En la novela The Milkman in the Night, “El lechero en la noche”, escrita en ruso por el periodista y escritor ucraniano Andrey Kurkov, el suspenso nunca disminuye. Hay asesinatos, robos, persecuciones, conspiraciones, un muy buen thriller absurdo, surrealista, con una ficción muy “negra”.

La trama de la novela se basa en situaciones absurdas e imposibles que ocurren en 2008 en la ciudad ucraniana de Kiev y en sus alrededores. Lo absurdo e imposible de la trama contrasta con la forma ordenada de la estructura de la novela que sitúan al lector en lugares reales y tiempos precisos, y con el ritmo pausado, serio e irónico que se logra captar a través de la traducción de la narración del ruso al inglés.  Se ha escrito que Kurkov crea sus personajes, con ingenio y originalidad para presentar a través de ellos retratos psicológicos de la realidad social y política actual de los ucranianos.

Kurkov nos cuenta  tres historias, pero, advierte, las historias tienen principio, pero no hay forma de terminarlas porque cada una da origen a docenas de historias separadas, cada una con su propia continuación, hasta encontrarse entre ellas: A las cuatro de la mañana de una madrugada de invierno, a mediados de enero, Irina, en el pueblo de Lipovka, a cincuenta y un kilómetros al oeste de Kiev, se prepara para tomar el transporte público que la llevará a Kiev para vender su leche materna. En el aeropuerto de Boryspil, Shamil, el perro pastor entrenado para detectar droga, ladra ante una maleta, Dima el oficial responsable, le avisa a los maleteros Boris y Zhenya que la sustraigan.  En una de las calles céntricas de Kiev el farmacéutico Eduard Ivanovich Zarvazin es asesinado y cerca de ahí, Veronika nota que su esposo Semyon había salido durante la noche.

La historia de Irina se ubica en su pequeña casa en el pueblo de Lipovka donde vive con su hija recién nacida, Yasya y con su madre; en el edificio donde vende su leche y en el Parque Marinski en el centro de Kiev, frente al edificio del Parlamento y la Plaza de la Constitución en la parte noreste de río Dnieper que cruza la ciudad, es el lugar donde conoce a Erik, uno de los  guardias nocturnos del Parque.

La casa de Dima, Dmitry Kovalenko y de su esposa Valya, está ubicada en la pequeña ciudad de Boryspil, donde se ubica el principal aeropuerto internacional de Ucrania.  Dima y Valya son un matrimonio joven, les gusta salir a comer “pelmenis” (especie de ravioli con diferentes rellenos) y beber vodka preparado en casa. Boris y Zhenya le entregan a Dima su parte de las ampolletas que encontraron en la maleta robada y Dima va vertiendo el líquido de las ampolletas que le tocaron en el plato de Fluffy, el gato de su esposa Valya.

La historia de Semyon se desarrolla en el departamento 10 de la calle Reitarska, en Kiev. Semyon vive con su esposa Veronika y trabaja como guardaespaldas para el diputado Gennady Ilyich. Una de sus tareas diarias es recoger los recipientes de leche en el edificio frente al Parque Marinski y llevarlos a un orfanatorio que protege el diputado. Veronika se queja con su nueva amiga Darya Ivanovna, la viuda del farmacéutico asesinado, que su esposo sale en las noches, sin sospechar que el psiquiatra Pyotr Isaevich le había diagnosticado sonambulismo. El farmacéutico asesinado había inventado y elaborado una especie de elíxir milagroso llamado “Anti-Wimp” enfrascado en las ampolletas de la maleta que Dilma y sus compinches robaron.

Tráfico de leche materna, sonámbulos, viudas que “plasticinan” a sus maridos muertos, drogas misteriosas, un súper gato, orfanatorios que fabrican queso, un cura ortodoxo que exorciza casas, una asociación de psiquiatras y farmacéuticos que retan al gobierno postsoviético con un nuevo partido político y una red de compadrazgos, y mucho más de la vida diaria de las personas en un país que recién dejó de pertenecer a la extinta Unión Soviética y que actualmente enfrenta uno de los mayores retos en su historia.

Autor Andrey Yuryevich Kurkov.  Rusia, 1961.

Ficha Andrey Kurkov. The Milkman in the Night. Great Britain: Harvill Secker. 2011. 474 págs.