El sitio “CrimeReads” (https://crimereads.com) es de reciente creación, marzo de 2018. Y si bien para los seguidores del género se ha ido posicionado como un importante referente por su actualización y sus eruditas reseñas sobre escritores de este género, fue una sorpresa entrar al sitio el 13 de septiembre de este año y ver que la reseña publicada ese día estaba dedicada a Scooby Doo:

“50 years ago Scooby doo was the perfect, weird, hopeful mystery series 1969 needed. An unlikely gang of mystery-solvers set out to change the world” (https://crimereads.com/50-years-ago-scooby-doo-was-the-perfect-weird-hopeful-mystery-series-1969-needed/).

Sorprende que una serie infantil, que presentó su primer episodio -de 41- en televisión hace 50 años, en la cadena americana CBS y desarrollada por Hanna-Barbera, aparezca en el sitio “CrimeReads” dedicado a los lectores de novelas criminales.

Sorprende el tema de la serie infantil que como lo dice el subtítulo, se trata de las pocas posibilidades que tenía, o tiene, una pandilla juvenil para resolver misterios y tratar de cambiar el mundo.

Así que busqué a un experto en el tema y le solicité que escribiera la reseña sobre Scooby-Doo, Where Are You! para este blog:

50 años de Scooby Doo

Por Santiago González Duarte

Desde que tengo memoria, he visto la caricatura de Scooby Doo y es que tengo 12 años y Scooby Doo salió en 1969 y yo nací en el 2006 y no sólo a mi me gustaba esta serie de hecho a ninguno de mis amigos les disgustaba esta serie.

Yo nací y viví en Nueva York entonces recuerdo estar vagando por Netflix y ver una caricatura con un perro que hablaba y me interesó después me volví adicto, no veía nada más que no fuera Scooby Doo.

Nunca supe porque me encantaba esta serie, pero recuerdo que me atraían mucho los personajes, pero ahora me doy cuenta de que cada uno de los personajes tiene su propio estereotipo, por ejemplo: Fred era el galán deportista y líder, Daphne, era la bonita niña rica y novia del líder (Fred).  Velma, la lista, no muy popular y reservada, Shaggy, el no muy listo que solo piensa en comer y que al final gracias a un accidente resuelve todo el misterio, que comparte todas sus características con Scooby el perro hablante que es su mejor amigo.

A mi nunca me gustaron tanto las series de misterio, yo veía (y todavía a veces veo) esta serie porque me intrigaba y me hacía reír, entonces no solo era una serie de misterio, era entre misterio y comedia.

En mi opinión esta es una serie que como dirían los papás, una pérdida de tiempo, pero no lo es porque te enseña que no todo es como lo ves por primera vez, por ejemplo si ves un fantasma a primera vista vas a decir que es un monstruo, pero si lo examinas y lo estudias verás que sólo es un hombre o una mujer que asusta a las personas por alguna razón (éste es un ejemplo de la serie).

Entonces en conclusión la serie de Scooby Doo te enseña una moraleja muy importante que es: “No juzgues a un libro por su portada”.