Detective CHICAJohn Rebus

Me gusta el Edimburgo de Ian Rankin, su lado oscuro, sus habitantes, las palabras gaélico-escocesas y su incomprensible slang. Me gusta el detalle de los procedimientos de investigación, incluyendo el de los médicos forenses. Pero sobre todo me gusta su personaje John Rebus, porque resuelve sus casos pensando, y porque piensa mejor si está frente a una pinta de Deuchar’s IPA en el Oxford Bar. John Rebus es mujeriego, gran bebedor, amante de la música, irascible e impredecible. Conoce lo que nadie ve en Edimburgo y ve indicios y conexiones en los que nadie repara, lo que provoca reacciones en su contra, tanto de sus colegas como de sus superiores, que no lo aprecian, pero toleran sus métodos poco ortodoxos y su ensimismamiento, porque Rebus resuelve sus casos pensando, siempre reflexionando.  Me gusta su “perfecta compañera de trabajo”, la fiel DC Siobhan Clarke, cuyo equilibrio y apego a las normas contrasta con Rebus. Y, a veces, me cae bien su adversario, el gánster Morris Gerald, ‘Big Ger’, Cafferty.

Ian Rankin (Escocia, 1960) publicó en 1987 Knots and Crosses, Nudos y cruces, la primera novela de la serie del Inspector John Rebus. Even Dogs in the Wild, Incluso los perros salvajes, es la número 20, publicada en 2016.  Casi veinte años en la historia de una ciudad, Edimburgo y en la vida de su muy celoso guardián, el inspector John Rebus, un detective al estilo “hard-boiled”, de ahí que Ian Rankin pertenezca a la variante escocesa del género “hard-boiled” llamada “Tartan noir”.* La televisión inglesa ha filmado 14 programas basados en los casos de Rebus, transmitidos a lo largo de 4 temporadas.

* Wikipedia: “Tartan Noir is a form of crime fiction particular to Scotland and Scottish writers. It has its roots in Scottish literature but borrows elements from elsewhere, including from the work of American crime writers of the second half of the twentieth century, especially of the hard-boiled genre, and of European authors. Tartan noir draws on the traditions of Scottish literature, being strongly influenced by James Hogg’s Confessions of a Justified Sinner and Robert Louis Stevenson’s Strange Case of Dr Jekyll and Mr Hyde. These works dwell on the duality of the soul; the nature of good and evil; issues of redemption, salvation and damnation amongst others. The Scottish concept of the “Caledonian antisyzygy”

[Caledonian: el nombre latino con el que los romanos llamaron a este territorio; antisyzygy: poner juntos los opuestos].

ian-rankin-knots-and-crosses

Knots and Crosses, Nudos y cruces

La novela Knots and Crosses (1987), y la serie, inician con la visita de John Rebus a la tumba de su padre y después a la casa de su hermano mayor, Michael.  La visita sorprendió a Michael y a Rebus le sorprendió la riqueza de la casa y el costoso coche de su hermano. Michael había seguido la carrera de hipnotista de su padre mientras John se había enlistado en el ejército, estuvo en el grupo de paracaidistas “Para”, sufrió el duro entrenamiento de los seleccionados para entrar al “SAS”, Special Air Service, el cuerpo de elite para enfrentar cualquier situación extrema, estuvo en Irlanda y pasó una temporada recuperándose de una severa depresión, antes de entrar a la policía. Reubs sabe que seguirá luchando olvidar el tiempo que pasó encerrado con Gordon Reeve en una de las fases más severas del entrenamiento; él pasó la prueba pero su colega y amigo no lo logró.  Rebus tiene 41 años, está divorciado de Rhona con la cual tuvo a Sammy, Samantha, su hija de once años, vive solo y trabaja en la estación de policía de la Great London Road en Edinburgo.

El equipo que investigaba el secuestro y asesinato de dos niñas, y el secuestro de una tercera, buscaba afanosamente alguna conexión entre las niñas víctimas. D.S. Rebus se demoró en relacionar el hecho de que cada vez que unos de los padres habían denunciado la desaparición de su hija, él había recibido un sobre anónimo, conteniendo un papel con una sola frase u oración, y un pedazo de cordel con un nudo en medio. Tenía que haber pensado que “en todo había indicios”. Tenía que haber pensado que hay que leer siempre entre líneas, que las niñas parecían ser sólo los peones de un juego.

El clima de la ciudad estaba tenso, la prensa de Edimburgo había llegado a comparar el caso con los crímenes de Deacon Brodie (el asesino que inspiró a Robert Louis Stevenson para escribir Dr. Jekyll and Mr. Hyde), y la  única pista que la policía y Rebus tenían, era la marca y color de un coche. Una llamada de alguien que se identificó como profesor de literatura les dice que creía que en los nombres de las niñas asesinadas hay un juego de palabras y que sus iniciales forman un acróstico,

 “Well, don’t you see? In order, the victims’ names were Sandra Adams, Mary Andrews, Nicola Turner, and Helen Abbot.” Jack slouched towards Rebus’s table. “Taken as an acrostic,” continued the voice, “their names make up another name— Samantha. The murderer’s next victim perhaps? Or it may be simple coincidence, a game where no game really exists.”

Rebus descubre que Samantha había estado yendo a la librería con su madre y se entera que estuvo leyendo un libro de diseño de nudos.  Rebus sabe que se tiene que meter en la piel de asesino, porque “It had taken him fifteen years to accomplish his trick, but my God what a trick.”

Autor Ian Rankin. Esocia. 1960.

FichaIan Rankin. Knots and Crosses: An Inspector Rebus Novel (Inspector Rebus series Book 1). Nueva York: Minotaur Books. 2014. 241 págs. Kindle Edition.

ian-rankin-resurrectionmen

Resurrection Men, “Resurrecionistas”

En la Gran Bretaña en el siglo XIX, los ladrones de cuerpos eran llamados Resurrection Men “resurrecionistas”,.

Al inicio de la décimo tercer novela, Resurrection Men, parecería que John Rebus cometió una falta irreparable: durante una reunión de trabajo sobre el caso del asesinato del “art dealer” Edward Marber, aventó una taza de café a su superiora, la Chief Superintendent Gil Templer. Como consecuencia, sus superiores lo obligan a participar en una dinámica de rehabilitación para detectives con conductas poco ortodoxas. Se nombran a sí mismos “The Wild Bunch” y además de Rebus,  forman parte del grupo los detectives Jazz MaCullog, Francis Gray, Stu Stuherland, Tom Barclay y Allan Ward, todos bajo la supervisión de DCI Archibald Tennant quien les encarga la revisión de un caso no resuelto, el del asesinato de Eric Lomax y Dickie Diamond.

Al ir investigando el caso no resuelto, Rebus va encontrando conexiones con el caso del asesinato del “art dealer” Edward Marber  y el mundo de la compra-venta de obras de arte, caso que había quedado a cargo de su pareja Siobhan Clarke. Y con la investigación encubierta que le había encomendado el Comisionado Sir David Strathern, sobre la corrupción de los inspectores McCullogh, Gray y Ward.  El gánster Morris Gerald Cafferty aparece conectado con los tres casos por lo que Rebus “tiene que descubrir la verdad, antes de que la verdad lo descubra a él”:

La compleja trama de Resurrection Men presenta tres investigaciones policiales, no sólo en la ciudad de Edimburgo sino en otras ciudades escocesas, sobre la corrupción policiaca que ampara y protege a los criminales, en este caso del mercado de narcóticos y el mercado de arte.

FichaIan Rankin.  Resurrection Men. London: Onrio House. 2002. 484 págs.

 

ian-rankin-exit-music

Exit Music, “Música del adios”

En la novela número diecisiete de la serie, Exit Music, “Música del adios”, John Rebus se jubila.  Pero dos semanas antes de su retiro formal, el  miércoles 15 de noviembre de 2006,  es asesinado un poeta ruso de nombre Alexander Todorov en un estacionamiento en Reburn Wynd. La Detective Sergeant Siobhan Clarke es comisionada para llevar el caso. Otros detectives son PC Bill Dyson y un interesante “constable” Tood Goodyear.

En la investigación del asesinato del poeta ruso convergen personajes de diferentes ámbitos que proporcionan un interesante panorama del momento en que se sucede la trama: la política Megan Macfarlane, miembro del Parlamento escocés, promotora de la independencia escocesa y el ministro de negocios James Bakewell.  El banco FABank y el banquero Stuart Janney. Todorov, el poeta ruso asesinado, su traductora Scarlett Colwell y “The Scottish Poetry Library”. El ingeniero de sonido Charles Riordan, quien será la segunda persona asesinada. Sergei Andropov, un hombre de negocios ruso interesado en invertir en Escocia. Integrantes del consulado ruso en Edimburgo como Nikolai Stahov.  Policías corruptos y, por supuesto, la mafia y ‘Big Ger’,  Cafferty.

Rebus sigue obsesionado en apresar al todavía muy importante gánster Cafferty. Mientras lo vigila se pregunta ¿por qué Cafferty se ha estado reuniendo con el ministro Bakewell y con el empresario ruso Andropov?  Rebus indaga, investiga, piensa, hace conexiones y descubre: los primeros testigos del crimen de Todorov habían sido la pareja formada por Roger y Elizabeth Anderson. Roger Anderson trabaja para FABank. La hijastra del director del FABank es amiga de Nancy Sievewritht una mujer implicada en el tráfico de drogas.

FichaIan Rankin. Exit Music. New York: Little, Brown and Company. 2008. 421 págs.
ian-rankin-even-dogs-in-the-wild

Even Dogs in the Wild. “Incluso los perros salvajes”

Even dogs in the wild
Could do better than this
Even dogs in the wild
Will protect and will care for
Whatever means most to them**

 En la vigésima novela de la serie de Rebus, publicada en 2016, Even Dogs in the Wild, Incluso los perros salvajes, un equipo de policías de Edimburgo rivaliza con otro equipo de policías de Glasgow; y un grupo de mafiosos de Glasgow, rivaliza con otros grupos de mafiosos de Edimburgo.  Se vigilan, se persiguen, se infiltran, se traicionan y se matan. Joe Stark de Glasgow quiere convertirse en el mafioso más importante de Escocia; su muy colérico hijo Dennis quiso ser el más importante. Y Christie, el mafioso que quiere convertirse en el más importante mafioso de Edimburgo, rivaliza con Caffeey el más ex importante mafioso.

 La situación no es fácil para DI Malcolm Fox. Su padre Mitch está muy grave y su jefe lo ha comisionado para participar como enlace con en el grupo policiaco de la ciudad de Glasgow que se ha trasladado a Edimburgo persiguiendo a la banda de los Starks.  Los policías de Glasgow tienen a un policía infiltrado en la banda de los Stark; pero los Stark, también han corrompido a uno de los policías que los vigilan.  Están en Edimburgo buscando a un tal Hamish Wright, dueño de un compañía de transportes en cuyos contenedores transportan droga y al hacerlo se enfrentan con la mafia local y Dennis es asesinado. Parece que los Starks no han entendido que los tiempos están cambiando…

‘The Starks haven’t got the brains they were born with.’… ‘It’ll be their downfall, though. This is 2015. Stanley knives and fifty-quid drug deals? Reckon they’ve ever heard of Bitcoin or the darknet? They’re a market stall in the age of Amazon.’

Siobhan Clarke, por su parte, está a cargo de la investigación del asesinato de Lord Minton-David Menzies, en su momento famoso abogado fiscalista.  Y tendrá que investigar el atentado contra Big Ger Cafferty, el ex mafioso más importante ya casi retirado, y el asesinato de Michael Tolland, un trabajador social quien se había ganado la lotería, porque el modus operandi había sido el mismo en los tres casos y, además, los tres habían recibido una nota: “Voy a matarte por lo que hiciste”.

John Rebus apenas tiene un mes de jubilado, pero dado su conocimiento y relación con Cafferty le ofrecen y él acepta integrarse a la investigación como consultor. ¿Qué relación podían tener el prestigiado abogado Minton, el mafioso Cafferty y un trabajador social súbitamente enriquecido?  ¿Quién quiere matar a Cafferty?  Fox, Siobhan y Rebus van desentrañando una historia sórdida y triste que había comenzado treinta y tantos años atrás en Acorn House, descubriendo una víctima que no murió.   En medio de la rivalidad de grupos de mafiosos y grupos policiales, hay una historia, pero tal vez no de venganza, sino una forma póstuma de resarcir el amor filial.

The album was called The Affectionate Punch. He skipped through it to track seven and listened as Billy Mackenzie started to sing about a boy, a boy frightened, neglected, abandoned. Sons and fathers, he thought: Malcolm and Mitch Fox, Dennis and Joe Stark, Jordan Foyle and Bryan Holroyd. His phone alerted him to a text. It was from Samantha.

AutorIan Rankin. Esocia. 1960.

FichaIan Rankin. Even Dogs in the Wild (Inspector Rebus Series Book 20). New York: Little, Brown and Company. 2016. 330 págs. Kindle Edition.