Gerard Self

Usualmente la trama de una novela se desarrolla a partir de acontecimientos que son causa de un acontecimiento mayor o más importante y de alguna manera, como lectores, siempre tenemos que imaginarnos qué pasó o sucedió después del desenlace. Los libros que muestran ese después pueden ser muy interesantes, como los libros de Bernhard Schlink (el autor de “The Reader,” el best seller cuya adaptación al cine le hizo ganar el Oscar a Kate Winslet).que tratan cómo Alemania, el gobierno, la sociedad y los individuos tuvieron que irse adaptando a la condición de la derrota

Schlink escribió 4 thrillers ambientados en los noventa con el detective Gerald Self como protagonista. En el primero, Self´s Punishment, escrito con Walter Popp, Self es un irascible y muy obstinado viudo de 68 años, es aficionado a un coctel de ginebra llamado Aviateur y a los cigarros Sweet Aton  y vive en constante búsqueda de una pareja . Carga con cierta culpa por haber servido como fiscal al servicio de los nazis cuando era un joven abogado,  por lo que después de la derrota abandonó su carrera y se convirtió en detective privado.

El primero de la serie, Self´s Punishment (título con doble sentido: “El castigo de Self” o “Autocastigo”), se ubica en de Mannheim-Ludwigshafen, dos pequeñas ciudad al sudoeste de Alemania separadas por el río Rin; esta región  durante la Segunda Guerra Mundial fue un importante centro industrial nazi y desde el siglo XIX sede de la multinacional empresa farmacéutica BASF alrededor de la cual se han desarrollado ambas ciudades.

En la ficción de la novela, la compañía farmacéutica Rhineland Chemical Works se había fundado en 1872.  Se destaca el hecho de que el ritmo de la producción de la compañía y la velocidad del viento determinan que la región o alguna parte de ella vivan con el permanente olor de cloro, sulfuro o amonia. Todos los aspectos de la compañía son manejados a través de una computadora central que por ley está conectada al sistema de cómputo de la region que regula la concentración de vapores y emite alarmas en el caso de peligro de intoxicación.

Korten es el Director General de la compañía,  amigo y ex cuñado de Gerard Self a quien acude para que investigue quién o quiénes podrían estar hackeando la red de cómputo de la compañía que había provocado incidentes que pudieron tener graves consecuencias. Por ejemplo, 57 directores habían estado recibiendo un sobresueldo mensual sin que se hubiera detectado a tiempo; la compañía india que provee los monos para los laboratorios de experimentación había recibido una solicitud por cien mil monos en vez de los mil monos que regularmente requerían; el sistema de cómputo de la región había hecho sonar la alarma de alta concentración de gases que provocó un caos en la fábrica.

La serie de Gerald Gerarld Self como detective comprende los siguientes títulos:1987, Selbs Justiz (La Justicia de Selb) con Walter Popp; 1988 Die gordische Schleife (El nudo gordiano); 1992 Selbs Betrug (El engaño de Selb) y 2001, Selbs Mord (El fin de Selb).

Bernhard Schlink. Alemania, 1944. 

Bernhard Schlink and Walter Popp. Self’s Punishment. New York: Vintage Crime. 2005. 248 págs.