Charles Cumming. “A Foreign Country”. “En un país extraño”,

Charles Cumming. “A Foreign Country”. “En un país extraño”,

Thomas Kell

A wise man once said that spying is waiting. Waiting for a joe1. Waiting for a break.

A Foreign Country, “En un país extraño”, (2012), del escocés Charles Cumming (1971), es una novela inglesa de espías, y su espía se llama Thomas Kell.

La revista inglesa “The Economist” en su edición de septiembre de 2017, publicó un artículo titulado “Spies like us. To understand Britain read it’s spy novels2, en ocasión de la aparición de la última novela de John Le Carre. El artículo afirma que para entender a Inglaterra, hay que leer sus novelas de espías, que pocos países han estado tan dominados por una sola industria, como Inglaterra en la producción de ficciones de espías. Y que la novela de espías fue inventada por los ingleses: el gran Rudyard Kipling escribió un pormenorizado análisis sobre el “Great Game”3 en su novela Kim; The Secret Agent (1907) de Joseph Conrad; la serie de aventuras de John Buchan4.  Con Somerset Maugham5 y Graham Greene5 se consolida el género. Ian Fleming y John le Carré crearon a los los más famosos “spooks”: James Bond y George Smiley. Y ahora Charles Cumming con Thomas Kell.

Para Thomas Kell “spying is waiting”.  Vive en Londres, tiene cuarenta y dos años, está separado de su esposa, lleva siete meses fuera del MI6, el servicio secreto de inteligencia británico (SIS), es un espía caído en desgracia, un chivo expiatorio de un incidente no muy claro.  En esos meses ha tratado de llevar la vida de un hombre normal, pero lo único que sabe hacer, es ser un espía.  Un ex colega, alto funcionario del SIS, llamado Jimmy Marquando lo contacta y le pide que busque a Amelia Weldon, la mujer que en seis semanas será la nueva jefe del SIS, antes que los actuales dirigentes se percaten de su desaparición.  La mañana de un domingo había avisado que viajaría a París para asistir a un funeral, el siguiente miércoles había enviado un correo electrónico avisando que se tomaría unas vacaciones para tomar un curso de pintura en Niza y desde entonces no se sabía nada de ella.  Su desaparición provocaría una gran crisis para el SIS que tendría serias repercusiones en el establishment.

Con la identidad de Stephen Uniacke, Kell viaja a Niza. Se contacta con otros espías ingleses.  Descubre que Amelia Weldon había viajado a Túnez, donde ella había vivido cuando tenía diecinueve años. En Túnez– Cartago la encuentra y la espía. Amelia se ve con un hombre joven, aparentemente llamado François Malot, Kell descubre que los padres de este joven habían sido recientemente asesinados cuando vacacionaban en Egipto.  Amelia regresa a Londres y Kell, en vez de considerar su misión concluida, decide seguir al tal François Malot, quien había tomado un ferry hacia Marsella.  Durante la travesía Kell consigue que Malot le cuente su historia, se percata que tiene contacto con un hombre de nombre Luc, y una mujer lo trata de seducir.

La novela de Cumming está estructurada en tres partes, un antes, un presente y un después que no defrauda.  Además de ser una muy buena novela de aventuras, lo más interesante es que a través del desarrollo de la original trama, va mostrando los “cómos” de un espía: cómo se llega a ser espía, cómo es la vida de un espía, cómo se inventa una personalidad falsa, cómo se organizan y trabajan los equipos de espías. Y más.

La serie de Thomas Kell está formada por:

  • A Foreign Country, 2012.
  • A Colder War, 2014.
  • A Divided Spy, 2016.

Charles Cumming. Escocia, 1971.

Charles Cumming. A Foreign Country: A Novel (Thomas Kell). New York:St. Martin’s Press. 2012. 368 págs. Kindle Edition.

1Un hombre ordinario.

2 La columna “Bagehot” publicada en la revista inglesa “The Economist”, correspondiente al 9 de septiembre de 2017, se titula “Spies like us. To understand Britain read it’s spy novels” (https://www.economist.com/news/britain/21728650-nature-establishment-agonies-decline-complicated-tug-patriotism-spy).  Según este artículo, la ficción inglesa por excelencia es la novela de espías. Los mejores escritores de novelas de espías son los ingleses, porque usan el género para explorar qué es lo que hace a “Britain British”, entre otras cosas, la obsesión por el secreto, la naturaleza del “establishment”, la agonía por el declive del imperio, el impulso patriótico, la existencia de instituciones secretas, usan frecuentemente un lenguaje privado, tejen duplicidades en política, y ésta está bifurcada entre un gobierno eficiente que opera tras bambalinas y un gobierno que se presenta con gran dignidad. El “establishment” inglés es una maquinaria perfecta para producir secretos mientras produce personas inconformes y desadaptadas que medran en secreto. Conformistas que hacen todo siguiendo las reglas e inconformes que rompen todas las reglas, pero son tolerados porque son parte del sistema. El primer tipo es típico del Foreign Office, el segundo del MI6.

3 Wikipedia: “Historians consider that the Great Game ended on 10 September 1895 with the signing of the Pamir Boundary Commission protocols, when the border between Afghanistan and the Russian empire was defined. The 1901 novel Kim by Rudyard Kipling made the term popular and introduced the new implication of great power rivalry.”

4The Thirty-Nine Steps, Inglaterra 1915.

5Wikipedia:  ““Ashenden: Or the British Agent” is a 1928 collection of loosely linked stories byW. Somerset Maugham. It is partly based on the author’s experience as a member of British Intelligence in Europe during the First World War.”

6Wikipedia: “…such as ““The Confidential Agent, The Quiet American, Our Man in Havana, The Human Factor”, and his screenplay for The Third Man, also show Greene’s avid interest in the workings and intrigues of international politics and espionage.

Dolores Redondo. “Todo esto te daré”. “La trilogía del Baztán”.

Dolores Redondo. “Todo esto te daré”. “La trilogía del Baztán”.

Todo esto te daré

«Todo esto te daré si postrándote ante mí me adoras». —Es lo que el demonio le dijo a Jesús mientras ponía el mundo a sus pies… —susurró Manuel.

“—No puede ser Álvaro, mi marido viajó anteayer por la tarde a Barcelona para reunirse con un cliente. Se dedica al marketing empresarial” , dijo Manuel Ortigosa a los guardias civiles que llegaron a su casa en Madrid para informarle que su esposo había fallecido en un accidente automovilístico en Monforte, en la provincia de Lugo, Galicia, al noroeste de la península ibérica.

Manuel Ortigosa creía conocer a su esposo de diez años, pero al llegar a Lugo se entera que Álvaro Muñiz de Dávila era el mayor de tres hijos de una familia aristocrática, la más rica de Lugo, que desde la muerte de su padre tres años antes era el marqués de Santo Tomé, que lo había nombrado su heredero universal.  Y que no había muerto en un accidente, había sido asesinado.

Después del funeral, en vez de regresar a Madrid, Manuel pregunta y las respuestas no sólo le provocan más preguntas, sino que aumentan su pasmo, su dolor por la pérdida del hombre al que ama y su enojo por su engaño. Se siente solo y traicionado, tiene miedo de encontrar a un Álvaro diferente y se indigna ante la conducta inexplicable de su madre y de su único hermano sobreviviente.  Todos estos sentimientos se mezclan, transforman y modifican el relato de sus descubrimientos, el del primer crimen, el origen de la espiral de verdades ocultas y de otros crímenes, y de los que parece que su investigación provoca.

Manuel va reconstruyendo la historia de Álvaro, un padre autoritario, una madre cruel, dos hijos menores, el débil Santiago casado con la fuerte Catarina, a quien su suegro le había construido el más moderno invernadero donde pudieran crecer gardenias.  Y el drogadicto Fran, del que todos decían que se había suicidado, menos Elisa, la joven madre de su hijo Samuel, al que no llegó a conocer.

Manuel relata sus pláticas, recorridos, viajes. Y escribe. Conversa en la cocina del pazo con la vieja Herminia, que ha criado a los tres hijos como propios; con Damián, el guardés; con Vicente en el invernadero. Recorre el pazo, la casa familiar, una mansión señorial en el pazo de As Grileiras, “concebidos para ser totalmente autónomos. Ya vio que tiene su iglesia y su cementerio, como un pequeño pueblo independiente. As Grileiras cuenta con sus propios pozos de agua, tierra de labranza, vacas , cerdos y ovejas en una granja aledaña a unos dos kilómetros , un molino de agua y hasta su propio trujal…”   Viaja por el río Sil con el enólogo Daniel Mosquera a los viñedos escalonados de la Ribeira Sacra, participa el día de la vendimia, visita las bodegas de vino,  admira la etiqueta de las botellas con el nombre del vino “Heroico” que reproduce la escritura de su amado Álvaro.  Se encariña con el pequeño Samuel y disfruta la complicidad con el padre Lucas, el amigo de toda la vida de la familia Muñiz de Dávila y con el teniente Nogueira de la Guardia Civil, con quienes recorre toda la región.

Todo esto de daré (2016) está narrada como una saga de familia, con el suspenso de una novela policiaca, y explicada a través de un crimen oculto, cometido en un momento de excepción, origen de las profundas transformaciones psicológicas de los involucrados.  La autora, Dolores Redondo, vuelve a convertir el paisaje en un personaje, recrea las tradiciones locales y nos transmite su gusto por la “palabra” que hace que el relato se transforme según los sentimientos del narrador, un escritor para quién la escritura era su palacio interior, con sus sitios secretos y con “los lugares más bellos formando parte de un conjunto de ilimitadas estancias que él recorría, riendo, corriendo descalzo , deteniéndose”.

“Docenas de veces le habían preguntado por qué escribía…escribía para tener una tregua, un armisticio que duraba el tiempo en que era capaz de volver al palacio, el único lugar en el que la inmensa tristeza no podía entrar y en el que, sin embargo, no traicionaba su promesa. No hubo una decisión, no fue premeditado, no fue la culminación de un deseo que hubiese albergado siempre. Nunca soñó con ser escritor. Un día se sentó ante la página en blanco y comenzó a escribir… Así descubrió el palacio. Regresaba allí con sólo desearlo, y aquel remanso de felicidad, de perfección, le inspiró y cuidó de él proporcionándole aquel manantial quizá inagotable de palabras nuevas”.

Autor Dolores Redondo. España. 1969.

 Dolores Redondo. Todo esto te daré. España: Planeta.  2016. 624 págs. Kindle Edition.

“Trilogía del Baztán”: El guardián invisibleLegado en los huesos  y Ofrenda a la tormenta“.

Detective CHICA Amaia Salazar

Parece una mantecada, o… —Es un txantxigorri —intervino Amaia—. Es un pastel típico de esta zona, aunque éste es más pequeño que los que suelo ver. Pero es un txantxigorri, sin duda. Manteca, harina, huevos, azúcar, levadura y chicharrones fritos para hacer una torta, una receta ancestral.

Homicidios de niñas-jóvenes, violación de iglesias y defunciones de bebitas que sólo se pueden investigar si se tiene presente el muy complejo contexto, son narrados por Dolores Redondo (San Sebastián, 1969), en las mil doscientas diez páginas de  la “Trilogía del Baztán” (2012-2014) : El guardián invisible, Legado en los huesos  y Ofrenda a la tormenta“.  Crímenes infames que sólo pueden ser investigados por alguien capaz de captar lo real y lo fantástico, apoyarse en la ciencia sin menospreciar lo mágico y entender las leyendas mitológicas ancestrales repetidas por generaciones en el valle del Baztán.

La forma como fueron encontrados los cuerpos de las niñas-jóvenes, en el bosque, con un brazo amputado, sugería un crimen ritual.  Lo mismo sugería la violación de la iglesia, donde los perpetradores habían dejado huesos humanos que al analizarse científicamente resultaron ser “mairu-beso”, en euskera “brazos del esqueleto de bebitas”.  Y el descubrimiento de que durante más de treinta años se habían reportado defunciones de bebitas por “muerte de cuna”.

Amaia y  sus colegas logran ubicar los crímenes a lo largo del río del Baztán.  Descubren otros crímenes sucedidos desde décadas atrás, rastrean testimonios de la presencia de sectas secretas en la zona y rumores de prácticas de rituales satánicos en el bosque navarro,  cuidado por el “basajaun”, habitado por las brujas o “belagiles” y donde se encontraba la cueva de “Mari”, la madre naturaleza. Los crímenes presentaban patrones comunes de historias familiares,  abuso, depresión, dominación y manipulación de profesionales y funcionarios. Y madres como la madre de Amaia Salazar, jefe de homicidios de la Policía Foral de Navarra.*

Son extraordinarias las descripciones de los recorridos de Amaia por el valle y el río del Baztán, sus traslados entre Pamplona y Elizondo, su lugar natal, sus caminatas por las calles centenarias y sus edificios históricos en las dos ciudades, sus excursiones por el grandioso bosque, buscando pistas en los símbolos repetidos por la memoria colectiva y relacionándolos con los crímenes que investiga.  La narración transmite el clima húmedo, lluvioso, frío, que enloda las botas y moja los “plumíferos” y que por contraste, hace más amables los ambientes cálidos, con olor a comida y dulces de la casa familiar de la tía Engrasi, la echadora de cartas, donde la espera su enamorado esposo, el escultor norteamericano James Westford, su hijo recién nacido, su hermana Ros. Y también, algunas veces, su hermana Flora. Sus hermanas mayores habían continuado la tradición familiar de seis generaciones de Salazar en Elizondo y habían hecho de “Mantecadas Salazar” una de las fábricas de dulces más exitosas de Navarra y España.

Pero la infancia de Amaia no había sido dulce y sufría de terribles pesadillas consecuencia de las vivencias más tristes que una niña pudo haber tenido.  Ya policía, entró a un programa en Quantico, con el FBI, donde se especializó en métodos, perfiles psicológicos y antecedentes de asesinos. Pero el programa no la prepararó para enfrentarse a asesinos tan poderosos, a perpetradores que se suicidan dejando como mensaje la palabra “Tarttallo” -otra figura proveniente de la mitología vasco-navarra- y a manipuladores capaces de inducir a alguien a cometer crímenes aberrantes como el que ella misma había sido víctima.

La trilogía de Dolores Redondo se nutre de la historia milenaria navarra, del habla euskera, de bosques,  de humedad y lluvia y del río.   Del río  Bidasoa que recibe el nombre de Baztán en su tramo inicial y que es uno de los  protagonistas de esta historia.

*La región Navarra está situada en el norte de España, tiene frontera con Francia. La “Comunidad Foral de Navarra” hace alusión al carácter ancestral de su organización jurídica como una comunidad autónoma y un régimen peculiar basado en derechos históricos.  Región habitada desde la época preromana el nombre de Pamplona, la capital, refleja la presencia romana (originalmente Pompaelo, por el emperador romano Pompeyo).

Autor Dolores Redondo. España. 1969.

Ficha Redondo, Dolores. Trilogía del Baztán. España: Grupo Planeta. 1210 páginas. 2014. Kindle Edition.

Dolores Redondo. El guardián invisible. España: Destino. 2012. 440 páginas.

Dolores Redondo. Legado en los huesos. España: Destino. 2013. 560 páginas.

Dolores Redondo. Ofrenda a la tormenta. España: Destino. 2014. 544 páginas.

Hideo Yokoyama. “Six Four”

Hideo Yokoyama. “Six Four”

Yoshinobu Mikami

Hideo Yokoyama (Japón, 1957) es el autor del thriller Six Four, publicado originalmente en 2012 con el título 64 Rokuyon.  “Six Four” es el nombre de un caso no resuelto, en el que Yoshinobu Mikami, el protagonista y narrador de esta novela, había participado catorce años antes como detective. Con detalle y desesperación y casi al borde la extenuación, Mikami va relatando los diversos e intrincados sucesos acontecidos durante una semana, y los profundos dilemas morales y definición de lealtades a los se vio expuesto.

“Six Four” hace referencia al año 64 del periodo Showa*, año del fallecimiento del último emperador japonés. El 5 de enero de ese año de 1989, una niña de seis años llamada Shoko Amamiya, había sido secuestrada. Luego de que el padre pagara el rescate, había aparecido su cadáver. El caso nunca fue resuelto.

Contra sus deseos el detective Yoshinobu Mikami de 46 años, casado y con una hija de dieciséis años,  había sido recientemente nombrado jefe de prensa y responsable de las relaciones con los medios, de la “Prefectura D” de una ciudad japonesa.  La información que debería recibir para cumplir sus funciones no estaba fluyendo, era incompleta y sujeta a muchas restricciones, situación que le estaba provocando fuertes enfrentamientos con la prensa.  Ante la amenaza de una serie de medidas de protesta, Mikami, como buen detective, decide buscar él mismo la información que no le dan los mandos superiores y así va descubriendo una disimulada, pero muy feroz pugna, entre el Departamento de Asuntos Administrativos del cual él depende como jefe de prensa, y el Departamento de Investigaciones Criminales, donde había sido investigador por más de 20 años.

Además, Mikami y su esposa Minako estaban viviendo una tragedia personal.  Su hija Ayumi padecía de dismorfofobia**, culpaba a su padre por su parecido con él y había desaparecido tres meses antes.  Unas llamadas silenciosas recibidas días antes habían avivado sus esperanzas al pensar que tal vez era la hija que quería escuchar sus voces. Tres llamadas las había contestado la esposa y la última Mikami.

Cuando sus jefes en Asuntos Administrativos le piden que organice la visita del Comisionado General Kozuka, de la Agencia Nacional de Policía de Tokio, con el padre de la niña secuestrada y asesinada catorce años antes, se intensifica la ya la difícil relación con Investigaciones Criminales, responsables de que el caso no se hubiera resuelto.  Mikami visita a Amamiya, recientemente viudo, rinde sus respetos ante el retrato de la esposa en el altar budista, pero no logra convencerlo de recibir al Comisionado General, lo que lo lleva a buscar a los detectives que participaron en el caso catorce años antes encontrando ciertas irregularidades, como una llamada del secuestrador que la policía no grabó.

Los conflictos entre los dos departamentos de policía y el suyo con la prensa, parecen estar a punto de estallar cuando hay un nuevo secuestro, el de una joven, casi idéntico al de catorce años atrás.  Además, otras personas habían estado recibiendo llamadas silenciosas.

Hideo Yokoyama. Japón. 1957.

Hideo Yokoyama.  Six Four: A Novel. USA: Farrar, Straus and Giroux. 2017. 576 páginas. Kindle Edition.

 

*Wikipedia: “…periodo Shōwa, periodo de la historia japonesa correspondiente al reinado del emperador Shōwa (Hirohito) que abarca desde el 25 de diciembre de 1926 al 7 de enero de 1989”.

**Wikipedia: “El trastorno dismórfico corporal (TDC) (anteriormente conocido como dismorfofobia) es un trastorno somatomorfoque consiste en una preocupación fuera de lo normal por algún defecto, ya sea real o imaginado, percibido en las características físicas propias (autoimagen). Si dicho defecto existe, la preocupación y ansiedad experimentada por estas personas es excesiva, ya que lo perciben de un modo exagerado. El afectado puede quejarse de uno o varios defectos: de algunas características vagas, o de su aspecto en general (global), causando malestar psicológico significativo que deteriora su desempeño social o laboral, hasta el punto de manifestar síntomas ansioso-depresivos severos, el desarrollo de otro trastornos de ansiedad y aislamiento social”.

Daniel Silva

Daniel Silva

Detective CHICAGabriel Allon

El tema de la novela The Black Widow  (2016) de Daniel Silva (E.U., 1960) es ISIS. Es la décimo sexta de la serie de Gabriel Allon, restaurador de arte, “la leyenda”, el gran espía israelí, al que todos creen muerto, reclutado por Ari Shamron para colaborar con “Mossad“,“the Office“, la oficina de inteligencia israelí.

“What did Qassam do before he got into the moving business?” “IT.” “Why are so many of them in IT?” “Because they don’t have to study un-Islamic subjects like English literature or Italian Renaissance painting.” “All the things that make life interesting.” “They aren’t interested in life, Eli. Only death.”

Después del brutal ataque terrorista al Centro Isaac Weinberg para el estudio del antisemitismo en Francia, ubicado en la calle de Rosiers, en París, en la Dirección para la seguridad interna de Francia y en el centro de inteligencia israelí “The Office”, en Tel Aviv, estaban seguros de que habría otro ataque terrorista, más brutal, tal vez en América y tal vez en la ciudad de Washington en ocasión de la visita del presidente francés.  Descubren que uno de los terroristas del atentado en París era una mujer francesa de veintinueve años, de nombre Safia Bourihane, convertida en una “viuda negra” por ISIS.  Más de quinientas mujeres occidentales se habían unido a ISIS, una de cada cuatro de esas mujeres se casaban con musulmanes destinados a perpetrar actos suicidas y eran adoctrinadas y envenenadas para convertirse en vengativas “viudas negras”, a las órdenes incondicionales de “Saladino”, en este momento, el jefe máximo de ISIS.

Gabriel Allon, convence a los servicios de inteligencia francés, jordano e inglés, para adelantarse a los acontecimientos y preparar una “viuda negra” e infiltrarla en la red de Saladino, y con ello, tal vez, evitar otra masacre.  La estrategia de infiltrar a una “viuda negra”, significó que había que reeducarla en los fundamentos del islam, que abarcan absolutamente todos los aspectos de la vida de una persona, con un sinfín de “haram”, lo prohibido por la ley islámica.  Y ya infiltrada, significó que la “viuda negra”, tuviera que educarse como terrorista, en un campo terrorista de ISIS.

La mujer que los israelíes reeducaron e infiltraron y que ISIS entrenaba para convertirse en “viuda negra”, era una médico judía de origen francés.  Después de pasar un tiempo en el campamento de entrenamiento de ISIS en la ciudad de Palmira, la trasladan a donde encontraría a un hombre gravemente herido.  Era el hombre al que conocían por Saladino, el jefe máximo de ISIS, el “Islamic State of Iraq and al-Sham” o”Islamic State of Iraq and Syria”, el movimiento islámico terrorista que había declarado la creación de un nuevo califato y que para 2016 incluía partes de Iraq y Siria, con Raqqa como su capital en el noreste de Siria.  La misión de ISIS era redibujar el mapa de todo el Cercano Oriente, el dominio de un estado sunita y, como Saladino en el siglo doce, liberar a la ciudad de Jerusalén.

En su misión de detener a los yihadistas, Gabriel Allon logra que converjan los altos mandos de las agencias de inteligencia de Jordania (“Mukhabarat”, la palabra árabe que se utiliza para designar los servicios secretos en los países árabes), la DGSI francesa, el MI5 y MI6 ingleses, la CIA junto con la NSA, The National Security Agency y “The Office” (“Mossad”).

La historia de los yihadistas parece ser la misma: historias de desilusión y de insatisfacción, perdedores convertidos en radicales, para los cuales el Islam es su salvación y su paraíso, e ISIS su propósito,

“…It was a powerful message for which the West had no antidote…

 ISIS has no need to insert terrorists into Western Europe because the potential terrorists are already there…”

 Daniel Silva. The Black Widow (Gabriel Allon Series Book 16) USA: HarperCollins. 2016. 517 págs. Kindle Edition.

The English Spy

Si bien la novela de Daniel Silva (E.U., 1960) The English Spy (2015) empieza en el Caribe cuando una bomba explota en el yate donde estaba vacacionando la ex esposa del príncipe de Inglaterra, la verdadera trama de esta novela es la venganza: la de Allon, la de Keller, y la del presidente de Rusia.

Graham Seymour, jefe del MI5, reúne al israelí Gabriel Allon y al inglés Christopher Keller con el fin de atrapar al temible terrorista Eamon Quinn: ex IRA; experto en bombas e instructor en Libia; el cerebro del acto terrorista del IRA en Omagh (Irlanda); mercenario a las órdenes del VEVAK, el servicio de inteligencia iraní; del Hezbollah (Líbano), del Hamas (Palestina), de Al-Qaeda (Arabia), y en esta novela al servicio del SVR, el Servicio de Inteligencia Extranjero Ruso.

Gabriel Allon, restaurador de arte, espía y asesino israelí, trabaja para el Mossad “the Office“, la oficina de inteligencia israelí.  Christopher Keller fue miembro del SAS “Special Air Service” y estuvo en Irlanda durante “The Troubles”, cuando esa región era la más peligrosa del mundo. Ambos tienen motivos personales para ver muerto a Eamon Quinn y aceptan la misión de encontrar a la amante del Primer Ministro del Reino Unido.  Gracias a las fuentes y a los recursos de los sistemas de inteligencia inglés, el MI5 y el MI5, con sus complicidades y antagonismos, descubren  que la mujer había sido  secuestrada por Quinn, por encargo del SVR y del mismo presidente ruso. Una cadena de violentos sucesos llevan a Allon y a Keller a perseguirlo por Italia, Portugal, Alemania, Londres e Irlanda.

The English Spy sigue las fórmulas de los best-sellers, transformando sucesos actuales en ficciones que suceden en contextos reales, con conflictos posibles e interesantes descripciones de las colaboraciones o enfrentamientos entre los sistemas de inteligencia de varios países. Mucha violencia, súper-súper espías que están entrenados y especializados en todo, y digamos, son “buenos” asesinos que no fallan; y un malo, malo, malo, a las órdenes de los villanos del momento.  Lamentablemente pudieran reflejar algunas realidades pues parece que no hay semana que no sepamos de algún atentado terrorista con muertos en algún lugar del planeta.

 The English Spy es la decimoquinta novela de dieciséis de la serie de Gabriel Allon. De fácil lectura, con un ritmo rápido porque suceden muchas cosas, y divertida, si uno no se pone exigente tratando de entender cabalmente las varias tramas, los muchos y diferentes lugares, las conexiones entre los personajes y esperando que como best-sellers al final todo se resuelve.

Autor Daniel Silva. Estados Unidos.  1960

FichaDaniel Silva. The English Spy. Estados Unidos: HarperCollins. 2015. 496 págs. Kindle Edition.

Anthony Horowitz. “Magpie Murders”

Anthony Horowitz. “Magpie Murders”

Atticus Pünd – Susan Ryeland

Magpie Murders (2017) de Anthony Horowitz (Inglaterra, 1956) es una novela de detectives doblemente interesante: hay un doble enigma al estilo “whodunnit” y es un casi tratado de las características del estilo clásico de las novelas de detectives.

Hay una trama, dentro de otra trama, una contemporánea y la otra ubicada a finales de los años cuarenta; dos crímenes, dos asesinos y, por supuesto, dos detectives. Y sólo descubriendo al primer asesino, se podrá descubrir al otro asesino.

Hacia la mitad del libro, sabemos que la narradora se llama Susan Ryeland y que es la editora en jefe de ficción de Cloverleaf Books.  Charles Clover, su jefe le había dado el último libro de Alan Conway, el principal autor de la editorial y ambos habían pasado el fin de semana leyendo Magpie Murders, la que sería la última entrega de la serie del detective de origen alemán llamado Atticus Pünd, a quien su autor lo había condenado con una enfermedad terminal.  El lunes siguiente se enteran que Alan Conway se había suicidado, tal vez porque sufría una enfernedad terminal, y que a su novela Magpie Murders le faltaban los últimos capítulos. Susan, contrariando a su jefe Charles Clover, se pone a investigar la muerte del autor para encontrar los últimos capítulos del libro y, por supuesto, descubrir el asesino de la novela.

I grew up on Agatha Christie and when I’m on a plane or on a beach there’s nothing I’d rather read than a whodunnit. I’ve watched every episode of Poirot and Midsomer Murders on TV. I never guess the ending and I can’t wait for the moment when the detective gathers all the suspects in the room and, like a magician conjuring silk scarves out of the air, makes the whole thing make sense. So here’s the bottom line. I was a fan of Atticus Pünd. I didn’t need to be a fan of Alan Conway too.

Horrowitz logra crear dos ambientes paralelos semejantes en muchos aspectos y duplicar el enigma y el suspenso.  Reproduce esa parte íntima de las novelas de detectives inglesas clásicas, las del estilo “whodunnit”, con pocos personajes, pero  complicados;  el mismo contexto de los casi ideales pueblos ingleses; todos con motivo y oportunidad; y en las que al finalizar, siempre se sabe quién es culpable. Porque en el “whodunnit” “absolutamente todo tiene que ser completado”, por eso Susan tiene que encontrar los últimos capítulos y en su búsqueda,  vamos leyendo con ella la novela de Conway, conocemos sus interpretaciones y observaciones sobre todo lo que se debe saber de este estilo, y además, participamos en su investigación de la muerte de Conway.

…you can’t beat a good whodunnit: the twists and turns, the clues and the red herrings and then, finally, the satisfaction of having everything explained to you in a way that makes you kick yourself because you hadn’t seen it from the start…

…the first law of whodunnits that the most likely suspect never turns out to be the killer.

…Why is it that we have such a need for murder mystery and what is it that attracts us – the crime or the solution?

…the detective enjoys a , indeed  a unique relationship with the reader. Whodunnits are all about truth: nothing more, nothing less. In a world full of uncertainties, is it not inherently satisfying to come to the last page with every i dotted and every t crossed? The stories mimic our experience in the world. We are surrounded by tensions and ambiguities, which we spend half our life trying to resolve, and we’ll probably be on our own deathbed when we reach that moment when everything makes sense. Just about every whodunnit provides that pleasure. It is the reason for their existence. It’s why Magpie Murders was so bloody irritating.

…Of course, it’s the first rule of whodunnits that you discard the most obvious suspect.

 Anthony Horowitz. Inglaterra, 1956.

 Anthony Horowitz. Magpie Murders: A Novel. New York: HarperCollins. 2007. 496 págs. Kindle Edition.

!Bienvenidos los comentarios! : losdetectivesdeanapetrook@gmail.com

Back to top