Detective Lucie Hennebelle y Franck Sharko

    No es una buena novela y tal vez es un thriller escrito siguiendo recetas para hacerlo un bestseller y por lo tanto muy previsible. Pero entretiene y parece estar bien informado de cosas interesantes, aunque mezcle muchas peras con manzanas: psiquiatría, neurociencia aplicada al comportamiento de los compradores en “neuromarketing”, historia del cine y teoría cinematográfica, mensajes subliminales, la legión extranjera en Francia y experimentos de la CIA comparables a los que realizaban los nazis.

La teniente de la policía de la ciudad francesa de Lille, Lucie Hennebelle, tiene internada a una de sus gemelas por un problema estomacal cuando recibe la llamada de un ex amante suyo. Le dice que se ha quedado ciego cuando veía un cortometraje que acababa de comprar al hijo de un coleccionista de filmes recién fallecido. El cortometraje realizado en los cincuenta en blanco y negro y mudo, empieza con un círculo blanco y presenta una secuencia de escenas perturbadoras.

Por otra parte, el comisario Franck Sharko de la policía criminal de París sufre de esquizofrenia desencadenada por la trágica muerte de su esposa e hija, que nunca se aclara bien, y como consecuencia alucina la presencia de una joven llamada Eugenie que lo irrita con sus críticas.  Su jefe lo saca de su licencia médica para que realice el perfil de el o los asesinos de cinco personas cuyos cadáveres fueron encontrados enterrados, con las manos cortadas, la cabeza abierta y el cerebro, los dientes y ojos extraídos.

Muy presumiblemente por nuestra parte, y un poco artificialmente por parte del autor, ambos casos se conectan y sin planearlo empiezan a trabajar conjuntamente y por supuesto, se atraen. Sharko viaja a Egipto pues se sabe de los cadáveres de tres jóvenes encontradas en 1994 en las mismas características, mientras Lucie va a Canadá para rastrear al posible realizador del cortometraje pues han descubierto que bajo la capa del cortometraje aparecen otros recuadros añadidos que proyectan escenas que son como un filme oculto debajo del otro para enviar mensajes subliminales a través de la percepción.

 A lo  largo de las investigaciones escucharán la expresión “Síndorme E” que en Wikipedia se define como una muy violenta contaminación mental desencadenada o provocada por un catalizador, los acercará a la resolución de los crímenes.

Continúa la serie de Lucie Hennebelle y Franck Sharko con  Atomka, y Gataca.

 AutorFranck Thilliez. Francia, 1973.

FichaFranck Thilliez. Syndrome E. New York: Penguin Group. 2012. 384 pages. Amazon, Kindle store.