¿Por qué Alicia mató a su marido?

¿Por qué Theo parece estar obsesionado en hacerla hablar?

The Silent Patient (2019) de Alex Michaelides (Chipre, 1977) no es un thriller psicológico.

Alicia Berenson tiene treinta y nueve años y ha pasado los últimos seis años cumpliendo su condena en la institución psiquiátrica The Grove, en el norte de la ciudad de Londres.  Alicia Berenson no ha vuelto a hablar en seis años, desde el día en que disparó cinco tiros en la cara de su esposo Gabriel Berenson.

Alicia había sido una destacada pintora y Gabriel un exitoso fotógrafo de modas. Antes del juicio, durante su arresto domiciliario, Alicia pintó un cuadro donde aparece ella, desnuda, en el acto de pintar un cuadro negro y en la parte inferior una palabra “Alcestis”.  En el mito griego de Eurípides, Alcestis había ofrecido su vida para que su esposo Admeto pudiera conservar la suya; Alcestis es devuelta a la vida pero no vuelve a hablar.

Theo Faber es un psicoterapeuta forense que dice haber leído y seguido todo el proceso del crimen de Alicia y de su extraño silencio, y por quien parece tener una profunda empatía. Seis años después del crimen, cuando se desocupó la plaza de psicoterapeuta en The Grove, tuvo la oportunidad de entrar a trabajar a esa clínica. Estaba  determinado a hacer hablar a Alicia y resolver el enigma.

La historia de The Silent Patient está contada en primera persona por Theo y por la misma Alicia a través de su diario.

Theo describe el funcionamiento de la institución psiquiátrica, sus colegas, el director, un enfermero y una paciente en un momento en que la institución estaba teniendo dificultades para su permanencia. Reproduce sus sesiones con Alicia (¿por qué Alicia lo ataca salvajemente en una de las sesiones?), narra las investigaciones que lleva a cabo para conocer su presente y su pasado y se entrevista con Max Berenson, el abogado que la defendió, con Jean-Felix Martin, su galerista y con Paul, su primo.

A través del diario que Alicia había empezado a escribir semanas antes del crimen,  conocemos partes de su vida y de su matrimonio, casi perfecto, así como reflexiones y comentarios sobre Gabriel, su abogado, el galerista y el primo.

Alex Michaelides utiliza distractores, pistas falsas y “red herrings”*, recursos del género, para escribir un thriller de gran suspenso, el elemento indispensable del género negro. ¿Y si se considera que su clasificación como “thriller psicológico” es el principal distractor? ¿Y si se considera que la creación de un ambiente-escenario “psicológico” es otro recurso para crear la estructura de la historia del crimen?

¿Y si se considera que el crimen fue cometido en un momento de excepción, un momento de alteración de la conciencia? Que no fue un crimen premeditado. ¿Es thriller psicológico o thriller pasional?

Lo que es contundente y no se presta a ninguna interpretación, es cómo, gracias a el uso y al manejo de los recursos del género negro, el suspenso va aumentando durante toda la lectura hasta que literalmente estalla en el desenlace con otro crimen, este sí, premeditado.

 

*Wikipedia: “Red herring… Se refiere a una maniobra de distracción,​ una falacia lógica que desvía la atención del tema tratado. Es conocida como falacia de la pista falsa. También es usado como un recurso literario que lleva a los lectores o personajes a una falsa conclusión, es usada frecuentemente en los géneros de misterio o ficción detectivesca”.

Alex Michaelides. Chipre, 1977.

Alex Michaelides. The Silent Patient. Inglaterra: Celadon Books. 2019. 352 pages