“Outside the brain, there’s nothing”.

 

You Disappear (2012) del escritor danés Christian Jungersen (1962), exhibe la situación por la que va transitando una familia cuando el padre es diagnosticado y operado de un tumor cerebral.

Mia Halling nunca se imaginó que existiera ese mundo, casi secreto, en el que puede vivir una familia cuando uno de sus integrantes desarrolla una enfermedad del cerebro.  Frederik y ella tenían dieciocho años de casados, un hijo de dieciséis, ambos eran maestros respetados y con prestigio, su situación económica era favorable y, de repente, durante unas vacaciones Frederik sufre una crisis y se le diagnostica un tumor en el cerebro.  A su regreso a Copenhagen los especialistas confirman el diagnóstico y Frederik es operado por un tumor en la corteza orbitofrontal.

“It is characteristic of frontal-lobe syndrome that the person who suffers from it mistakenly believes he is healthy and completely unaffected. No test or argument can convince him otherwise. The absence of empathy for others, and of a sense for when he is about to make a poor choice, often leads to a radically altered way of life for a person with orbitofrontal damage—even one whose injuries are so minor as to be undetectable by conventional psychological tests”.

La corteza orbitofrontal, “COF”, es la región del lóbulo frontal del cerebro, situada sobre las órbitas de los ojos. En ella se desarrollan los procesos cognitivos para la toma de decisiones, por lo que tiene gran importancia en la regulación e inhibición de las conductas.

El autor expone las conductas de Frederik y sus consecuencias. Se narran las reacciones de la esposa y del hijo.  Se van intercalando las investigaciones y lecturas que Mia realiza, sus visitas a neurólogos, neurocirujanos, neuropsicólogos, neurofilósofos, neuroterapeutas.  Mia se incorpora a un grupo de apoyo para personas con familiares con trastornos neurológicos en el cual ella, y nosotros los lectores, tomamos conciencia de que existen otros trastornos y otras formas de convivencia. En ese grupo conoce al abogado Bernard Berman, especialista en defender a clientes con trastornos neurológicos.

Antes de la manifestación de la enfermedad de su esposo, Mia pensaba que los últimos tres años de su matrimonio habían sido los mejores, sin imaginarse que su actitud podía tener como origen un tumor.  Se descubre que Frederik había ido realizando movimientos financieros debido a lo cual la escuela Saxtorph de la cual Frederik era el director, respetado y querido, estaba en bancarrota y tenía que cerrar sus puertas después de décadas de de ser una de las escuelas con más prestigio de Copenhagen.

De la noche a la mañana Mia Halling, maestra de matemáticas de nivel secundaria, conocido en Dinamarca como “gymnasium”, tiene que vender su casa y todas sus pertenencias, mudarse a un departamento de bajo costo, enfrentarse a los comportamientos atípicos del que había sido su esposo, soportar el juicio, la sentencia y su encarcelamiento por malversación de fondos, convivir con  la pasiva agresión de su hijo adolescente,  con la falta de amigos y  con las recriminaciones de Frederik.

“It’s really you who disappeared this past year. Not me. You… But since my operation, you’ve come to regard all of us as if we’re no more than neurochemistry—mere brains in which everything is rigidly determined beforehand”.

¿Ante la ley, qué tan culpable puede ser una persona afectada por un tumor cerebral situado en la parte que regula la toma de decisiones y las conductas? Desde la perspectiva biológica ¿varía la cantidad de libre albedrío de una persona a otra?

Ir a la reseña de Christian Jungersen. The Exception.

Christian Jungersen. Copenhague, Dinamarca. 1962

Christian Jungersen. You Disappear. Knopf Doubleday Publishing Group. 2014. 354 págs. Kin