vivió en orfanatorios y hogares adoptivos.

Busca a una amiga de su mamá, otra prostituta de nombre Meredith Roman, quien le cuenta que la noche del asesinato, su madre iba a encontrarse con Arno Conklin, un abogado que deseaba postularse como Fiscal del Distrito, apoyado por un prestigioso abogado y famoso recaudador de fondos para campañas políticas de apellido Mittel. Bosch descubre que después del crimen, el padrote de su madre, Fox, había trabajado en la campaña de Conklin.  Por su suspensión no tiene arma ni placa de detective y aunque no debería, Harry utiliza todos los recursos policiales en su investigación personal, incluso personificarse como su jefe Pounds al que le toma su placa para tener acceso al material original del caso, entre ellos un cinturón y así buscar e interrogar a los investigadores que llevaron el caso. Bosch también descubrirá que es hijo de J. Michael Haller, un abogado famoso en la décadas de los cincuenta y por lo tanto medio hermano de Mickey Haller, abogado (y protagonista de otras cinco novelas de Connelly).

La novela describe los procesos policiales al mismo tiempo que va proyectando ese aspecto íntimo del detective que se mueve entre lo que es y lo que debe de ser. Además, felizmente para nosotros los lectores, la acción y la reflexión se complementan con la relación que tiene Connelly-Bosch con la música, con el jazz y con el saxofón. (ver Ana Alfageme publicado en el blog “Elemental” de “El País” el 15 de agosto de 2013, titulado “Harry Bosch, el detective que toca el saxo”:  http://blogs.elpais.com/elemental/2013/08/harry-bosch-el-detective-que-toca-el-saxo.html)

 La serie Harry Bosch comprende 20 títulos, cuatro de ellos con el abogado criminalista Mickey Haller (The Lincoln Lawyer): The Black Echo, 1992; The Black Ice, 1993;The Concrete Blonde, 1994;  The Last Coyote, 1995; Trunk Music, 1997; Angels Flight, 1999; A Darkness More Than Night, 2001; City of Bones, 2002; Lost Light, 2003;The Narrows, 2004; The Closers, 2005; Echo Park, 2006; The Overlook, 2007;The Brass Verdict, 2008 (con Mickey Haller); 9 Dragons, 2009 (con Mickey Haller); The Reversal, 2010 (con Mickey Haller);The Drop, 2011; The Black Box, 2012; Switchblade, 2014; The Burning Room, 2014; The Crossing, 2015; The Wrong Side of Goodbye, 2017; Two Kinds of Truth, 2017.

Amazon Studios ha producido hasta ahora tres series  de “Bosch”.

Autor Michael Connelly,  Estados Unidos, 1956

Ficha Connelly Michael, The Last Coyote. USA: Grand Central Publishing. 2007. 528 págs.

Connelly Michael, El ultimo coyote. España: Roca. 2012. 368 págs.

Michael Connelly. “The Gods of Guilt”

Michael Connelly. “The Gods of Guilt”

 

Mickey Haller

Mickey, you’ve got a murder case if you want it.” District. “The call came in collect from Men’s Central. I accepted, and it was a guy named Andre La Cosse. He said he was arrested for murder last night and he wants to hire you. And get this, when I asked him where the referral came from, he said the woman he is accused of killing had recommended you. He said she told him you were the best.”

The Gods of Guilt (2013) de Michael Connelly, es el quinto de la serie con el abogado defensor Mickey Haller. En este caso Haller es contratado por un “ciber proxeneta” llamado Andre La Cosse, acusado del asesinato de una de sus clientes.

Andre La Cosse es el nuevo cliente de la firma de abogados Michael Haller & Associates, de la ciudad de Los Ángeles, en California.  Además de Haller, los “asociados” son la abogada Jennifer Aronson, la “case manager” Lorna Taylor, el investigador Cisco Wojciechowski y Earl Briggs (quien maneja el Lincoln Town Car que funciona como oficina alterna de Haller, mientras se mueve entre las cortes y las prisiones de Los Ángeles).

El acusado Andre La Cosse tiene 32 años, es soltero, es un “digital pimp”, “un ciber-proxeneta”.  Desde su condominio en West Hollywood, trabaja diseñando y manejando los sitios web y las redes sociales de sus clientes-prostitutas, a quienes también coordina sus citas.  Una de ellas, Gloria Dayton no le había pagado su comisión y es así como llegó a su departamento con el fin de exigirle su comisión, pero la encuentra muerta, asesinada.  Ocho años atrás Mickey Haller  había conocido a Gloria Dayton con el nombre de Giselle Dallinger, cuando ésta se había visto involucrada en el caso de Héctor Arrande Moya, un narcotraficante del Cártel de Sinaloa, actualmente en prisión.  Presumiblemente, James Marco, un oficial de la DEA, la había obligado a “plantar” un arma de fuego en la habitación del hotel donde le había prestado sus servicios al narcotraficante Arrande.

La Cosse entrega dos lingotes de oro, cada uno con valor de cincuenta mil dólares y Haller y su equipo empiezan a preparar la defensa.  Se encuentran con personajes que habían intervenido en la investigación del caso de Arrande, tanto en la División de homicidios como en la Oficina del Fiscal, el fiscal y su investigador Lee Lankford, y otras prostitutas que habían sido testigos de la fiscalía.  Con cierta fascinación seguimos el juicio a La Cosse, los interrogatorios de los testigos de la fiscalía, de la defensa, el papel de la juez y las alocuciones de los abogados a los doce miembros del jurado, “los dioses de la culpabilidad”, a quien Haller les dice en su introducción al juicio:

 “…You know , lawyers have all sorts of nicknames for things , including juries . We call you people the ‘gods of guilt’ Not in any sort of disrespect for religion or faith . But because that’s what you are . Gods of guilt . You sit here and you decide who is guilty and who is not …”

La lectura de los thrillers legales de Michael Connelly nos introducen al complejo mundo del sistema judicial norteamericano, muestran sus fortalezas y debilidades, entre ellas, y como una preocupación constante del autor, la corrupción de las autoridades.  Describe las diferentes etapas por las que pasa un caso judicial, desde el crimen, y sus antecedentes, las diferentes líneas de investigación y el juicio.  Hace énfasis en el papel de los diferentes personajes involucrados y en las vicisitudes que se van presentando, mismas que provocan diferentes giros de las estrategias de la defensa y aumentan en nosotros, ese elemento “suspenso” que siempre nos atrapa como lectores.

El primer caso de Mickey Haller,  The Lincoln Lawyer (2005), fue llevada al cine con el mismo título.

Michael Connelly. The Gods of Guilt (Mickey Haller Book 5) New York: Little, Brown and Company. 2013. 392 pags. Kindle Edition.

 

Back to top