DetectiveChrister Wick

 Maria Lang (1914-1991) escribió 40 novelas policíacas. Se le llama “la Agatha Christie sueca”. Tres fueron traducidas al inglés y una de ellas al español. Escritas en los sesenta, gracias a la popularidad de la novela escandinava negra, este año se han vuelto a publicar.

Maria Lang escribe al estilo “whodunit”; cuando todavía se podía hablar de novelas “enigma” al estilo inglés, en que se privilegia el “whodunit” (“Who has done it?, “¿quién lo ha hecho?”) o al estilo “hardboiled” (término que viene del proceso de “cocer un huevo hasta hacerlo duro”), al estilo americano, con escenarios mucho más violentos. Los detectives Miss Marple o Hércules Poirot son ejemplos del primero y Sam Spade y Philipe Marlowe del segundo.  La difusión del género en las últimas décadas ha creado tantas subdivisiones o categorías del género que se puede hablar de thrillers policíacos, psicológicos, legales, narconovelas, de espías, algunos mucho más negros que otros. Además, la sorprendente cantidad de novelas negras o thrillers de gran calidad escritas en los países escandinavos y traducidas al inglés, español o francés en los últimos años, han hecho de la novela negra escandinava un fenómeno de enorme difusión.

María Lang, al ser la primera conocida, nos permite reflexionar un poco sobre este fenómeno. La literatura escandinava o “Nordic literature” comprende las obras escritas en las lenguas de los países del Norte de Europa: Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega (y el archipiélago de las Islas Svalbard), Suecia, y los territorios de Aland, las Islas Feroe y Groenlandia. Ejemplos de escritores daneses famosos son Hans Christian Andersen e Isak Dinesen, seudónimo de Karen von Blixen-Finecke, la escritora cuyas obras dieron origen a las películas Out of Africa y El festín de Babette. De Suecia se conocen al dramaturgo August Strindberg y al poeta Lars Gustafsson y de Noruega al célebre Henrik Ibsen y Jostein Gaarder, con El mundo de Sofía. Y de Finlandia, ¿quién no leyó en su juventud Sinuhé el Egipcio de Mika Walkari? Pero hasta que empiezan a circular las traducciones del género negro, la literatura de estos países, tenía pocos lectores fuera de sus países de origen, específicamente a partir de las publicaciones en inglés y español de la serie de Kurt Wallander, el detective creado por el sueco Henning Mankell y  de la trilogía de Stieg Larsson y su muy entrañable Lisbeth Salander. Mika Walkari fue también autor de una serie de novelas policíacas que tienen como protagonista al Komisario Palmu, alguna de ellas llevadas al cine. Lamentablemente no he encontrado traducciones del finlandés al inglés o al español. La pareja formada por los periodistas y escritores suecos Maj Sjöwall y Per Whalöö escribieron diez novelas policiacas: la primera, Roseanna, fue publicada en 1965 y la última Los terroristas en 1975.  Su éxito en Suecia y su traducción del sueco al inglés y al español, iniciarían la popularidad que actualmente goza la novela policiaca sueca con autores como el ya citado Henning Mankell (1948), Maj Sjöwall (1935) y Per Whalöö (1926-1975), Kerstin Ekman (1933), Leif GW Persson (1945), Håkan Nesser (1950), Åke Edwardson (1953), Kjell Eriksson (1953), Stieg Larsson (1954-2004), Anders Roslund (1961) / Börge Hellström (1957), Liza Marklund (1962), Mari Jungstedt (1962), Johan Theorin (1963), Arne Dahl (1963), Karin Alvtegen (1965), Åsa Larsson (1966), Lars Kepler (1967), Mons Kallentoft (1968), Camilla Läckberg (1974), Jens Lapidus (1974).

La aparición constante de nuevos escritores traducidos, dan idea de que es un género muy apreciado, con una larga y sólida tradición y casi podría hablarse de un subgénero.

A Wreath for the Bride, “Una corona de flores para novia”, está narrada en tercera persona, de forma lineal,  precedida por la presentación de los personajes. El eje de la narración es la investigación del Inspector en jefe de la Policía de Estocolmo, Christer Wick, un perfecto “caballero” quien en una escena teatral al final del libro va dirigiéndose a los posibles implicados, descubriendo sus secretos y posibles móviles,  hasta revelar quién es el culpable.

Skoga es una población pequeña de Suecia donde parece que todos se conocen y que se mantiene viva gracias a los rumores.  Hay un sensación de intimidad en la forma como se narra cómo viven, qué comen, que murmuran, quién visita a quién y donde la llegada de un extraño es un acontecimiento.  Creo que la historia de A Wreath for the Bride es un poco atemporal y que podría haberse escrito en muchas otras partes del  mundo.

El día anterior a su boda Anneli Hammar desaparece y se encuentra su cuerpo, apuñalado dos días después. ¿Qué hizo Anneli entre su desaparición y su asesinato? Es lo que parece preocupar a nuestro detective, Christer Wick, Inspector en jefe de la ciudad de Estocolomo, de visita en su pueblo natal para asistir a la boda. La boda es el acontecimiento del pueblo. Anneli, hija de Gretel Strom e hijastra de Edward Strom, se va a casar con un personaje muy peculiar, muy rico, llamado Joakim Cruse, quien desde su llegada ha vivido en casa de la mamá de Christer Wick. El detective descubre que el día de su desaparición Anneli salió llorando de la empresa donde trabajaba y cuyo dueño es un solterón llamado Sebastian Petren. Su amiga Dina Richardson la encontró en la calle y caminaron juntas hacia la tienda de flores donde iba a ver su ramo de flores. En el camino saludaron a Leonard Larsson, un amigo de las dos y admirador de Anneli quien estaba en la peloquería.  Anneli entró a la tienda de flores, pero ya nadie la vio salir. Wick escucha todos los rumores: de que recibía cartas del extranjero, de que estaba enamorada de un francés casado, de que se había peleado con su exjefe y muchas otras.

Las tres novelas de Maria Lang que se pueden conseguir en ingles o en español son: A Wreath for the Bride(1966), No More Murders (1967), and Death Awaits Thee (1967) .

AutorMaria Lang. (Dagmar Maria Lange). Suecia, 1914-1991.

FichaMaria Lang. A Wreath for the Bride.  USA: Henry Regnery Company. 1968. 157 págs