Sherlock Holmes

The Sign of  the Four, “El signo de los cuatro” (1890)

En The Sign of the Four, Watson narra la segunda investigación de Sherlock Holmes.  Y como en las buenas novelas policíacas, hay que releer lo leído; para no perder alguna pista y para regocijarse con los diálogos entre Doyle y Holmes sobre The Science of Deduction, “La ciencia de la deducción”.

En las pláticas que promueven la convivencia diaria, Watson va contándonos más de Sherlock Holmes: The only unofficial consulting detective que escribe monografías. En una de ellas, Upon the Distinction between the Ashes of the Various Tobaccos, “La distinción entre las cenizas de diferentes tabacos”, enumera e ilustra 140 diferentes clases de cenizas de cigarros, puros y tabaco para pipa, porque para Holmes, conocer que el asesino fumaba “Indian lunkah”, reducía considerablemente la búsqueda.  Para el ojo entrenado, le dice a Watson, hay tanta diferencia entre la ceniza del Tabaco de Trichinopoly  y la de los puros “Bird´s eye”, como puede haber entre una col y una papa.  Ver todos los detalles e ir eliminando factores hace que al final solo quede lo verdadero.

May I ask whether you have any professional inquiry on foot at present?” “None. Hence the cocaine. I cannot live without brainwork.

El año es 1888 y Holmes estaba aburrido. En eso una joven de nombre Mary Morstan llega al 221B de Baker St. en Londres y expone el caso que será narrado por Watson en The Sign of  the Four:

La madre de Mary Morstam había muerto en su parto y su padre, el captán Morstam era capitán de un regimiento en la India, por lo que ella creció en un internado y ya adulta se empleó como institutriz. En el año de 1878 su padre le avisó que iba a ir a Londres y acuerdan encontrarse en el hotel Langham; cuando ella llega al hotel le informan que su padre se había hospedado la noche anterior pero que había salido y no había regresado. Y no regresaría, había desaparecido. El equipaje del capitán Morstan constaba de ropa, algunos libros y curiosidades de las Islas Andaman.  Sólo tenía un amigo en la ciudad, el Mayor Sholto de su mismo regimiento, ya retirado pero que no había estado en Londres en esa fecha. Su padre y el Major Sholto habían comandado las tropas inglesas en las Islas Andaman y cuando el Major Sholto regresó a Londres mantuvieron contacto por correspondencia.  Entre las pertenencias de su padre, Mary también había encontrado un curioso papel escrito con lo siguiente: ‘The sign of the four— Jonathan Small, Mahomet Singh, Abdullah Khan, Dost Akbar.’  El Mayor Sholto falleció en 1882 y cuatro meses después había aparecido un anuncio en el Times preguntando la dirección de Miss Mary Morstan, al cual ella había respondido; ante su sorpresa, ese mismo día recibió una caja que contenía una perla grande, sin ninguna nota ni remitente. Desde entonces cada año en la misma fecha había recibido una caja igual con una perla similar hasta esa mañana que en vez de la caja había recibido una nota:

“Be at the third pillar from the left outside the Lyceum Theatre to-night at seven o’clock. If you are distrustful bring two friends. You are a wronged woman and shall have justice. Do not bring police. If you do, all will be in vain. Your unknown friend”.

Holmes y Watson acompañaron a Mary a la cita. La nota había sido enviada por Thaddeus Sholto uno de los hijos del difunto Major Sholto quien insistió en que tenían que ir a ver a su hermano Bartholomew en Norwood.  A partir de esta visita y con un ritmo muy rápido, Holmes y Watson correrán divertidas e interesantes aventuras. Las narraciones de Watson van intercalando otras historias y otras no menos divertidas aventuras: la de la muerte del Captain Sholto y luego la de uno de sus hijos; la historia sobre un tesoro de la India y del curioso plan de cómo fue sustraído y llevado a Inglaterra; la “extraña historia de Jonathan Small”, primero en Agra y luego en las Islas Andamans donde este personaje conoció a Morstan y a Sholto,

I wish to have your advice, Major Sholto’ said I.‘Well, Small, what is it?’ he asked, taking his cheroot from his lips. ‘ I wanted to ask you, sir,’ said I, ‘who is the proper person

to whom hidden treasure should be handed over.

Años después Small, un hombre con una pierna de palo y Tonga, un pigmeo aborigen, llegaron a Londres para recuperar su tesoro…

“Well, and there is the end of our little drama,” I remarked, after we had sat some time smoking in silence. “I fear that it may be the last investigation in which I shall have the chance of studying your methods. Miss Morstan has done me the honour to accept me as a husband in prospective.”

 Arthur Conan Doyle. Escocia. 1859-1930

FichaArthur Conan Doyle. Sherlock Holmes: The Complete Novels and Stories: Volumes I and II: New York: Bantam Books. Random House Publishing Group. 2003. Kindle Edition. Introduction: “ON THE SIGNIFICANCE OF BOSWELLS” by Loren D. Estleman.