Sherlock Holmes

“A Study in Scarlet”, “Estudio en escarlata” (1887)

“I might not have gone but for you, and so have missed the finest study I ever came across: a study in scarlet, eh? Why shouldn’t we use a little art jargon. There’s the scarlet thread of murder running through the colourless skein of life and our duty is to unravel it, and isolate it, and expose every inch of it. And now for lunch, and then for Norman Neruda. Her attack and her bowing are splendid. What’s that little thing of Chopin’s she plays so magnificently: Tra-la-la-lira-lira-lay.”[1]

 [2] “Si no es por usted, me hubiera perdido el mejor estudio que jamás hubiera encontrado: un estudio en escarlata ¿eh?[3]¿Por qué no utilizar un poco el arte de la lengua?[4] Ahí está el hilo escarlata del asesinato corriendo a través de la madeja incolora de la vida y nuestro deber es desenmarañarlo, aislarlo y exponer cada pulgada de él[5]. Vamos ahora a almorzar y después con Norman Neruda. Su ímpetu y su ejecución son espléndidos. Qué es esa pequeña tonada de Chopin que interpreta tan espléndidamente: Tra-la-la-lira-lira-lay.[6]

 
La primera aventura de Sherlock Holmes publicada en 1887 y narrada por el doctor John H. Watson está formada por dos partes. La primera lleva como subtítulo: “Being a reprint from the reminiscences of John H. Watson, M.D., late of the Army Medical Department”. Watson se presenta a sí mismo y a Holmes, describe el inicio de su relación en el famoso departamento de 221B, Baker Street en Londres y el primer caso que le toca presenciar. La segunda parte “The Country of the Saints”, es la precuela de los asesinatos de la primera parte  durante los orígenes de la iglesia mormona en las praderas de Utah, en Estados Unidos de América.

La primera vez que Watson vio a Holmes, éste lo miró y le dijo “You have been in Afghanistan, I perceive.”  Más adelante Holmes le explicará los indicios que vio en él y a través de los cuales supuso que:  era médico, había estado en el extranjero, en el ejército,  herido y enfermo y  deducir que había estado en Afganistán. Así Holmes inicia a Watson, y a nosotros los lectores, en “The Science of Deduction”, “La ciencia de la deducción”. Y en el inmenso placer de su lectura. Y de sus relecturas.

¨In height he was rather over six feet, and so excessively lean that he seemed to be considerably taller. His eyes were sharp and piercing, save during those intervals of torpor to which I have alluded; and his thin, hawklike nose gave his whole expression an air of alertness and decision. His chin, too, had the prominence and squareness which mark the man of determination. His hands were invariably blotted with ink and stained with chemicals…

Mr. Sherlock Holmes” irrita y sorprende al mismo tiempo a Watson. “I’m a consulting detective” pero a Watson le parece que es ignorante en todo, menos en literatura sensacionalista, que dice que trata de olvidar lo vano para no ocupar su cerebro, que todo lo que sabe es gracias a sus observaciones y que la ciencia de la deducción y del análisis es en un arte.

La primera parte de A Study in Scarlet , “The Lauriston Garden Mystery”, “El misterio del Jardín Lauriston”, narra la investigación del asesinato de un hombre en una casa desocupada en Brixton Road; el muerto traía en sus bolsillos una tarjeta de presentación con el nombre de “Enoch J. Drebber, Cleveland, Ohio, U. S. A” y dos cartas, una dirigida a E.J. Drebber y otra a Joseph Strangerson.  En el lugar había manchas de sangre, el muerto no presentaba ninguna herida pero en una de las paredes habían escrito con sangre la palabra “Rache”.  Ante el asombro de Watson y de los detectives de Scotland Yard, Tobias Gregson y Mr. Lestrade, Holmes, dedujo: envenenado y venganza. Holmes busca un anillo, pone anuncios en el periódico y convoca a la pandilla de jóvenes sinvergüenzas que lo ayudan. El hombre con el nombre Joseph Stangerson aparece asesinado. Esta primera parte A Study in Scarlet termina con Holmes descubriendo al asesino de  Enoch Drebber y Joseph Strangerson y explicándo a Watson y a los hombres de Scotland Yard:

And now, gentlemen,” he continued, with a pleasant smile, “we have reached the end of our little mystery. You are very welcome to put any questions that you like to me now, and there is no danger that I will refuse to answer them.”

El contexto de la segunda parte de A Study in Scarlet , “The Country of the Saints”, “La tierra de los santos” es la Gran Planicia de Alkali, en el centro del norte del Continente Americano, donde un 4 de mayo de 1847 John Ferrier encontró a una niña de cinco años, sobreviviente de una caravana de pioneros, a quien llamaría Lucy Ferrier.  John y la pequeña Lucy son rescatados por un grupo de la Iglesia de los últimos santos y son recibidos en la comunidad de los mormones en lo que se llamaría Salt Lake City en el estado de Utah.

“You shall remain here,” he said. “In a few days you will have recovered from your fatigues. In the meantime, remember that now and forever you are of our religion. Brigham Young has said it, and he has spoken with the voice of Joseph Smith, which is the voice of God.”

John Ferrier se dedicó a criar a Lucy y a trabajar. Con los años su granja era en una de las más ricas de la región y Lucy  una bella joven. Entonces los mayores se le acercaron para recordarle que Lucy  debía contraer matrimonio, según las reglas mormonas.

We Elders have many heifers, but our children must also be provided. Stangerson has a son, and Drebber has a son, and either of them would gladly welcome your daughter to his house. Let her choose between them. They are young and rich, and of the true faith. What say you to that?”

Lucy y Jefferson Hopes se habían enamorado y él no era mormón, era hijo de un viejo amigo de John Ferrier de St. Louis. John, Lucy y Jefferson desobedecen a los mayores, tratan de fugarse, John Ferrier es asesinado y Lucy es casada con el joven Drebber.  Al mes Lucy muere y Jefferson Hopes logra escabullirse mientras la velan, la besa,  toma el anillo de su mano y jura vengarse.

Arthur Conan Doyle. Escocia. 1859-1930

FichaArthur Conan Doyle. Sherlock Holmes: The Complete Novels and Stories: Volumes I and II: New York: Bantam Books. Random House Publishing Group. 2003. Kindle Edition. Introduction: “ON THE SIGNIFICANCE OF BOSWELLS” by Loren D. Estleman.

Notas:

[1] Primera parte. Capitulo 4. “WHAT JOHN RANCE HAD TO TELL”. Penúltimo párrafo

[2] Traducción de Ana Petrook

[3] Holmes agradece a Watson sus preguntas que le ayudaron a resolver el enigma.

[4] La metáfora u otros tropos de la lengua.

[5]desenmarañarlo, aislarlo y exponer cada pulgada de él”: investigar

[6] Después se van a almorzar; Holmes va a escuchar el concierto de la violinista Wilma Norman-Neruda (1838-1911).  No está identificada de Chopin.