El sueco Leif Gustav Willy Persson. (Suecia, 1945) es uno de los más conocidos y reconocidos escritores de thrillers, y es también una referencia obligada en el campo de la Criminología en Suecia.  Ha escrito una docena de novelas de las cuales siete (tres forman una trilogía) están traducidas del sueco al español o al inglés.  Las primeras cinco tienen como protagonista a Lars Mars Johansson, desde que era el joven responsable de investigar el asesinato del ministro sueco Olaf Palme en 1986,  hasta su fallecimiento en 2010 en el Policía moribundo.

En las siete novelas de Persson que he leído hay un equipo multidisciplinario que apoya las investigaciones, primero de Johansson y luego del impresentable Ever Bäckström.  El tono  serio de los thriller históricos-políticos de la trilogía protagonizada por Johansson, va modificándose conforme va creciendo Bäckström.

De una forma breve y exacta se van presentando los personajes, sabemos cómo son, qué piensan, cómo es su familia y qué hacen. Los investigadores analizan los casos desde todos los ángulos posibles, a partir de diferentes estrategias, resaltando los detalles importantes de forma ordenada como los descubrimientos forenses, la revisión en archivos, el cruce de información, la transcripción de las entrevistas a los criminales y a los testigos, las observaciones de los fiscales, las interpretaciones de los psicólogos. Y por supuesto lo relacionado con el crimen y el criminal.  Hay un narrador omnipresente que dice lo qué está sucediendo al mismo tiempo en diferentes lugares y con diferentes actores, que transcribe sus pensamientos y hace aclaraciones pertinentes y que nos hace parte de esos equipos multidisciplanrios junto con Johansson, Bäckström, la inspectora de la policía judicial Annika Carlsson, el viejo comisario Toivonen, Anna Holt, Lisa Mattei y otros.

Parece que Persson necesitaba un personaje que le sirviera de contraste para resaltar la rectitud y racionalidad del policía cabal representado por Lars Mars Johansson. Tal vez esa necesidad dio como resultado una creación magistral: el policía-detective Ever Bäckström.  Me pregunto si fue la maestría del autor al crearlo, o fue el personaje el que cobró vida propia y que  lo obligó a transformar el lenguaje más serio de los primeros libros al lenguaje irónico y lleno de humor negro que requería un personaje como Bäckström.

La presencia de Bäckström hace que los thrillers de Persson sean más policiacos y muy divertidos.  Ever Bäckström es egocéntrico y egoísta exagerado, desconoce la autocrítica, vanidoso y sibarita, glotón y bebedor,  indolente y flojo, tan engreído que menosprecia a todos los que lo rodean por idiotas, y más si son mujeres o de diferente raza; su lenguaje es soez, irónico y ordinario; es corrupto, utiliza su posición para beneficio propio y juega diferentes cartas al mismo tiempo.  Por los comentarios de sus colegas sabemos que es gordinflón, chaparro, seboso e insoportable, xenófobo y lujurioso.

La lista de los libros publicados de Persson es la siguiente. Se anota el  título original en sueco, en inglés y/o en español, el año de la publicación en sueco y la lengua en que se han traducido.

  • Grisfesten. (“Big Party”) 1978. Traducido al francés
  • Profitörerna. (“The Profiteers”). 1979. Traducido al alemán.
  • Samhällsbärarna. (“The Pillars Of Society”).1982. Traducido al alemán.
  • Mellan sommarens längtan och vinterns Köld.  2002.  Between Summer’s longing and Winter’s end. The story of a crime El declive del Estado del bienestar. Parte I. Entre la promesa del verano y el frío invierno.
  • En annan tid, ett annat liv. 2003. Another Time, Another Life. El declive del Estado del bienestar. Parte II. Otro tiempo, otra vida. 
  • Linda, som i Lindamordet. 2005. Linda – As in the Linda Murder. Linda, como en el asesinato de Linda.
  • Faller fritt som i en dröm. Falling Freely, as if in a Dream. 2007.  El declive del Estado del bienestar. Parte III. En caída libre, como en un sueño.
  • Den som dödar draken. 2008. He Who Kills The Dragon. Quien mate al dragón
  • Den döende detektiven. 2010. The Dying Detective. El detective moribundo
  • Den sanna historien om Pinocchios näsa. 2013. The True Story of Pinocchio’s Nose. La verdadera historia de la nariz de Pinocho.

 

promesa_del_veranootro tiempo, otra vidaen caida libre

 

Detective CHICALars Mars Johansson 

Ever Bäckström

EL DECLIVE DEL ESTADO DEL BIENESTAR

El declive del Estado del bienestar es un thriller político y una radiografía de la vida política sueca contemporánea en más de mil páginas que el autor publicó en tres partes:

Entre la promesa del verano y el frío invierno, narra las investigaciones del joven policía superintendente Lars Mars Johansson, en ese momento jefe de la Oficina Nacional de Investigación Criminal, en relación con el asesinato del primer ministro sueco Olaf Palme en febrero de 1986.

Otro tiempo, otra vida, parte de otro hecho real, la toma de la embajada alemana en Estocolmo en 1975 por jóvenes alemanes, ayudados por jóvenes suecos, y su relación con un asesinato en el año de 1989 y un movimiento de la CIA en 1999. Lars Mars Johansson ha ascendido a la Jefatura Operativa de la Seguridad Sueca, conocida por sus siglas, SAPO, y junto con con su equipo va descubriendo el involucramiento de la secretaria de Estado del Ministerio de la Defensa y otros personajes importantes.

En caída libre, como en un sueño, se desarrolla en 2007 cuando el miércoles 15 de agosto Lars Mars Johansson, ahora director general de la Policía Nacional, reúne a un grupo selecto de inspectores para revisar nuevamente el asesinato de Palme.

Persson presenta a todos los posibles involucrados; sus colaboradores revisan miles de páginas de investigación, abren archivos, revisan pistas cronológicamente y entrevistan testigos, tratando de establecer con la mayor precisión el asesinato de Palme, todos los personajes involucrado y acontecimientos que sucedieron, se suceden o sucederán, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.  Acontecimientos y personajes que de una u otra forma convergen e influyen en el desarrollo de los acontecimientos y que hacen de estas tres novelas una lectura importante e interesante por la información que aporta.  Además, al estar estructurada en forma de thriller, Persson  desarrolla magistralmente el  suspenso, la  intriga y  la intención de investigar y descubrir.

AutorLeif GW Persson. Estocolomo, Suecia. 1945

FichaPersson, Leif GW. Entre la promesa del verano y el frío invierno. Parte I. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica. 2007688 págs. En inglés: Persson, Leif GW. Between Summer’s longing and Winter’s end. The story of a crime. NY: Pantheon Books. 2010.  551 págs.

Otro tiempo, otra vida. El declive del Estado del bienestar. Parte II. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica. 2007. 509 págs.

En caída libre, como en un sueño.  El declive del Estado del bienestar. Parte III. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica. 2007. 713 págs.

 linda-como-en-el-asesinato-de-linda

 LINDA, COMO EN EL ASESINATO DE LINDA

Detective CHICA Evert Bäckström

En Linda, como en el asesinato de Linda, el personaje de Evert Bäckström, que ya tiene cincuenta y cinco años, no tiene desperdicio: su gran ego, su envidiable seguridad, su indolencia, insoportablemente misógino, homofóbico y xenofóbico y con una tendencia muy pronunciada a menospreciar a quien esté enfrente de él. Y su mayor orgullo, su “super salami”.

En época de vacaciones, en una localidad del norte de Estocolmo llamada Växjö, una joven estudiante de policía es encontrada muerta, había sido violada, torturada y estrangulada.  El comisario Bäckström, “una de las mayores leyendas de la comisión de homicidios de la policía judicial central” de Estocolmo, es enviado para colaborar con la policía local de Växjö, en la investigación que pretendió tomar muestras voluntarias de  ADN de todos los varones de Växjö.

Frente a la aparente estulticia de Bäckström, se van compara el rigor de otros inspectores para descubrir al asesino de la joven Linda Wallin de veinte años, primera víctima de la violencia machista a la que siguieron dos violaciones. Como en sus anteriores novelas, Persson irá detallando cada uno de los acontecimientos en torno al crimen, los investigadores y las investigaciones, los posibles homicidas y los testigos, el papel que juegan los medios en las investigaciones, los psicólogos forenses, críticas a ciertos movimientos civiles como la creación de la “Asociación de Hombres de Växjö contra la violencia machista”, la pugna, omisiones y movimientos políticos de los jefes, situación que hace que regrese Lars Martin Johansson a la escena y vuelva a comisionar a Anna Holt y Lisa Mattei para interrogar al culpable. Cierra la novela la reacción de la prensa, las declaraciones de los jefes, el papel de la fiscalía, el juicio y la sentencia.  Evert Bäckström es investigado y absuelto de una denuncia de acoso sexual y otros cargos de uso indebido de los recursos y enviado al grupo de localización de mercancías.

Una de las virtudes de este autor es que trata de no dejar nada sin explicar. Al final también entendemos el porqué del título de la novela cuando Lisa Mattei presenta su tesis doctoral. Mattei analizó el mensaje latente que los medios de comunicación hacen al describir los llamados homicidios sexuales contra las mujeres. Observó la vinculación semiótica existente entre la expresión y el contenido que había hecho que esos casos se denominaran con el nombre de la víctima, así, el título del libro, “Linda… como en el caso Linda”.

AutorPersson, Leif GW, Linda, como en el asesinato de Linda. España: Grijalbo. 2012. 560 páginas. Amazon, Kindle edition.

quien mate al dragon

QUIEN MATE AL DRAGÓN

Detective CHICAEver Bäckström

La quinta novela de Persson traducida (o la tercera si consideramos la primera como una trilogía), además de buen thriller, es muy divertida. En la trilogía de El declive del Estado del bienestar, aparece este inusitado detective, Ever Backström, misántropo, extraordinariamente vanidoso y cretino.  En  Linda, como en el asesinato de Linda, todo en él es irritable. Pero en Quien mate al dragón  tiene sus “15 minutos de fama”.  En la siguiente sabremos que su fama no fue efímera.

Ever Backström tiene cincuenta y cinco años, problemas de sobrepeso y de salud y se ha mandado hacer un traje amarillo que piensa, es la envidia de todos los que lo ven.  En Linda, lo habían regresado a su puesto de detective de homicidios después de una temporada en el departamento de objetos perdidos, puesto, que supo aprovechar muy bien en vez de haberse sentido degradado. Es un hombre bajo, gordo, desaliñado, pillo, con un sentido de honestidad basado en el beneficio personal y con un gran ego que hace que se le ocurran comparaciones sarcásticas, irónicas y muy ordinarias de sus interlocutores, sobre todo de las mujeres que se le ponen enfrente, a quienes, muy displicentemente piensa que podría favorecer con su súper salami. No entiende lo qué le está pasando a la policía sueca contratando mueres policías y mujeres detectives, y además de origen serbio, chileno, keniano, malasio o sudafricano.

Por una combinación de mucha suerte e indolencia, es el jefe de un grupo de detectives encargados de resolver el crimen de un hombre de sesenta y ocho años, Kark o Kalle Danielsson, “un borracho normal y corriente”, sentencia Bäckström.  Por pereza e indolencia y no por que piense que pueden aportar algo, escucha  y alienta las investigaciones de sus colegas, sobre todo si son mujeres jóvenes policías.  El asesinato de Septimus Akofeli, de veinticinco años, refugiado de Somalia, mensajero y repartidor de periódico, y quien fue el que encontró el primer, dirigen las investigaciones hacia unos delincuentes de origen árabe, los hermanos Ibrahim.

Mientras, los experimentados detectives como el Comisario Toivonen, proponen “Aplicar el programa completo: investigación interna, investigación externa, vigilancia, control del teléfono fijo y móvil, escuchas, apretar las tuercas, tirarse a la calle y hacer redadas y visitas sorpresas a todos los hang-arounds y wannabees del círculo de los hermanos Ibrahim y su primo Hassan Talib, Bäckström quiere meterlos en chirona, interrogarlos, retener sus vehículos, registrarlos en cuanto hubiera ocasión y, de ser necesario darles una tunda…”

Los acontecimientos violentos e impredecibles de esta investigación hacen que la jefa de Bäckström, Ana Holt, piense que el dragón que echaba fuego por la boca había clavado las garras en el territorio del que ella era responsable, que necesitaba un caballero que matara al dragón y que quien lo matara se quedaría con la princesa y con la mitad del reino. Pero nunca pensó que pudiera ser Ever Backström quien al final del libro tiene sus quince minutos de fama.

FichaPersson, Leif GW Persson. Quien mate al dragón. España: Grijalbo. 2013. 416 págs. Amazon Kindel Edition

650_GR52874.jpg

LA VERDADERA HISTORIA DE LA NARIZ DE PINOCHIO

Detective CHICAEver Bäckström

La verdadera historia de la nariz de Pinochio es un thriller muy divertido.  Pero como el ego de Bäckström no deja de crecer, su creador tiene que enfatizar el lenguaje irónico, el sarcasmo y el humor negro.

Gracias a su éxito en el caso de los hermanos Ibrahim contado en la novela anterior, el comisario Ever Backström es jefe del departamento de investigación de delitos violentos de la jefatura de policía de Västerort, un barrio de la ciudad de Estocolmo que “…Él solía imaginárselo como algo propio, el condado de Bäckström , con casi trescientos cincuenta mil habitantes. Los más distinguidos eran Su Majestad el rey y su familia, que vivían en los palacios reales de Drottningholm y Haga..”

En la reunión del lunes, al frente de la reunión con “el atajo de grandules incompetentes” que eran sus subalternos, Bäckström piensa que Jenny Rogersson una de sus subalternas está “chiflada” cuando comenta que las tres investigaciones que dirige pueden estar relacionadas: una mujer acusada de maltrato a un conejo, el barón Hans Ulrik Von Comer golpeado con un catálogo de Sotebys y la muerte de un abogado de la mafia.

La mujer acusada de maltrato a un conejo resultó ser una condesa y novia de Mario «el Padrino» Grimaldi; el barón Hans Ulrik Von Comer un especialista en arte; y el abogado asesinado Thomas Eriksson el asesor jurídico de la Hermandad de los Inbrahim y a quien los Ángeles del Infierno odiaban.  Además Thomas Eriksson fue quien defendió a Afsan Ibrahim cuando fue acusado de intentar asesinar, junto a su hermano mayor Farshad y su primo Hassan Talim a Bäckström en su propia casa cuatro años antes.

Independientemente de las investigaciones que dirige, Bäckström sigue planeando sus días alrededor de sus trajes amarillos, sus comidas, bebidas y la atención al súper salami.  Sus únicos problemas son los que le causa su mascota, el loro Isak,  problemas que a nosotros los lectores nos causan carcajadas.  Cuando su contacto-conocedor de arte Gustaf Gustafsson Henning, “GeGurra”, lo invita a cenar, Bäckström sabe que le espera una suculenta cena  y un sobre con dinero, pero no que venían “los mejores días de su vida”.  GeGurra le platica una historia de un cuadro y otros objetos de arte de procedencia rusa que se remontan hasta la época del zar Nicolás II.  Y cómo por matrimonios y herencias fueron a parar a manos de nobles suecos. Uno de los objetos era un muñeco en una caja de música que al activarse hacía que le creciera la nariz. Había sido fabricado por el joyero ruso Fabregat para el Alejandro, el hijo hemofílico del zar y pasado a formar parte de nobles rusos y  suecos. Uno de ellos, embajador en Inglaterra en tiempos de Churchill se lo mandó de regalo, pero éste lo devolvió.

Pero Bäckström es un personaje muy consistente.  ¿Qué coño pinta una caja de música entre las bebidas? pensó al inspeccionar la cava, lo que más le interesó de la casa donde había sido asesinado el abogado Eriksson.

Al final del libro se sabe que hay rumores de que el presidente ruso Vladímir Putin iba a otorgar la medalla Pushkin por primera vez a un extranjero, al comisario Evert Bäckström por su contribución al arte, la cultura y las humanidades.

FichaLeif GW Persson. La verdadera historia de la nariz de Pinocho. Barcelona: Penguin Random House.  Grupo Editorial España. 2015. 630 págs. Kindle Edition